Translate

jueves, 26 de febrero de 2015

Gorro de niña de crochet súper fácil

El título es "Gorro de niña" porque lo he tejido para mi sobrina, pero sirve para niño, bebé o adulto, cambiando las medidas. Y es "súper fácil" porque no hay que menguar ningún punto. El punto bajo cruzado crea un dibujo geométrico muy chulo y, en apariencia, complejo, pero se aprende en un pispás.

Para un niño o una niña de uno a tres años, la circunferencia del gorro oscila entre los 46 y 51 centímetros. La altura debe ser de 16 centímetros.

El dibujo que se consigue con el punto bajo cruzado es muy bonito


Los materiales que necesitáis son:
-Lana de color rosa oscuro del número 3. Con 25 gramos será suficiente.
-Lana de color rosa claro del mismo número. La misma cantidad.
-Aguja del 4,5.
-Aguja de lana.
-Marcador de vueltas.
-Tijeras.

He utilizado una aguja de mayor grosor que la lana para que el trabajo quede más esponjoso.

Comenzamos:
1. 80 cadenetas.
2. Unir los dos extremos.
3. Una vuelta de medias varetas. En esta vuelta es importante que el trabajo no se gire.
4. Cuatro vueltas de medias varetas, pero enlazando la hebra un punto por detrás y otro por delante, para tejer el punto elástico. Cambia de color.
5. Una vuelta en punto bajo cruzado, es decir, haced un punto bajo dejando un hueco, y el siguiente punto bajo se enlaza en el hueco que has dejado, como si hicierais una cruz. Repite hasta el final de la vuelta. Cambia de color.
6. Repite el punto bajo cruzado en todas las vueltas, cambiando el color en cada una de ellas, hasta alcanzar la altura necesaria. En mi caso, he hecho 28 vueltas.
7. Al terminar las vueltas, corta los hilos dejando un cabo largo.
8. Pasa el cabo de lana que hemos dejado más largo alrededor de todo el borde (como un hilvanado de puntos pequeños) y tira de él. Así rizaremos el final del gorro, asegura el hilo y corta.
9. Para que quede más bonito y no se note la costura, cose un pompón del color predominante del gorro.

Con este gordito, ya no habrá excusa para no salir a la calle porque hace frío.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 23 de febrero de 2015

Manoplas multipunto de crochet para mujer

Comenzamos la semana con la última pieza del conjunto de cuello, gorro y manoplas.

 La lana que sobró del cuello y el gorro la usé para tejer estas manoplas.

Manoplas multipunto
Patrón para el dedo pulgar:
1. Anillo mágico de diez puntos bajos.
2. Trece vueltas en punto bajo. Cierra el trabajo y deja un cabo largo de lana.

Patrón para la palma de la mano:
1. Anillo mágico de seis puntos bajos.
2. Un aumento en todos los puntos de la vuelta anterior.
3. Un punto, un aumento. Repite en toda la vuelta.
4. Dos puntos, un aumento. Repite en toda la vuelta.
5. Tres vueltas en punto bajo sin ningún aumento.
6. Dos vueltas en punto jazmín.
7. Una vuelta en punto bajo. Enlaza la hebra por detrás.
8. Una vuelta en punto bajo cruzado. Enlaza la hebra por detrás.
9. Una vuelta en punto bajo. Enlaza la hebra por detrás.
10. Dos vueltas en punto jazmín.

Cose la mitad del dedo a la manopla.

11. Une la otra mitad del dedo con puntos bajos. Teje el resto de la vuelta en punto bajo.
12. Una vuelta en punto bajo cruzado. Enlaza la hebra por detrás.
13. Una vuelta en punto bajo. Enlaza la hebra por detrás.
14. Una vuelta en punto bajo cruzado. Enlaza la hebra por detrás.
15. Una vuelta en punto bajo. Enlaza la hebra por detrás.
16. Una vuelta de medias varetas.
16. Cinco vueltas en punto elástico. El punto elástico se realiza enlazando un punto por delante potro por detrás.

