Translate

jueves, 29 de octubre de 2015

¿De verdad tu perro necesita un abrigo?

He escuchado opiniones de todo tipo sobre el tema. Generalmente hay asombro y se piensa que un perro no necesita ningún abrigo de lana, porque ya tiene su propio pelo. ¿De verdad? La cosa no está tan clara. No es extraño ver a un perro temblando de frío.

 Hace algún tiempo vi en una tienda de ropa para caballero una sección de ropa para perros, a juego con las de sus dueños. Más allá de cuestiones estéticas, donde hay libertad de opiniones, la ropa de abrigo es algo más que un adorno para nuestras mascotas.

Los perros tienen su propio sistema de protección contra las bajas temperaturas, pero algunos no están genéticamente adaptados al entorno donde viven. Todos los veterinarios a los que he consultado coinciden más o menos en sus respuestas. Generalmente, los perros sanos no necesitan ninguna prenda de abrigo, pero tampoco les perjudica.  Lo peor son los cambios bruscos de temperatura en invierno, sobre todo en razas de pequeño tamaño o de pelo corto. De igual manera influye la edad y el estado de salud. Para un perro pequeñito y enfermo un abrigo no es un adorno, es una necesidad.

La pequeña Noa necesita abrigarse  en invierno


Por otro lado, los perros grandes, con pelo denso, como el san bernardo, malamute o husky, se adaptan perfectamente al frío y no necesitan ningún tipo de abrigo.

Un tema diferente es el material del abrigo. La lana proporciona bastante calor, pero habrá que lavarlo con mucha frecuencia, y puede producir picor en nuestra mascota. Mejor una mezcla con algodón o acrílico.  La talla también es importante, debe encajarle sin oprimir.

Si estás pensando en tejer un abrigo para tu mascota, en este enlace encontrarás un patrón fácil de seguir: Labores de crochet.

Saludos y ¡feliz crochet!