Translate

jueves, 15 de octubre de 2015

Alfombra tapestry

Tejer una alfombra circular no suele presentar ningún problema si se hacen los aumentos correspondientes. Salvo si se emplean puntos complejos, no es el caso de la alfombra de hoy, una alfombra se teje siguiendo la siguiente progresión:
1. Doce cadenetas en anillo mágico.
2. Un aumento en todos los puntos de la vuelta anterior.
3. Un punto, un aumento.
4. Dos puntos, un aumento.
En la siguiente vuelta son tres puntos y aumento; en la siguiente, cuatro puntos y aumento, y así sucesivamente hasta alcanzar el tamaño deseado.

Si se hacen cambios de color, se sigue la misma progresión. Cuando se quiere tejer una alfombra con la técnica tapestry, hay que tener en cuenta los aumentos para no deformar el dibujo, y creedme, esta es la parte más difícil. Después de varios intentos fallidos condiferentes dibujos, decidí seguir el patrón de Susimiu que tiene una estrella central muy bonita. Podéis verlo aquí.

Como la intención era tejer una alfombra de más de un metro de diámetro (la de la foto mide 115), le añadí  varias vueltas y unos rombos situados entre las puntas de la estrella. Necesité cuatro ovillos de color azul marino y dos en color celeste, todos de 800 gramos.

Toda la alfombra está tejida con puntos altos o varetas (un total de 17 vueltas). En la vuelta 18 cambiamos de color y la tejermos en punto bajo para crear una pequeña cenefa. Terminamos la alfombra con una vuelta de puntos deslizados en azul marino.


Espero que os animéis a tejer alfombras con la técnica tapestry. Espero vuestros comentarios.

Salud y ¡feliz crochet!