Que nos os eche para atrás la aparente dificultad. Las manoplas de tejen bastante rápido. En un par de horas las tendréis abrigando vuestras manos.

Saludos y ¡feliz crochet!

viernes, 20 de febrero de 2015

Un año compartiendo

Hace exactamente un año comenzó su andadura Crochet en 80 labores.

Durante este tiempo he compartido con todos vosotros mis trabajos y otros temas en torno al universo crochet. Quiero expresar  mi agradecimiento por seguir mis publicaciones y por los amables comentarios que me habéis dejado. Son un inestimable apoyo y un gran aliciente para seguir trabajando.

Para aquellos que visitáis por primera vez Crochet en 80 labores, ¡bienvenidos! y para los que ya sois lectores habituales, ¡gracias de todo corazón!

Una de las preguntas que más me han hecho es el por qué  del nombre del blog. Bien, cuando comencé a escribir, uno de los objetivos era mostrar los trabajos de otros tejedores alrededor del mundo, de ahí el nombre, recordando el título de la novela de Julio Verne La vuelta al mundo en 80 días. Pero para alcanzar tal objetivo me faltaban tiempo y recursos; sin embargo, siempre que he podido he recopilado trabajos interesantes de tejedores de otras nacionalidades, además de compartir los míos.

En este segundo año de vida que ya ha comenzado espero seguir con la misma línea de publicaciones,   y añadir todo lo que creo que será de vuestro interés. Trabajaré para ofrecer lo más sorprendente y lo mejor que haya en la red y prometo mejorar como tejedora.

Para terminar este post, os dejo los enlaces de los tres trabajos que mejor respuesta han recibido de vuestra parte.

Ideas para una manta multicolor .




Este post se convirtió rápidamente en el más leído y lo agradezco mucho, porque no fue una labor fácil. Jamás había hecho algo así y tuve que deshacer varias veces el trabajo hasta que finalmente el resultado fue satisfactorio. Aunque no es una manta demasiado grande, es para el sofá, me llevó un mes tejerla. Cambiar cada vuelta de color y punto es complicado, sobre todo mantener el mismo número de puntos para que el trabajo no se deforme. Todo han sido piropos para esta manita de sofá, ¡menos mal!


Lentamente, esta alfombra ha ido ganando seguidores. Tejer una alfombra puede parece algo tedioso, pero nada más alejado de la realidad. El trapillo es un material bastante grueso y cunde mucho. La alfombra que veis en la foto tiene un metro de diámetro, y en unas ocho horas puedes tenerla. Espero que siga inspirando.





Este móvil solo ha recibido halagos. Fue un regalo para mi nueva sobrina y ya está luciendo en su habitación. Está repleto de florecitas, corazones, bolitas, estrellas y búhos. A sus padres les encantó y yo, feliz, feliz, feliz.



Muchísimas gracias y ¡feliz crochet!

jueves, 19 de febrero de 2015

Gorro de crochet multipunto para chica

Seguimos con el conjunto de cuello, gorro y manoplas. Hoy le toca el turno al gorro.

Los materiales necesarios son los mismos que los que utilizamos para el cuello, a saber:
-Un ovillo de de lana de 100 gramos (sobrará) con mezcla de acrílico algo grueso, para una aguja del número 5 (esto es opcional, si os gusta, el grosor de la lana puede ser mayor o menor).
-Aguja adecuada para la lana.
-Marcador de vueltas.
-Aguja de lana.
-Tijeras.



