Translate

lunes, 26 de marzo de 2018

¿Se riza tu tejido a dos agujas? Consejos para evitarlo

Normalmente publico posts relacionados con el ganchillo, pero en esta ocasión, voy a hablar sobre el tejido con dos agujas.

Hace unos días leí un artículo con consejos interesantes para evitar que tu tejido se curve por los bordes cuando empleamos el punto derecho-revés (puedes leer el artículo completo en inglés AQUÍ).

Esto es algo que occurre sobre todo entre principiantes, pero también es frecuente entre tejedores avanzados y suele generar frustación porque impide ver el tejido al completo.

El temido rizo en la labor tiene que ver con el tamaño y la forma de los puntos. La vuelta del derecho del tejido (el lado que forma las puntadas en forma de V) es más corto y ancho que la vuelta del revés (el lado con las protuberancias). Debido a que en este tipo de labor  todos los puntos van en la misma dirección, no se obtiene el mismo equilibrio de puntadas. El resultado es que el tejido se curva. Esto se observa especialmente al tejer bufandas. La curva es un problema sobre todo en las bufandas.

Para que esto no ocurra hay varias soluciones.

1. Añadir un borde al tejido con puntos del derecho.

El punto santa clara o punto bobo (todos los puntos se tejen del derecho) es el primero que aprendemos  y tiene la ventaja de que no se curva en los bordes. Añadir unos bordes con este tipo de punto es una técnica sencilla y fácil de aplicar. Dos o tres puntos en cada borde serán suficientes. Esta es la que uso normalmente. 




2. Bloqueo húmedo

Es un técnica útil con hilos poco pesados. Se trata de humedecer con un spray o aplicar vapor al tejido. Yo prefiero esto último. Se trata de fijar el tejido con alfileres a una toalla mullida (puedes doblarla). Se Aplica vapor con la plancha pero SIN TOCAR EL TEJIDO. Luego se deja secar con los alfileres. Se puede repetir el proceso si es necesario. 

3. Puntada acanalada

O lo que es lo mismo: tejer  los bordes con punto elástico. Es una variante de la primera opción.



4.  Coser una pieza de tela

Si optas por esta solución, trata de elegir una tela de un peso similar al hilo o lana que uses. A mí me gusta especialmente para las mantas de sofá. También queda bien un ribete de ganchillo.





5. El rizado realmente no te importa

Que el tejido se curve no es el fin del mundo. Si estás tejiendo, por ejemplo,  una chaqueta,  cuando las piezas se unen no se aprecia si los bordes se han rizado o no.

Elige la opción que más te interese y disfruta del tejido.

viernes, 16 de marzo de 2018

Tejer es bueno para tu salud

Mucho se ha hablado y publicado sobre los beneficios del crochet o ganchillo en la salud. ¿Es necesario hablar más de ello? Yo creo que sí. Porque surgen dudas y siempre es interesante hablar de todo lo que nos ayude a mejorar. Es esencial ponerse al día y compartir infomación útil.

Personalmente, desde que he retomado el crochet, duermo mucho mejor. Yo lo atribuyo a la concentración que requiere realizar el trabajo y, por tanto, olvidarme de otros problemas que pueden afectar al sueño (suelo trabajar por la tarde-noche). 

Pero tejer ayuda a otros aspectos de la salud. Entre sus beneficios, Katrhyn Vercillo relata en Crochet Saved My Life: The Mental and Physical Benefits of Crochet las ventajas para las personas que sufren depresión, esquizofrenia y dolor crónico entre otras. Pero, sobre todo, hace hincapié en la depresión y recoge testimonios de otras mujeres. Su propia experiencia es bastante intensa. Todavía no he podido leer el libro al completo, solo algunos fragmentos, y me ha impresionado mucho.


Fuente: Pixabay

Ester Corrales Baz, directora de Salut Rural explica que "a nivel internacional existen iniciativas muy interesantes desde los Sistemas de Salud públicos y privados que incorporan actividades de manufactura como tratamiento a prescribir por los profesionales de la salud. El ganchillo favorece movimientos bilaterales, rítmicos y coordinados que se automatizan con la práctica y que permiten mantener una conversación simultánea o entrar en un estado meditativo mientras se disfruta de la actividad". Añade, además, que "el color y la textura de la lana y el hilo son otros dos elementos esenciales en la experiencia de hacer ganchillo. Son grandes estimuladores y, a la vez, ayudan a la relajación".

