Translate

lunes, 26 de octubre de 2015

Portavelas de color verde en punto fantasía

Me gustan los portavelas. Eso ya lo sabéis. Cada vez que veo un frasco de cristal, doy vueltas hasta que encuentro un punto que me guste. Aunque hoy no reciclo un bote de conservas o un vasito de yogur, sino un portavelas que compré hace tiempo con la mecha gastada. Después de lavarlo le di nueva vida con un poco de ganchillo. Tiene una forma cónica muy bonita y la base es bastante gruesa, por lo que no hay que colocar nada en ella para evitar desperfectos en la superficie donde lo coloquemos.  Tampoco tiene las líneas típicas de los botes, permitiendo una labor que no llegue al borde. En lugar de un portavelas, podéis usar cualquier vaso con esta forma.



Si usáis hilo de color rojo o dorado, quedará muy muy navideño

Al tratarse de una labor pequeña solo necesitaremos un poco de hilo fino, una aguja del número 2 y unas 70 cuentas de cristal (puedes ser más o menos en función del tamaño de la labor. Yo aconsejo insertar algunas cuentas de más.

Comenzamos ensartando todas las cuentas en el hilo. A continuación tejemos tantas cadenetas como sean necesarias para rodear el perímetro de la base, siempre que sea una número par. Comenzamos a tejer siguiendo el gráfico. Cuando tengamos la altura deseada, cerramos la labor y la cosemos. Ahora tejemos en la base Unimos los dos tres vueltas en punto bajo, enlazando los puntos solo en la hebra trasera.



El punto fantasía es algo elástico y encajará bien en la parte más ancha del portavelas. Como podéis comprobar en la foto, vamos tomando las cuentas para situarlas entre abanico y abanico.



Si os animáis a tejer este portavelas, me encantará conocer vuestro trabajo.