Translate

lunes, 15 de septiembre de 2014

Un monedero, una diadema y una funda para el móvil en color morado

El morado es un color que no gusta a todo el mundo. Sin embargo, a mí me parece muy chulo. Es intenso y elegante. Si sois de las que os gustan el morado, pero solo en pequeños detalles, os propongo tres complementos discretos y resultones. ¿Cuál de los tres os gusta más?


Monedero de crochet en punto jazmín

Por sus dimensiones, sirve tanto de monedero como de bolso de mano.



El forro es de satén ligeramente rosado. Una sencilla cadeneta en el interior evita que las puntadas se vean, además de darle algo más de consistencia.



Diadema

Si quieres tejer una igual,  necesitaréis aguja e hilo del número 3. Comienza montando 107 puntos de cadeneta. Une los dos extremos con un punto deslizado.



Ahora teje medias varetas pero enlazándolas desde atrás, para que quede la labor como si fuese punto media. En las primeras vueltas debes poner mucho cuidado para que la labor no se tuerza. Esta diadema tiene catorce vueltas, pero siempre se puede modificar.
 


Una pequeña flor le dará el toque final a tu diadema.

Funda para el móvil

Es muy sencilla, a base de pequeños granny squares bicolor (morado y rosa).  La parte de atrás está tejida en punto bajo.



El monedero voy a usarlo muchísimo. La diadema es un regalo, y la funda de móvil me ha salido regulera. No sé si deshacerla. ¿Qué opináis?

¡Saludos y feliz crochet!