Translate

jueves, 26 de marzo de 2015

Monedero verde y rosa con boquilla

No me gusta desaprovechar ni siquiera un centímetro de hilo o lana, así que los restos de otros trabajos siempre me dan para hacer otras cosas.  Después de tejer dos móviles para la habitación del bebé, aún me quedaban un poquito de algodón y pensé que la combinación de colores era muy bonita para un monedero. Son tonos bastantes suaves, pero con el toque fucsia alegra bastante y queda muy primaveral, aunque el calendario todavía no se haya enterado de su su llegada (¡qué frío hace hoy!).

Puede parecer un complejo tejer el dibujo, pero nada más alejado de la realidad. He utilizado el punto bajo que todos conocemos, pero con un ligero cambio: lo he tejido cruzado, o sea, en cruz. No sé si recibe otro nombre, pero yo lo llamo "punto bajo cruzado". ¿Qué os parece?


Para tejerlo hay que enganchar un punto bajo dejando un punto de la vuelta anterior libre y el siguiente punto bajo lo enlazas hacia atrás, en el hueco que has tejado sin hacer, haciendo una una cruz, y así sucesivamente. Si además vas cambiando el color cada vez que acabas una vuelta, queda un dibujo muy chulo.

Observa como en la parte de color verde el dibujo no es tan llamativo como en el centro, con la mezcla de dos colores.

Instrucciones
Teje un rectángulo de la misma medida que la boquilla que uses. Alrededor de toda la base, haz una vuelta en punto bajo normal. En la segunda vuelta empieza a tejer con el punto cruzado como se explica en el párrafo anterior hasta alcanzar el tamaño que quieras. Cose la boquilla y ya tienes un monedero, un pequeño neceser o una funda para las gafas.

El punto queda apretado por lo que no es imprescindible ponerle forro, aunque siempre es recomendable.

Saludos y ¡feliz crochet!