"El ganchillo permite desarrollar al máximo la creatividad, aumentado de manera progresiva las habilidades que ayudan a la integración en un grupo hasta liderarlo y consolidar vínculos y sentimientos de pertenencia. Hacer algo por uno mismo, y a mano, promueve la seguridad y autoestima".

Se han hecho algunos estudios sobre los beneficios terapéuticos en la salud mental en personas mayores. De estos se extrae la conclusión de que mejora el funcionamiento cognitivo y la autoestima. También puede ayudar a las personas con trastornos alimentarios, al reducir los niveles de ansiedad.


Fuente: Pixabay

 La doctora Leiva, médico anestesista, acupuntora y especialista en dolor, me confirma que   el crochet puede ser muy beneficioso para los pacientes con dolor crónico, ya que esta actividad, cognitivamente compleja, produce una gran liberación de endorfinas y motivación. Además, activa a los centros de aprendizaje y de memoria (que quedan "secuestrados" por el dolor crónico) ayudando a un reentrenamiento y desplazamiento del dolor.

A mi pregunta sobre los beneficios en pacientes con Alzheimer, la doctora Leiva se mostró más cauta, por las áreas que se destruyen en este tipo de enfermedad, pero dependiendo de lo avanzado de la enfermedad y con cuidadores que tutoricen la actividad del paciente, puede ser beneficioso. 


Fuente: Pixabay


Si queréis saber más sobre los beneficios del ganchillo o crochet, la página web Stitchlinks (en inglés) ofrece información muy completa al respecto, desde cómo tejer ayuda en diferentes patologías hasta consejos posturales, pasando por los beneficios que se obtienen en educación. Su objetivo principal es promover la costura y el tejido de punto terapéutico, fomentar actividades para mantener a las personas mentalmente activas, motivadas y comprometidas socialmente.

No sé si en español hay una página como Stichlinks. Si lo descubro, os lo contaré.

La otra cara de la moneda

Hasta ahora hemos expuesto los beneficios. Sin embargo, tejer, sobre todo si no tomamos unas sencillas precauciones, puede acarrear también problemas como:

-Síndrome del túnel carpiano.

-Dolor de cuello y espalda.

            Solución:  pequeños descansos y suaves ejercicios de estiramientos.


Fuente: Pixabay


-Aumento de peso. Tejer sí; 10 horas seguidas sin hacer ejercicio, no.
Solución: No te pases el día tejiendo. Camina, corre, nada...

-Problemas de vista
Para evitar la fatiga visual, realiza pequeños descansos, trabaja con una buena lupa (yo la tengo), no entrecierres los ojos y enfoca la vista cada veinte minutos a algo más lejano. Si usas patrones, que tengan letra legible y buen tamaño.

-Problemas de piel
No debemos mojarnos las manos inmediatamente después de tejer (el cambio brusco de temperatura es malo para los huesos). Es recomendable mantener la piel humectada (puede rozarse un poco por el uso constante de agujas). Yo tengo la piel muy sensible y de vez en cuando, una manicura viene fenomenal para mantener las manos bonitas y la piel en perfectas condiciones. Después de toda una tarde tejiendo, suelo darme un poquito de nivea antes de acostarme.




-Hay otro "problemilla" por ahí, y es que te vuelvas completamente adicta (o adicto) y toda tu casa sea de crochet. Sabemos cuándo empezar pero a veces nos cuesta parar. Recordad: no debemos forrar de crochet al marido, esposa, novia o novio.


Si tenéis alguna historia relacionada con la salud y el crochet, o la calceta y la costura, os animo a compartirla.


                                                     
Salud y ¡feliz crochet!


jueves, 1 de febrero de 2018

5 patrones en español para tejer a Cupido

Con San Valentín a la vuelta de la esquina, apetece tejer amor, mucho amor, y  nada tan amoroso como Cupido.

En este post os dejo cinco patrones en español gratuitos para que tejer a Cupido con diferentes técnicas: amigurumi, aplique o tapestry. ¿Os apetece empezar a tejer?


