Translate

jueves, 19 de noviembre de 2015

Dos flores de crochet fáciles y rápidas

Los restos de lana e hilo no pueden quedarse olvidados en un rincón. Sácale partido tejiendo pequeños objetos, ya sean posavasos, portavelas o flores. Quedarán muy bien y no tendrás las hebras desperdigadas por la casa.

Yo he aprovechado restos de otros trabajos y he hecho dos flores que podrás tejer rápidamente y usarlas después para adornar un bolso, una diadema o como broche.


Para la flor amarilla necesitarás hilo y ganchillo del mismo grosor, dos botones de camisa  y cuentas de diferentes tamaños,  aguja de coser y veinte minutos de tu tiempo. Los botones y las cuentas pueden ser del mismo color o de contraste. Para tejerla, sigue el gráfico. Una vez que has terminado, cose dos botones en el centro de la flor. Anuda una hebra en la flor dejando dos cabos (como si hicieses unos flecos) e inserta las cuentas combinándolas como más te gusten. Si quieres usar la flor como broche, cose en la parte trasera un imperdible.

Gráfico flor amarilla

La flor azul es muy fácil de tejer, pero es algo más lenta de hacer porque lleva varias piezas que tendrás que coser. Necesitarás ganchillo e hilo del mismo grosor y aguja lanera para unir los pétalos.



Cada pétalo se teje comenzando con una cadeneta. Se hace un aumento en esa cadeneta. En la siguiente vuelta se hace un aumento en cada punto (ya tienes cuatro puntos). A partir de aquí y hasta la vuelta 12, se hace un aumento en el centro del tejido cada dos vueltas. Si hicieses un aumento en todas las vueltas, el pétalo quedaría demasiado ancho. Recuerda que si quieres pétalos más pequeños debes hacer menos  vueltas.

Alrededor de cada pétalo teje una vuelta en punto deslizado, así consigues un acabado más pulido.  Pasa una hebra por la base y riza el tejido. Anuda

Botón central:
1.  Cuatro puntos bajos en un anillo mágico.
2. Un aumento en todos los puntos.
3. Teje sin aumentos.
4. Una disminución cada dos puntos.
5. Una disminución en todos los puntos.

Cuando tengas los seis pétalos, únelos entre sí para forma la flor y cose el botón.

Yo he tejido las flores de un solo color, pero también usar varios tonos. Lo importantes es aprovechar todos los restos para crear complementos bonitos.

Saludos y ¡feliz crochet!