Translate

lunes, 29 de diciembre de 2014

Patrón para unos mitones de crochet

La noche de los Reyes Magos se aproxima y... ¿todavía te falta un regalo que comprar? ¿No sabes qué elegir? ¿El presupuesto ha encogido "misteriosamente"?

No te preocupes. Si te gusta tejer, la solución la tienes en tus propias manos y en algún que otro resto de lana que tengas por ahí.

Hacer estos mitones te llevará unas tres horas y te ahorrará tiempo de espera en las tiendas.



Los materiales necesarios son lana y aguja del número tres del color predominante (con cincuenta gramos os sobrará) y algunas hebras de diferentes colores.

El patrón es el siguiente:
1. Cuarenta puntos de cadeneta.
2-10. Teje todas las vueltas en punto bajo. Cambia de color.
11. Toda la vuelta en punto bajo. Cambia de color.
12. Toda la vuelta en punto bajo. Cambia de color
13.  Dos medias varetas en el mismo punto  cada dos puntos. Cambia de color.
14. Punto piña de medias varetas en cada hueco formado en la vuelta anterior. Cambia de color.
15. Dos medias varetas en el mismo punto  cada dos puntos. Cambia de color.
16. Toda la vuelta en punto bajo en el mismo  color que la vuelta 12. Cambia de color.
17. Toda la vuelta en punto bajo en el mismo color que la vuelta 13. Cambia de color.
18-19. Dos vueltas en punto bajo en el mismo color que el inicio de la labor.

Para el punto elástico:
1. Ocho puntos de cadeneta.
2-24. Teje toda la vuelta con medias varetas pero enlazando el punto por detrás. La primera media vareta se forma con dos puntos de cadeneta.

El número de vueltas de la parte del elástico puede variar un poco en función de lo apretado que hagas el punto. Haz otras tres tiras de punto elástico. En la parte de los dedos puedes añadir uno o dos puntos más.

Cuando tengas todas las piezas, cóselas: primero las partes de punto elástico; por último, dobla el tejido y cose a todo lo largo, dejando la parte del dibujo de color libre para poder introducir los dedos.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 18 de diciembre de 2014

Chal de terciopelo tejido en crochet

El terciopelo es un tejido muy agradable y queda de maravilla para un look de fiesta, pero también con un atuendo más informal.

Me gustan especialmente los grandes chales de terciopelo, que permitan envolverte. Si a vosotras también os gustan, os propongo este chal, muy fácil de tejer. Mide 45x160 centímetros y resulta muy cálido. Para tejerlo son necesarios tres ovillos y una aguja del número siete, pero yo utilicé una del número 10, así el punto queda muy suelto y flexible.



Se inicia el trabajo con treinta puntos de cadeneta y se teje en punto bajo pero enlazando la hebra solo por delante, hasta alcanzar el largo deseado (en mi caso, 160 centímetros). Esta parte se llevará dos ovillos y medio. El siguiente paso es tejer una vuelta en punto deslizado alrededor de todo el chal. Para finalizar, añade unos flecos y ya tienes un chal que causará sensación. ¿Os animáis a tejer un igual?

Saludos y ¡feliz crochet!






lunes, 15 de diciembre de 2014

Un móvil para la cuna de ganchillo con mariposas

Hay muchos trabajos placenteros de crochet, pero creo que los más agradecidos son los hechos para un bebé. Debe ser por la ternura que inspiran, porque son pequeñitos, por los colores... porque solo te traen a la memoria momentos bonitos.

Por eso hoy os traigo una nueva labor para bebé: un móvil para la cuna (el anterior gustó mucho a los papás y abuelos). Esta vez se compone de mariposas, corazones, círculos y bolitas.




Detalle del móvil



Para hacer un móvil como este los materiales necesarios son:

-Hilo del número 3. La combinación de colores es a vuestro gusto.
-Aguja del número 3.
-Guata.
-Un aro de plástico.
- Marcador de vueltas.
-Aguja.
-Tijeras.

Mariposas

Las mariposas las hice siguiendo el patrón de Lanas y ovillos (de nuevo gracias por permitirme compartir vuestro patrón).



Cuando hayáis tejido la mariposa, dobladla por la mitad, siempre con la parte grande hacia arriba para que formen las alas.

Hacer 20 o 25 cadenetas (depende de lo apretado que lo queráis) para pasarlas alrededor del cuerpo. Unirlas en la cadeneta 5 y hacer otras 5. Cortar el hilo, dejando un trocito como antena.
Yo recomiendo coser las puntas de las alas para que no se abran.

Corazones

Están tejidos en puntos altos o varetas. Para cada corazón tejí dos partes, las cosí y las rellené con guata. El patrón que seguí se puede encontrar en Pinterest.