Galagurumis 
Galagurumis es un blog donde podrás encontrar un montón de ideas para tejer tus amigurumis. Este Cupido con su rizos azules enamora a primera vista y el detalle de las plumas para las alas es muy original. El patrón está muy bien explicado y además incluye  información  sobre su origen para que lo conozcamos un poquito mejor. Es todo un plus.


Cupido dispuesto a enamorarte. Foto vía Galagurumis.



Bajo una seta

En el blog Bajo una seta también encontramos a Cupido dispuesto a lanzarte las flechas del amor. Además del patrón incluye fotografías con el paso a paso.

Las flechas del amor. La foto pertenece al blog Bajo una Seta.

Si no apetece tejer un amigurumi, o necesitas algo más pequeño en Patrones para crochet tienes un gráfico para un aplique. En el mismo enlace hay otro tipo de trabajos, desde la Torre Eiffel hasta animalitos y flores.

Para un trabajo tipo "tapestry" en Pinterest encontramos un gráfico para tejer un Cupido o un ángel con alas. Con este tpatrón, la imaginación es tu límite e incluirlo en cualquier prenda que se te ocurra. También puedes usar el gráfico para encaje de red.

Hasta aquí hemos visto varios patrones escrito, pero si prefieres un videotutorial Alas de Hada comparte en Youtube cómo tejerlo. Es un tutorial de casi cincuenta minutos, donde explica el patrón con mucho detenimiento. Seguro que lo disfrutarás.

 Espero que con esta selección podáis encontrar el patrón que os inspire.

Nos vemos tejiendo.

NOTA: Este post solo pretender difundir los maravillosos trabajos sin ánimo de lucro.







lunes, 15 de enero de 2018

Cupcake de crochet

Lo mejor que tiene este cupcake es que te lo pasas tan bien haciéndolo como una con harina y azúcar pero no engorda nada de nada.

Lo puedes usar como aplique, broche, imán para la cocina... la imaginación no tiene límites.

Apenas si se necesita material, porque mide 8 centímetros de alto, incluyendo la guinda, y 6,5 de lado a lado. Los colores de la fotografía son orientativos, porque en cualquier color que lo hagáis quedará bonito.



Empezamos tejiendo seis cadenetas más una de subida. Tejemos ocho vueltas en punto bajo, haciendo una vuelta en cada extremo en todas las vueltas. Cortamos el hilo, dejando un cabo un poquito largo y cambiamos al color blanco (o a cualquier otro de tonos suaves).

Tejemos en punto piña, cada dos puntos de la vuelta anterior, salvo en los extremos, que hacemos dos puntos piña seguidos. En la fotografía se aprecia mejor este detalle. En las vueltas 2, 3 y 4 seguimos con punto piña, saltándonos el primer punto, así conseguimos las disminuciones necesarias.

Para que los bordes queden más limpios, hacemos una vuelta en punto deslizado alrededor de todo el cupcake.

Ahora solo queda la guinda. Yo la hice en hilo rojo más delgado, con un ganchillo del número 1,5. Se trata de un punto piña de diez lazadas, en lugar de las tres que normalmente lleva. Si usáis hilo más grueso, haced menos lazadas.


Si usáis el cupcake como broche, recomiendo pegarle un poco de fieltro un poquito más pequeño que el pastel en la parte trasera para que no se doble. También es aconsejable usar fieltro si queréis un imán para el frigorífico. Hay imanes adhesivos que se pueden encontrar en las tiendas de manualidades.

¿Os animáis a tejer un cupcake? ¡Solo os llevará 20 minutos!

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 2 de noviembre de 2017

Calcetines calados de ganchillo

No suelo tejer calcetines de ganchillo,  pero el fin de semana pasado me animé con un resto de lana de otro trabajo y me hice unos calcetines cortos calados. En una tarde terminé una par y ya me apetece tejer otros.



Los calcetines de la foto están tejidos con lana, pero se puede cambiar por algodón. Mi consejo es utilizar un material suave, agradable al tacto. El patrón es para una talla 38. Si quieres los calcetines de una talla mayor, aumenta el número de vueltas con aumento, disminúyelas si quieres una talla más pequeña.


Materiales:
-50 gramos de lana o algodón para un ganchillo del número 3,
-marcador de vueltas.

