Translate

jueves, 20 de noviembre de 2014

Una bufanda sin fin en punto jazmín

El punto jazmín es muy bonito y se puede tejer todo tipo de cosas, como esta bufanda sin fin.  Si no tenéis mucha práctica con este punto, en el siguiente enlace podéis ver cómo se hace: punto jazmín.



En el enlace el trabajo es lineal, pero se puede emplear sin dificultad para tejer una bufanda sin fin. La dinámica es igual y con un marcador de vueltas el trabajo es más sencillo.

Materiales:
-Dos ovillos de 100 gramos del color de vuestra elección del número 3.
-Aguja del número 5. Con una aguja más gruesa que la lana el punto queda más esponjoso.
-Marcador de vueltas.

Comenzamos
Monta 200 cadenetas y únelas con un punto deslizado. La primera vuelta se teje en punto bajo. Aquí es esencial que el trabajo no se tuerza.
En la segunda vuelta empezáis a tejer en punto jazmín hasta completar 36 vueltas.
Termina el trabajo con un vuelta en punto bajo y otra con punto deslizado.



Este punto queda maravilloso con una lana más gruesa, y si es jaspeada, mejor que mejor.



Saludos y ¡feliz crochet!