Translate

lunes, 3 de agosto de 2015

Tejer con bolsas de plástico

Todos los días tiramos a la basura objetos que podemos reciclar y convertir en algo útil y bonito. No sé a vosotros, pero cuando veo bolsas de plástico desperdigadas por el campo o la playa me entristezco. Todo ese daño al medio ambiente se puede evitar y las tejedoras podemos aportar nuestro granito de arena reciclando ese plástico y creando todo lo que se nos ocurra (no solo de ovillos "vivimos" las tejedoras).

Si todavía no sabéis cómo convertir una bolsa de plástico en material para tejer, os dejo el siguiente tutorial. Comprobaréis que es muy fácil: transformar una bolsa de plástico en un ovillo.

El año pasado publiqué cómo tejer una cesta para la playa y un pequeño bolso tejidos con bolsas de plástico. Hoy os muestro unos pequeños cuencos que podréis utilizar en el baño para pequeños objetos o en la cocina para azucarillos. También podrían formar parte de un candy bar, tan de moda actualmente en celebraciones infantiles.

Las bolsas que he utilizado son transparentes, muy finas, de las que se usan en la frutería. Al tejerlas parecen rafia y tienen un brillo nacarado. A algunas personas les cuesta creer que con un material tan humilde se pueda tejer algo interesante. Pero cuando ven el resultado cambian de opinión.

Una bolsa de plástico no parece gran cosa, pero fijaos lo que podemos tejer con ella

Si os fijáis en el detalle, el patrón que he seguido es muy sencillo (no hace falta complicar las cosas para hacer algo bonito). He hecho una base redonda en punto bajo y cuando he tenido el diámetro deseado, he tejido con varetas (puntos altos) de la siguiente forma: en un mismo punto, dos varetas, una cadeneta, dos varetas. Salto dos puntos y en el tercero repito el patrón. Como se trataba de pequeños cuencos solo he tejido cuatro vueltas.

Espero que os animéis a tejer con bolsas de plástico. el resultado os sorprenderá.



Saludos y ¡feliz crochet!