Translate

lunes, 2 de junio de 2014

Patrón para una alfombra de trapillo o totora.

Tejer una alfombra de trapillo puede parecer una tarea abrumadora, sobre todo si es la primera vez que te enfrentas a ello. Pero siguiendo unas sencillas reglas, es un trabajo muy gratificante.

Generalmente no sigo ningún patrón establecido, me dejo guiar por el momento. Esto tiene una ventaja: la espontaneidad, y también un inconveniente:  deshacer lo tejido. Para eviarlo, recomiendo trabajar en una superficie plana grande (la mesa del comedor, por ejemplo) e ir comprobando el resultado vuelta a vuelta. Y lo más importante, no pretendas tenerla en un par de horas.

Siempre te tejido alfombras de colores más bien oscuros, pero esta vez he decidido usar un trapillo estampado en blanco y rosa con toques de gris. Una de las grandes ventajas del trapillo es que se puede lavar en lavadora, así que no tengáis miedo en  utilizar colores claros. 

Para esta alfombra de 110 centímetros de diámetro he usado 2 ovillos trapillo bastante fino de 800 gramos. Podrías tejerla con una aguja del 6, pero he empleado una del número 10; así, la labor queda más ligera. Espero que os guste.



1. Anillo mágico, 12 varetas o puntos altos (12 puntos)
2. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior (24 puntos).
3. Una vareta, dos cadenetas.
4. Un punto piña de cinco varetas en cada hueco, tres cadenetas.
5. Una vareta en cada punto de la vuelta anterior (62 puntos).



6. Dos varetas, un punto de cadeneta.
7. Una vareta en cada punto de la vuelta anterior (88 puntos).
8. Un aumento cada 7 puntos de la vuelta anterior (96 puntos).
9.  Un aumento cada 9 puntos de la vuelta anterior (104 puntos).
10. Dos varetas, dos cadenetas.
11. Una vareta en cada punto de la vuelta anterior.
12. Una vareta, tres cadenetas.
13. Un punto piña, dos cadenetas.
14. Una vareta en cada punto de la vuelta anterior.



Para tejer la puntilla, monta tres cadenetas y enlázala cada tres puntos de la vuelta anterior. Alterna 9 varetas en el hueco resultante con un punto bajo.



¿Encontráis alguna dificultad en la explicación? No dudéis en preguntarme.

Saludos y ¡feliz crochet!