Translate

viernes, 21 de febrero de 2014

De andar por casa: merceditas de crochet / Mary Janes by crochet

¿Qué hacer con unos restos de lana? No daban para una bufanda,  ¿y un amigurumi?, podría ser, pero los restos de lana eran de color gris, y no encontraba el diseño que me inspirara. Así que después de dar algunas vueltas, me decidí por unas zapatillas de casa.

Para tejerlas apenás utilicé un ovillo, y el resultado es de lo más coqueto. Para hacerlas más cómodas, le puse una suela de goma eva o foamy, que es muy fácil de trabajar,  y añadí unas plantillas muy cálidas. El coste total no me supuso más de cuatro euros y gustan mucho, de hecho, mis amigas me piden que les haga unas igualitas.



Puede parecer complicado, pero lo cierto que es más sencillo de lo que imagináis. Espero que mis instrucciones os sirvan de guía. Tened en cuenta la talla de pie, porque habrá que cambiar tanto el ancho como el largo, así que las instrucciones son orientativas:

1. Hacer un anillo mágico con seis puntos bajos. El anillo mágico evita el agujerito en la punta.

Para hacer un anillo mágico sigue las instrucciones del siguiente enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=lOtj7znySjU&noredirect=1

2. Tejer cinco vueltas aumentando puntos de la siguiente manera:
 Vuelta 2: 1 aumento en todos los punto.
Vuelta 3: 1 punto, 1 aumento. Repetir hasta el final de la vuelta.
Vuelta 4: 2 puntos, 1 aumento. Repetir hasta el final de la vuelta.
Vuelta 5: 3 puntos, 1 aumento. Repetir hasta el final de la vuelta.

Yo giraba el tejido al llegar al final de cada vuelta, así tenemos siempre el mismo dibujo.

3. Seguir tejiendo sin aumentos hasta que te cubra por completo los dedos o un poco más arriba, depende de vuestros gustos.

4. Unos diez puntos antes de acabar la vuelta, girar el tejido para dejar el empeine al aire. Repito: id probando por si necesitáis agrandar o disminuir el ancho.

5. Sigue tejiendo hasta alcanzar el largo deseado.

6. Para el talón, vuelve el tejido une hacia adentro las dos partes, para que no se vea la costura. Si quieres que se quede redondo, como en la foto, dobla el pico resultante hacia la suela.








7. Ahora solo tienes que cambiar el color (podéis seguir con el mismo si os apetece) para hacer la cinta y el filo. Es importante que os las probéis para un mejor ajuste. Yo le puse una pequeña flor, pero queda muy bien un botón original o cualquier otro detalle.

8. La plantilla y la suela son opcionales.


Espero que os gusten estas merceditas y os animéis a hacerlas.