Translate

jueves, 12 de febrero de 2015

Katsutoshi Tsunoda: el tejedor de lo mínimo


Los amigurumis son una de las grandes aportaciones de Japón al universo crochet. Amigurumi significa literalemnte  'peluche tejido'. Suelen ser pequeños animales, pero también se pueden tejer todo tipo de objetos tejidos a ganchillo. La afición está creciendo día a día y encontramos verdaderas obras de arte.

Hoy quiero presentaros a Katsutoshi Tsunoda, un tejedor japonés, natural de Kumagaya, ciudad del centro de Japón. Además de ser una talentoso amigurumista (si se me permite la palabra), toca el bajo. Sus amigurumis se caracterizan por tener un talla reducida, realmente pequeña. Algunos de ellos tienen el tamaño de una uña. También realiza películas mediante stop motion con sus creaciones (técnica de animación que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una serie de imágenes fijas sucesivas).

Fuente: Katsutoshi Tsunoda via Facebook.
Lo descubrí casualmente en Instagram y me encantó su trabajo. Después de un intercambio de comentarios, me animé a preguntarle algunas cosas sobre su trabajo. Me respondió con mucha amabilidad a todo y este es el resultado de nuestra conversación.

Lo primero que quise saber era desde cuándo tejía, porque la perfección de sus creaciones me hacía pensar que lo hacía desde niño. Pero no, es un tejedor relativamente nuevo, pues solo lleva un par de años haciendo amigurumis, concretamente desde diciembre de 2012. Tejer amigurumis parece algo natural en él, no asistió a ningún curso, es completamente autodidacta, lo que desde mi punto de vista supone un gran empeño y disciplina. Todos los tejedores sabemos que aprender por nosotros mismos supone un esfuerzo añadido.


Una de las cosas que más me intrigaba era el tamaño des sus piezas, tan pequeñas, mínimas. Cuando le pregunté el motivo, la respuesta fue clara y sencilla. Me dijo: "es un reto muy emocionante para mí". Y lo entendí. Proponerse un reto es el mejor aliciente para seguir tejiendo. Si todo es fácil, tarde o temprano se cae en el aburrimiento y se abandona el trabajo.


Y ¿cuál es la mayor dificultad que encuentra al tejer amigurumis pequeños? Admitámoslo, los dedos deben quedar destrozados con las agujas. Aquí la paciencia es la clave, porque, según me dijo, "es duro recoger [el hilo y las agujas] con las yemas de los dedos".


En la foto de la izquierda se aprecia la dificultad que comenta Tsunoda: la yema de su dedo. Foto: Katsutoshi Tsunoda via Facebook.

¿Su fuente de inspiración? Como no podía ser menos viniendo de un músico, su fuente de inspiración es el cine, la música el arte y la naturaleza.

Cuando vemos su trabajo, el piano es un elemento fijo, ¿tiene un significado especial que siempre fotografíe sus creaciones sobre el teclado? Para él, el piano encaja con sus amigurumis. Y acierta de pleno, porque  es un escenario estupendo para apreciar sus creaciones.

Por último le pedí que diera algún consejo a los que se inician en el tejido de  amigurumis. "Creo que lo más importante es disfrutar", me contestó. Así que ya sabéis, disfrutad tejiendo.

Si estáis interesados en ver más trabajos de Katutoshi Tusnoda, puedes encontrarlos en los siguientes enlaces:

https://www.facebook.com/tsunosan?fref=ts
https://twitter.com/#!/TsunosanBass

Saludos y ¡feliz crochet!