Translate

jueves, 23 de julio de 2015

Bolso de mano de cáñamo

Me gusta tejer con materiales que no comunes, como tiras de plástico o cuerda. Por eso, cuando hace poco vi cordel de bramante en la ferretería, pensé que sería un material para hacer un nuevo bolso.

El cordel de bramante se fabrica con cáñamo y suele ser delgado, muy adecuado para tejer un bolso. Es un poco rígido y al principio cuesta manejarlo.

Llena de ilusión, empecé el bolso, y en las primeras vueltas, ¡horror! pensé que iba a quedar muy feo porque se retorcía un montón. Menos mal que al aumentando el tejido, iba quedando mejor, aun así tuve que "domarlo" un poquito con las manos para tener un bolso plano.

Si tenéis la piel sensible, es aconsejable ponerse una tirita en los dedos para evitar rozaduras. Yo no la usé y notaba la piel un poco enrojecida, aunque no llegó a hacer herida.



He utilizado tres ovillos de 50 gramos cada uno. Como adorno, un botón cerámico en forma de corazón que añade un punto de atención. También necesité una cremallera y tela para el forro, ¡ah! y una aguja del número 3. ¿Tamaño? 24 x 16 centímetros, suficiente para llevar lo más importante.

Comenzamos con 35 cadenetas más una de subida y tejemos una base de un dedo de ancho. Cuando la tenemos terminada, tejemos alrededor  19 vueltas en punto abanico de varetas dobles: en un mismo punto se montan 6 varetas dobles, saltamos dos puntos y en el tercero volvemos a montar seis varetas dobles. En la siguiente vuelta, enganchamos el hilo en el centro del abanico anterior y montamos las seis varetas dobles en el extremo del abanico.

El bolso se termina con una vuelta en punto deslizado. En uno de los extremos, enganchamos el hilo y tejemos 50 cadenetas para la pulsera ( o las que estiméis necesarias). La terminamos también con puntos deslizados.

En el centro del bolso volvemos a enganchar el hilo doble para el cierre y hacemos 20 cadenetas. Centramos bien el botón y lo cosemos. Esta última parte es opcional, porque el bolso lleva cremallera.

El botón y el forro aportan color al bolso


Por último cosemos el forro y la cremallera y ya tenemos nuestro bolso. Reconozco que esta parte es un poco molesta, porque hay que coser el forro al bolso a mano (mi máquina de coser no sirve para estos menesteres). Recomiendo una buena aguja y un hilo resistente.

¿Qué os ha parecido? ¿Os gusta el bramante para un bolso?

Saludos y ¡feliz crochet!