Translate

jueves, 30 de octubre de 2014

Patrón y videotutorial para una diadema de crochet estilo retro

Siempre me han fascinado los estilismos de las mujeres en los años 50, especialmente cuando incluían turbantes, ¿qué me decís de esa imagen de Lana Turner con turbante blanco en El cartero siempre llama dos veces?

 En la actualidad, es poco frecuente verlos por la calle (en la pasarela, algo más); sin embargo, tenemos otras opciones parecidas muy prácticas: las diademas. En verano para apartar el pelo de la cara; y en invierno, para proteger las orejas del frío.

Y esa es la opción de hoy: una diadema para que las orejas no sufran cuando el termómetro baja.

Sí, ya sé que todavía faltan semanas para la llegada del invierno, pero cuando llegue quiero estar preparada... para que el frío no me pille desprevenida.



Si quieres hacer una igual necesitarás un ovillo de lana de 100 gramos (te sobrará),  una aguja del número 3, tijeras y marcador de vueltas.


El punto utilizado es punto cesto. Se suele usar, como su nombre indica, para cestas y bolsos, pero también queda bien en otros trabajos.

Comenzamos:

1. Monta 115 cadenetas y une los dos extremos. Es importante que quede algo grande para añadirle luego el adorno central. El número de cadenetas puede variar en función de la talla.

2. Teje dos vueltas en punto bajo. Pon mucho cuidado para que el tejido no gire sobre sí mismo, ¡arruinaría el trabajo!

3. A partir de la tercera vuelta, teje en punto cesto hasta alcanzar un alto de ocho centímetros.

Es importante ir escondiendo los cabos de la lana en la labor.

Para el adorno

1. Monta 15 cadenetas y une los dos extremos alrededor de la diadema.

2. Dos vueltas en punto bajo.

3. Teje en punto cesto hasta lograr un ancho de tres centímetros.

Ya tenéis vuestra diadema. Si queréis utilizar una lana más gruesa, tendréis que reducir en número inicial de cadenetas.


 También podéis seguir las explicaciones en el siguiente pinchando en el siguiente enlace:  videotutorial diadema de crochet.




Espero que os haya servido de ayuda.


Saludos y ¡feliz crochet!