Translate

martes, 16 de septiembre de 2014

CERRADO POR VACACIONES

Hola queridos lectores:
Me tomo un par de semanas de descanso. Nos vemos a principios del mes de octubre.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Un monedero, una diadema y una funda para el móvil en color morado

El morado es un color que no gusta a todo el mundo. Sin embargo, a mí me parece muy chulo. Es intenso y elegante. Si sois de las que os gustan el morado, pero solo en pequeños detalles, os propongo tres complementos discretos y resultones. ¿Cuál de los tres os gusta más?


Monedero de crochet en punto jazmín

Por sus dimensiones, sirve tanto de monedero como de bolso de mano.



El forro es de satén ligeramente rosado. Una sencilla cadeneta en el interior evita que las puntadas se vean, además de darle algo más de consistencia.



Diadema

Si quieres tejer una igual,  necesitaréis aguja e hilo del número 3. Comienza montando 107 puntos de cadeneta. Une los dos extremos con un punto deslizado.



Ahora teje medias varetas pero enlazándolas desde atrás, para que quede la labor como si fuese punto media. En las primeras vueltas debes poner mucho cuidado para que la labor no se tuerza. Esta diadema tiene catorce vueltas, pero siempre se puede modificar.
 


Una pequeña flor le dará el toque final a tu diadema.

Funda para el móvil

Es muy sencilla, a base de pequeños granny squares bicolor (morado y rosa).  La parte de atrás está tejida en punto bajo.



El monedero voy a usarlo muchísimo. La diadema es un regalo, y la funda de móvil me ha salido regulera. No sé si deshacerla. ¿Qué opináis?

¡Saludos y feliz crochet!

jueves, 11 de septiembre de 2014

Patrón fácil para una alfombra de trapillo muy vistosa

Hace unas semanas un amigo me encargó una alfombra para regalársela a su novia. Quería algo sencillo y fácil de mantener, así que prescindí del punto piña que tanto me gusta y me decidí por un sencillo diseño de puntos altos y bajos.

La habitación quedó preciosa. Espero que os guste.



Para tejer esta alfombra  necesitas 3 ovillos de trapillo de 800 gramos cada uno y una aguja del número 10. Para acentuar el cambio de vuelta enganché los puntos solo en una de las hebras de la vuelta anterior, no en las dos, como se puede ver en la fotografía.




1.  Monta un anillo mágico con 12 puntos altos.
2.  Dos puntos altos en cada punto de la vuelta anterior.
3.  Dos puntos bajos  cada dos puntos de la vuelta anterior.
4.  Un punto deslizado en cada punto de la vueeta anterior.
5.  Dos puntos bajos cada cuatro puntos de la vuelta anterior.
6.  Dos puntos altos cada cinco puntos de la vuelta anterior.



7.  Un punto alto, dos cadenetas, dejando un hueco de un punto de la vuelta anterior.
8.  Dos puntos altos, una cadeneta en cada hueco de la vuelta anterior.
9.  Igual que la vuelta 8.
10. Un punto alto, tres cadenetas en cada hueco de cada vuelta anterior.
11. Un punto alto en cada punto de la vuelta anterior.
12. Dos puntos altos cada diez puntos de la vuelta anterior.
13.  Un punto bajo cada once puntos de la vuelta  anterior.
14. Un punto deslizado en cada punto de la vuelta anterior.
15. Dos puntos bajos cada doce puntos de la vuelta anterior.
16.  Dos puntos altos cada trece puntos de la vuelta anterior.
17.  Repite los pasos de las vueltas 7, 8, 9, 10 y 11.
Termina la alfombra con un punto deslizado en cada punto de la vuelta anterior.




NOTA: Recuerda que dependiendo del grosor del trapillo y de tu forma de tejer, puedes necesitar añadir algún punto. Recomiento tejer la alfombra sobre una superficia plana grande para ir comprobando vuelta a vuelta el progreso del trabajo y evitar que se rice o se encoja.

lunes, 8 de septiembre de 2014

El baúl de los recuerdos: una colcha de ganchillo con historia

Hace unas semanas os mostraba una colcha de ganchillo tejida por la madre de mi marido. Con todo su amor, Carmen, que así se llama, se dedicó a tejer una colcha para cada hijo, cuatro en total, más una para ella. Es un gran esfuerzo, sobre todo teniendo en cuenta que tenía que compaginar familia y trabajo.

Pero tanta dedicación dio sus frutos, y hoy todos disfrutamos de unas colchas estupendas. Si la hubiera comprado en una tienda, la tarjeta de crédito se quedaría temblando.

Esta es la tercera colcha que tejió, con detalles florales, hecha en tiras largas, unidas una a una, y acabada en una puntilla.



Queda muy bonita con una sábana oscura. Así, el contraste es mayor y se aprecia el dibujo sin problemas.









Detalle del dibujo. Como podéis apreciar, cada tira tiene un remate geométrico.



¿Tenéis guardada como un tesoro la colcha que tejió la abuela hace años? No la dejéis guardada en el armario, lucidla en vuestra casa. Y si la decoración tiene un toque campestre, mejor que mejor.


             Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 4 de septiembre de 2014

Patrón para un amigurumi punk

En una de mis habituales búsquedas en internet buscando inspiración me topé con un amigurumi punky muy chulo de la artista Croshame. Me llamó la atención lo logrado que estaba y decidí intentar tejer algo similar. Croshame crea unos amigurumis muy intensos, con escenas algo truculentas, pero su amigurumi punk es demasiado tentador como para dejarlo pasar... y me puse manos a la obra.

