Translate

jueves, 14 de agosto de 2014

Ideas para un monedero de rayas

Me gustan las rayas, desde siempre. Todas las temporadas me compro algo con este estampado. Son divertidas y aportan un toque desenfadado, y claro, no podían faltar en algunas de mis ideas crocheteriles. Hoy os propongo dos monederos y una cartera de mano, tejidas con un hilo fino, para una aguja del número 1,5. Como estamos en verano, he usado unos colores ácidos e intensos, muy adecuados para esta estación.
Cartera de mano
Esta cartera semicircular de 30 centímetros de diámetro está tejida en punto bajo. Para darle consistencia, usé friselina y un forro de tela gruesa. La pulsera esta hecha con punto tirabuzón.





Lo doblé por el centro, le añadí el forro y la cremallera, y ya está: una cartera divertida para el verano.



Monedero número 1

Tejido en punto bajo, muy apretado, así no hace falta añadirle forro, aunque siempre es recomendable. La boquilla es de 8 centímetros, así que es un monedero pequeñito, para lo esencial. Si la boquilla es labrada, como la de la foto, le añades un toque más simpático.



Monedero número 2
Este monedero es pequeñito, de 7 centímetros de ancho. Está tejido en punto cesto, pero al tejer  de forma lineal, no en redondo, y alternar los colores, forma este bonito dibujo, es decir, se tejen dos partes por separado y se unen con una puntilla muy sencilla a base de puntos altos.



Este punto es menos tupido que el anterior y necesita forro. Para que no se vean las puntadas al coser la boquilla, es aconsejable añadirle una puntilla.



Espero que estas ideas os sirvan de inspiración.

Saludos y ¡feliz crochet!