Bolitas

Para las bolitas bicolor, lo mejor es cambiar el color de forma irregular, como vaya surgiendo la inspiración mientras se teje. Si las tejes en dos tamaños, el móvil queda más divertido.

Bolita pequeña
1. Anillo mágico con seis puntos bajos.
2. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior.
3. Un aumento, un punto bajo.
4-6. Un punto bajo en todos los puntos de la vuelta anterior. Rellenar con guata.
7. Una disminución, un punto bajo.
8. Una disminución en cada punto. Cerrar.


Bolita grande
1. Anillo mágico con seis puntos bajos.
2. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior.
3. Un aumento, un punto bajo.
4. Un aumento, dos puntos bajos.
5-7. Un punto bajo en todos los puntos de la vuelta anterior.
8. Una disminución, dos puntos bajos. Rellenar con guata.
9. Una disminución, un punto bajo.
10. Una disminución en todos los puntos. Cerrar.

Círculos

Cada círculo está formado por dos partes, cosidas y rellenadas con un poquito de guata. Cada uno se hace de la siguiente manera:

1. Anillo mágico con seis puntos bajos. Cambia de color.
2. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior. Cambia de color.
3. Un aumento, un punto bajo. Cambia de color.
4. Un aumento, dos puntos bajos. Cambia de color.
5. Un aumento, tres puntos bajos.


Una vez que tengáis todos los elementos hechos, combinadlos a vuestro gusto y a diferentes alturas mediante hilos, como se ve en las fotos, en el aro de plástico.

Tejed cuatro tiras de 50 cadenetas cada una (se pueden añadir o quitar en función del largo deseado) y repartidlas en el aro de plástico de forma equilibrada. Se unen en el extremo y se teje un pequeño aro para que sea más fácil colgar el móvil.

Ahora viene la parte más delicada, que es forrar el aro con puntos bajos en el color elegido. Pueden liarse un poco los elementos del móvil, pero con paciencia se consigue. Otra opción es forrar primero el aro y luego coser las tiras y los hilos con los muñequitos.


¿Os ha servido de inspiración? Espero vuestras respuestas.
Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 11 de diciembre de 2014

Roseta fácil de ganchillo

Si todavía no habéis hecho una roseta de ganchillo, ahora es el momento de tejer una. Algunas pueden ser muy laboriosas, pero otras son bastante sencillas, como esta. Dependiendo de grosor del hilo, será más grande o más pequeña. Como yo he utilizado un hilo muy fino, es bastante pequeñita (8 centímetros de diámetro), pero sirve como posavasos, como adorno para bolsos o alguna prenda de vestir, como base para una chal,... o para cualquier cosa que se te pase por la imaginación.

También puedes hacerla de un solo color, o cambiarlo en cada vuelta.



Para terminar, acaba la roseta con un punto deslizado en cada punto de la vuelta anterior.
¿Qué os parece? ¿Os animáis?  Me encantará conocer vuestra opinión.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 8 de diciembre de 2014

Coronas navideñas y laneras

Si todavía no tienéis vuestra corona para Navidad, aquí os dejo con cinco ideas para inspiraros.

Kate de Greedy for Colour, una tejedora australiana, nos propone una corona hecha a base de bolitas. La combinación de colores es esencial para un resultado óptimo. Es un trabajo que publicó hace unos años, pero sigue estando de actualidad. Y es que lo bien hecho seguirá siendo bonito por muchos años que pasen. El tutorial, en inglés, explica como tejer bolas de diferentes tamaños, pero lo más interesante es ver la combinación de hace para crear esta maravillosa corona. Para que la forma sea perfecta, se puede utlizar una circunferencia de porexpan y pegar las bolas encima.



Gabriela Sarrías combina los tradicionales rojo y verde oscuro en esta divertida corona que gustará a los pequeños de la casa con el pequeño reno y decorada con botones y cintas. (NOTA ENERO 2016: el blog de donde procede la fotografía ha sido eliminado).



La corona de Mis lanitas a base de pompones y copos de nieve me parece preciosa. No desentonará nada en un casa de aire contemporáneo. Lola Sanz, de Fiestasconlola, también ha creado una corona con pompones sobre una base de ramas.







En Bauldesastre tenemos esta minicorona, para colocar en los pomos de la puerta, con estrella incluida. La explicación es muy clara, facilitándonos muchísimo el trabajo.



Por último, una corona a base de ovillos y copos de nieve. Podéis verla en Losabalorios. Esta idea me parece sensacional. Seguro que a vuestros vecinos e invitados les encantará.







Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 4 de diciembre de 2014

Patrón para una alfombra de trapillo en azul marino

A veces me preguntan cuánto tiempo tardo en tejer una alfombra. Muchas amigas, y amigos, piensan que es un trabajo de semanas y se sorprenden al decirles que tardo unas 8 horas si me dedico de pleno a la labor, o un par de días si me lo tomo con tranquilidad.

Claro que todo depende del tamaño de la alfombra. Una alfombra como las que os presento hoy de un metro de diámetro se tarda una jornada en tejerla. Es tremendamente fácil si ya has trabajado con trapillo. Si no, se tarda un pelín más, pero muy poco.

Bueno, voy a ser sincera, las alfombras las hago sin un patrón, así que algunas veces empleo más tiempo del que pensaba en tejerla, porque tengo que deshacer parte del trabajo y rectificar errores.

Para que a vosotras y vosotros no os ocurra los mismo y tengáis vuestra alfombra en un abrir y cerrar de ojos, os dejo con este patrón que fui creando sobre la marcha.



Materiales:
-Tres ovillos de trapillo de 800 gramos. Para esta alfombra es mejor un trapillo fino. Si el vuestro es grueso, se puede cortar por la mitad. Es un poco engorroso, pero merece la pena.
- Aguja del número 10 o 12. Yo usé la del número 12.
-Marcador de vueltas.

Para el "bordado":
-Restos de trapillo que combinen con el azul marino o un ovillo pequeño. Yo usé restos que tenía por ahí y que no servían para hacer un trabajo más grande.




Comenzamos
Todas las vueltas están tejidas con puntos altos o varetas, salvo el calado y el "bordado". Y como siempre, aconsejo ir comprobando el trabajo vuelta a vuelta. Dependiendo de lo apretado que hagamos el punto, de la flexibilidad y grosor del trapillo, la labor puede necesitar alguna modificación en el número de puntos.

1. Anillo mágico con doce puntos.
2. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior.
3. Un aumento, un punto de cadeneta. Salta un punto y enlaza en el siguiente.
4. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior.
5. Seis puntos de cadeneta enlazados cada tres puntos de la vuelta anterior.
6. Cuatro puntos de cadeneta enlazados en el centro del bucle de la vuelta anterior.
7-8. Un punto alto en cada punto de la vuelta anterior.
9. Seis puntos de cadeneta enlazados cada tres puntos de la vuelta anterior.
10. Tres puntos de cadeneta enlazados en el centro del bucle de la vuelta anterior.
11. Un aumento cada 15 puntos.
12. Un punto alto en cada punto de la vuelta anterior.
13. Seis puntos de cadeneta enlazados cada tres puntos de la vuelta anterior.
14. Cuatro puntos de cadeneta enlazados en el centro del bucle de la vuelta anterior.
15-16. Un punto alto en cada punto de la vuelta anterior.
17. Seis puntos de cadeneta enlazados cada tres puntos de la vuelta anterior.
18. Haremos la puntilla alternando en cada bucle de la vuelta anterior siete puntos altos dobles con un punto deslizado.

El bordado se teje mediante puntos deslizados cada cuatro vueltas, salvo el centro, cada dos.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 1 de diciembre de 2014

Gorrito de bebé

Este gorrito de lana para un bebé recién nacido se teje en un abrir y cerrar de ojos. Casi da más trabajo hacer los pequeños pompones.

Los materiales necesarios son lana de dos colores  (con unos 50 gramos bastará) y una aguja del número 3, además de tijeras, claro.



Comenzamos
1. Hacer un anillo mágico de 12 varetas o puntos altos.
2. Un aumento en todos los puntos de la vuelta anterior.
3. Una vareta, un aumento.
4. Dos varetas, un aumento.
5. Tres varetas, un aumento.
 6-11. Una vareta en todos los puntos de la vuelta anterior. Cambia de color.
12-13. Una vareta en todos los puntos de la vuelta anterior.

Para las orejeras:
Dobla el gorro dejando la costura en un extremo. Cuenta 14 varetas y engancha el hilo.
1. 14 varetas.
2. Una disminución, 12 varetas, una disminución.
3. Una disminución, 10 varetas, una disminución.
4. Una disminución, 8 varetas, una disminución.
5. Una disminución, 6 varetas, una disminución.
6. Una disminución, 4 varetas, una disminución.
7. Una disminución, 2 varetas, una disminución.

Repite los mismos pasos en el lado contrario.

Teje una vuelta en punto bajo alrededor de todo el gordito.

Cose los pompones. En el siguiente enlace puedes ver cómo hacerlos: pompones.

Espero que os inspire.

Saludos y ¡feliz crochet!