Translate

jueves, 26 de febrero de 2015

Gorro de niña de crochet súper fácil

El título es "Gorro de niña" porque lo he tejido para mi sobrina, pero sirve para niño, bebé o adulto, cambiando las medidas. Y es "súper fácil" porque no hay que menguar ningún punto. El punto bajo cruzado crea un dibujo geométrico muy chulo y, en apariencia, complejo, pero se aprende en un pispás.

Para un niño o una niña de uno a tres años, la circunferencia del gorro oscila entre los 46 y 51 centímetros. La altura debe ser de 16 centímetros.

El dibujo que se consigue con el punto bajo cruzado es muy bonito


Los materiales que necesitáis son:
-Lana de color rosa oscuro del número 3. Con 25 gramos será suficiente.
-Lana de color rosa claro del mismo número. La misma cantidad.
-Aguja del 4,5.
-Aguja de lana.
-Marcador de vueltas.
-Tijeras.

He utilizado una aguja de mayor grosor que la lana para que el trabajo quede más esponjoso.

Comenzamos:
1. 80 cadenetas.
2. Unir los dos extremos.
3. Una vuelta de medias varetas. En esta vuelta es importante que el trabajo no se gire.
4. Cuatro vueltas de medias varetas, pero enlazando la hebra un punto por detrás y otro por delante, para tejer el punto elástico. Cambia de color.
5. Una vuelta en punto bajo cruzado, es decir, haced un punto bajo dejando un hueco, y el siguiente punto bajo se enlaza en el hueco que has dejado, como si hicierais una cruz. Repite hasta el final de la vuelta. Cambia de color.
6. Repite el punto bajo cruzado en todas las vueltas, cambiando el color en cada una de ellas, hasta alcanzar la altura necesaria. En mi caso, he hecho 28 vueltas.
7. Al terminar las vueltas, corta los hilos dejando un cabo largo.
8. Pasa el cabo de lana que hemos dejado más largo alrededor de todo el borde (como un hilvanado de puntos pequeños) y tira de él. Así rizaremos el final del gorro, asegura el hilo y corta.
9. Para que quede más bonito y no se note la costura, cose un pompón del color predominante del gorro.

Con este gordito, ya no habrá excusa para no salir a la calle porque hace frío.

Saludos y ¡feliz crochet!