No ha resultado fácil porque no había  patrón, y tuve improvisar bastante y deshacer el trabajo varias veces. El resultado ha sido un muñeco algo más grande de lo que quería: 30 centímetros, pero para ser la primera vez que hago un amigurumi sin patrón, estoy satisfecha con el resultado.



Si queréis tejer un igual los materiales necesarios son:
60 gramos de hilo negro y otros 60 de color piel o beige. La cantidad de hilo es aproximada.
Aguja del número 2.
Dos botones negros.
Adorno plateado o metálico.
Un imperdible pequeño.
Guata para el relleno. La cantidad puede variar en función de lo compacta que la coloques. Yo recomiendo que no quede demasiado apretada.
Tijeras.

Ahora ya podemos empezar a tejer.
Cabeza
1. Anillo mágico con seis puntos.
2. Dos puntos bajos en cada punto de la vuelta anterior.
3. Un aumento, un punto bajo.
3. Un aumento, dos puntos bajos.
4. Un aumento, tres puntos bajos.
5. Un aumento, cuatro puntos bajos.
6. Un aumento, cinco puntos bajos.
7. Un aumento, seis puntos bajos.
8. Un aumento, siete puntos bajos.
9-17. Un punto en cada punto de la vuelta anterior.
18. Una disminución, siete puntos bajos. Coser los ojos a una distancia de 8 puntos.
19. Una disminución, seis puntos bajos.
20. Una disminución, cinco puntos bajos.
21. Una disminucion, cuatro puntos bajos. Rellenar con guata.
22. Una disminución, tres puntos bajos.
23. Una disminución, dos puntos bajos.
24. Una disminución en todos los puntos de la vuelta anterior. Cerrar la labor.

El pelo se coloca una vez cosida la cabeza al cuerpo, así se ve mejor si encaja o no. Para hacerlo, engancha el hilo como si hicieras un punto bajo. Corta el hilo con el largo que prefieras. Puedes ponerle un poco de laca para hacerle la cresta.

La boca es un simple bordado.


Da un poquito de miedo con esa cara...



... pero con pelo e imperdible está más simpático


Brazos
1. Anillo mágico de seis puntos.
2. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior.
3-18. Un punto bajo en cada punto de la vuelta anterior.
19. Una disminución, un punto bajo. Rellenar con guata.

La pulsera negra se puede tejer aparte con punto cadeneta y luego coserla o tejerla directamente sobre el brazo con puntos deslizados. Esto último requiere algo de paciencia.

Piernas
1. Anillo mágico de seis puntos.
2. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior.
3. Un aumento, un punto bajo.
4. Un punto en cada punto de la vuelta anterior.
5-10. Nueve puntos bajos una disminución.
11-32. Un punto bajo en cada punto de la vuelta anterior. Rellena con guata.




Cuerpo
1. Anillo mágico con seis puntos.
2. Dos puntos bajos en cada punto de la vuelta anterior.
3. Un aumento, un punto bajo.
3. Un aumento, dos puntos bajos.
4. Un aumento, tres puntos bajos.
5. Un aumento, cuatro puntos bajos.
6. Un aumento, cinco puntos bajos.
7. Un aumento, seis puntos bajos.
8. Un aumento, siete puntos bajos.
9. Un aumento, ocho puntos bajos.
10. Un aumento, nueve puntos bajos.
11-22. Un punto bajo en cada punto de la vuelta anterior. CAMBIA de color en la vuelta 14.
23-24. Una disminución, un punto bajo.

Es recomendable ir colocando la guata conforme se va tejiendo el amigurumi.

Cuando tengas unidas todas las partes, coses un adorno metálico o plateado (el que más te guste) como cinturón y collar. El adorno se puede comprar en mercerías en tiras y cortarlo a la medida necesaria.

Cerveza sin alcohol, que luego debe conducir




Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 1 de septiembre de 2014

Gusano de colores de ganchillo

Un gusano de colores tejido en ganchillo o crochet  es un bonito regalo para un bebé, especialmente si tiene colores que capten su atención. Yo no he podido resistir la tentación de tejer de 25 centímetros de largo.

Este gusano no se come las hojas de las plantas


Seguí un patrón bastante fácil de la página mispequecosas.  Es realmente sencillo, solo hay que poner cuidado y no saltarse ningún paso.

Si quieres crear un poco de movimiento, debe tener al menos cuatro secciones de colores diferentes.



Las patitas no aparecen en el enlace anterior; sin embargo, creo que le aportan un detalle simpático.  Se hacen montando un anillo mágico con seis puntos; en la segunda vuelta, un aumento en cada punto de la vuelta anterior y terminar con dos vueltas más sin ningún aumento.

Poned cuidado en el momento de coserlo, así se comprueba su estabilidad.

Es aconsejable que los ojos sean de seguridad, para evitar accidentes si el bebé se mete el juguete en la boca. En mi caso, he optado por tejer unos ojos con un hilo más fino (para aguja del 1,5), montando un anillo mágico de seis puntos.

El gusano ha causado furor y varias futuras mamás ya me están pidiendo que haga más: lo hecho con amor siempre compensa.



                       Saludos y ¡feliz crochet!