Patrón:
1: Hacer un anillo mágico de 8 puntos.
2: 1 aumento en todos los puntos de la vuelta anterior (16 puntos).
3: 1 punto, 1 aumento. Repetir hasta el final de la vuelta (24 puntos).
4: 2 puntos, 1 aumento. Repetir hasta el final de la vuelta (32 puntos).
5: 3 puntos, 1 aumento. Repetir hasta el final de la vuelta (40 puntos).
6-7: Tejer sin aumentos.
8: En el mismo punto, tejer dos varetas (la primera vareta se forma con tres cadenetas), una cadeneta, dos varetas. Saltar tres puntos y en el cuarto, dos varetas, una cadeneta, dos varetas. Saltar cuatro puntos y en el quinto, dos varetas, una cadeneta, dos varetas. Seguir con esta misma secuencia hasta acabar la vuelta.  Debes tener nueve grupos de varetas.
9-20: En cada cadeneta de la vuelta anterior, tejer dos varetas, una cadeneta, dos varetas.

Ahora toca tejer el talón. Doblar el calcetín por la mitad dejando el marcador de vueltas en el centro. En la esquina enganchamos el hilo o la lana. Hacer 7 puntos bajos, 1 cadeneta, girar el tejido.

Repetir el siguiente procedimiento hasta llegar al punto antes del marcador de vueltas: empezamos la vuelta con un aumento. Hacemos puntos bajos hasta llegar al último punto de la vuelta donde se hace otro aumento. Hacer un punto deslizado en el siguiente punto del calcetín. Como decía, repetimos este paso hasta tener ocho vueltas.

21. Coincidiendo con la línea del talón, hacemos una disminución (dos varetas) y seguimos tejiendo la secuencia de la vuelta nueve hasta llegar hasta la otra línea del talón, donde se hace una disminución. En los puntos bajos del talón, hacemos dos varetas, una cadeneta, dos varetas. Saltamos tres puntos y repetimos.
22. En la línea del talón hacemos una disminución y seguimos tejiendo siguiendo la secuencia anterior, hasta llegar al otro extremos y hacemos otra disminución.
23-28. Seguimos tejiendo la secuencia de la vuelta nueve.
29.  Hacemos dos cadenetas y tejemos una vuelta de medias varetas.
30. Seguimos con una media vareta en todos los puntos de la vuelta anterior, cogiendo primero sólo la mitad de delante de los puntos y luego la de detrás, alternando en cada punto, para formar el elástico y cerramos el tejido.

¿Ya has empezado a tejer tus calcetines?

lunes, 2 de octubre de 2017

4 marionetas para Halloween de ganchillo

 ¿Se acerca Halloween y no sabes qué tejer? No te preocupes, hay proyectos fáciles y rápidos, como unas marionetas de dedo, con las que podrás aprovechar, además, pequeños restos de otros trabajos.

Seguro que a los peques de la casa les encantarán. Un consejo: si son demasiado pequeños o tienen tendencia a "saborearlo" todo, es mejor sustituir los ojos móviles (los de la fotografía) por ojos de seguridad, o bordarlos. Con esta última opción los ojos no se desprenderán si los muerden.


NOTA: Todas las marionetas están tejidas en unto bajo y de forma circular, así evitamos las costuras, por lo que es importante colocar el inicio de cada vuelta con un marcador de vueltas. El tamaño de los patrones está pensado para adulto.

Fantasma
Materiales
-Hilo blanco y ganchillo del número 2,5.
-Marcador de vueltas.
-Ojos móviles pequeños.
-Fieltro negro.
-Pegamento para textil.

Patrón
1. Anillo mágico con seis puntos bajos.
2. Un aumento en todos los puntos.
3. Un aumento, dos puntos. Repetir en toda la vuelta.
3-6. Tejer sin aumentos
7- Dos puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
8-15. Tejer sin aumentos. Cortar la hebra y esconder el cabo en el interior del tejido (lo hacemos igual en todas las marionetas).

Para los brazos, teje ocho cadenetas y haz una vuelta de puntos deslizados y cóselos al  tejido. Pegar los ojos. Recorta un círculo pequeño de fieltro negro y pégalo para hacer la boca.

Murciélago
Materiales
-Hilo negro y ganchillo del número 1,5.
-Marcador de vueltas.
-Ojos móviles.
-Un poco de hilo blanco.
-Pegamento para textil.

Patrón
1. 19 cadenetas.
2. Teje toda la vuelta con puntos bajos.
3. Une los dos extremos con un punto deslizado, y sigue tejiendo en redondo hasta alzanzar los ocho centímetros.

Cose el final del tejido, haciendo un pequeño triángulo en los extremos para hacer las orejas. Si quieres tener las orejas más grandes, teje alrededor del triángulo una vuelta de puntos bajos.

Para las alas, sigue el siguiente patrón:
1. Cuatro cadenetas.
2. Un punto, un aumento, un punto.
3. Un punto, un aumento, un punto, un aumento.
4. Tejer toda la vuelta son aumentos.
5. Tres cadenetas, tres puntos. Repetir hasta acabar la vuelta. Deja una hebra larga para coserlas al cuerpo.

Borda la boca con dos pequeños triángulos cose las alas y pega los ojos.

Calabaza
Materiales
-Hilo verde y naranja del 2,5.
-Fieltro negro.
-Ganchillo del grosor del hilo.
-Pegamento para textil.

Patrón
1. En color naranja, anillo mágico con seis puntos bajos.
2. Un aumento en todos los puntos.
3. Un aumento, dos puntos. Repetir en toda la vuelta.
4-9. Tejer sin aumentos.
10.  Cambiar  al color verde y tejer sin aumentos hasta tener ocho centímetros

Para el rabito de la calabaza, teje cinco cadenetas y una vuelta de puntos deslizados y cósela en el extremo.

Recorta el fieltro negro formando dos triángulos para los ojos y una tira dentada para la boca. Pégalos con pegamento.

Bruja
Materiales
-Hilo beige, morado, verde y rosa del número 2,5
-Hilo negro fino del número 1,5.
-Ganchillo adecuado al grosor de cada hilo.
-Ojos móviles.
-Pegamento para textil.

Patrón
1. En color beige, anillo mágico con seis puntos bajos.
2. Un aumento en todos los puntos
3. Un punto, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
4-8. Tejer sin aumentos.
9-11. Cambiar a color morado. Teje sin aumentos.
12. Dos puntos y aumento. Repetir en toda la vuelta.
13-18. Tejer sin aumentos.

Brazos
1. En color verde, ocho cadenetas
2. Tejer en puntos deslizados toda la vuelta.

Sombrero
1. Anillo mágico con seis puntos bajos.
2. Un aumento en todos los puntos.
3. Un punto, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
4-11. Tejer sin aumentos.
12. Un aumento en todos los puntos.
13. Un punto, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
14. Dos puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
15. Tejer sin aumentos.
 Coloca alrededor un poco de hilo verde como adorno.
Cose el sobrero y los brazos. Borda en color rosa la boca y pega los ojos.

Para los brazos, en color verde, teje ocho cadenetas y haz una vuelta de puntos deslizados y cóselos al  tejido.

Cose alrededor del cuerpo una hebra de hilo verde, borda una línea en color rosa como boca y pega los ojos.

Ya tienes tus marionetas para pasar una tarde terroríficamente divertida.

Gracias por tu visita.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Camiseta de tirantes con calaveras

Estamos ya en septiembre pero todavía quedan días soleados para disfrutar con prendas ligeras de ganchillo.




La camiseta de calaveras de la fotografía tiene un patrón sencillo y podéis ver el patrón en Hastaelmonyo, una página con traducciones de laobres muy interesantes y variadas. El patrón original es para una talla mediana, pero queda un poco corta, así que le  he hecho algunas variaciones, como la parte baja, donde he añadido una fila de pequeñas calaveras (para alargar un poco la camiseta) siguiendo el siguiente patrón. Se alargar la parte de abajo tanto como quieras.



En lugar de tejerlo de forma circular, he tejido la parte delantera y trasera de forma separada y luego las he cosido.

También he añadido un pequeño borde de puntos bajos por toda la camiseta. Los tirantes tienen 15 vueltas cada uno, aunque se puede ajustar al largo que prefieras.

¿Os animáis a tejerla?