Patrón:
1. Ochenta cadenetas. El número de cadenetas varía en función de la talla. Para una mujer adulta, la circunferencia de un gorro es de 54 centímetros.
2. Unir los dos extremos. Recordad: hay que poner atención para que no se retuerza el tejido.
3. Una vuelta de medias varetas.
4. Cinco vueltas de medias varetas enlazando un punto por detrás y otro por delante para hacer el elástico.
5.  Toda la vuelta en punto bajo, enlazando el punto en la hebra de atrás.
6. Toda la vuelta en punto bajo cruzado, es decir, enlaza un punto bajo dejando libre el punto de la vuelta anterior y el siguiente punto se enlaza en el punto que ha quedado libre, como si hicieseis una cruz.
7. Una vuelta en punto bajo, pero enlazando el punto solo en la parte de atrás. Si os fijáis, cada vez que hacéis un punto se forma un aro, con una hebra más cercana a la persona que teje y otra en la parte trasera. Enlaza el punto en la hebra trasera.
8. Una vuelta en punto bajo cruzado enlazando el punto en la hebra trasera.
9. Una vuelta en punto bajo.
10. Dos vueltas en punto jazmín.
11. Veinte puntos bajos, una disminución. Repite hasta el final de la vuelta.
12. Una vuelta en punto bajo cruzado.
13. Quince puntos bajos, una disminución. Repite hasta el final de la vuelta.
14. Dos vueltas en punto jazmín.
15. Diez puntos bajos, una disminución. Repite hasta el final de la vuelta.
16. Nueve puntos bajos, una disminución. Repite hasta el final de la vuelta.
17. Ocho puntos bajos, una disminución. Repite hasta el final de la vuelta.
18. Siete puntos bajos, una disminución. Repite hasta el final de la vuelta.
19. Seis puntos bajos, una disminución. Repite hasta el final de la vuelta.
20. Cose el gorro rizando el final del gorro.

Como opción, se puede añadir un pompón del mismo color del gorro.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 12 de febrero de 2015

Katsutoshi Tsunoda: el tejedor de lo mínimo


Los amigurumis son una de las grandes aportaciones de Japón al universo crochet. Amigurumi significa literalemnte  'peluche tejido'. Suelen ser pequeños animales, pero también se pueden tejer todo tipo de objetos tejidos a ganchillo. La afición está creciendo día a día y encontramos verdaderas obras de arte.

Hoy quiero presentaros a Katsutoshi Tsunoda, un tejedor japonés, natural de Kumagaya, ciudad del centro de Japón. Además de ser una talentoso amigurumista (si se me permite la palabra), toca el bajo. Sus amigurumis se caracterizan por tener un talla reducida, realmente pequeña. Algunos de ellos tienen el tamaño de una uña. También realiza películas mediante stop motion con sus creaciones (técnica de animación que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una serie de imágenes fijas sucesivas).

Fuente: Katsutoshi Tsunoda via Facebook.
Lo descubrí casualmente en Instagram y me encantó su trabajo. Después de un intercambio de comentarios, me animé a preguntarle algunas cosas sobre su trabajo. Me respondió con mucha amabilidad a todo y este es el resultado de nuestra conversación.

Lo primero que quise saber era desde cuándo tejía, porque la perfección de sus creaciones me hacía pensar que lo hacía desde niño. Pero no, es un tejedor relativamente nuevo, pues solo lleva un par de años haciendo amigurumis, concretamente desde diciembre de 2012. Tejer amigurumis parece algo natural en él, no asistió a ningún curso, es completamente autodidacta, lo que desde mi punto de vista supone un gran empeño y disciplina. Todos los tejedores sabemos que aprender por nosotros mismos supone un esfuerzo añadido.


Una de las cosas que más me intrigaba era el tamaño des sus piezas, tan pequeñas, mínimas. Cuando le pregunté el motivo, la respuesta fue clara y sencilla. Me dijo: "es un reto muy emocionante para mí". Y lo entendí. Proponerse un reto es el mejor aliciente para seguir tejiendo. Si todo es fácil, tarde o temprano se cae en el aburrimiento y se abandona el trabajo.


Y ¿cuál es la mayor dificultad que encuentra al tejer amigurumis pequeños? Admitámoslo, los dedos deben quedar destrozados con las agujas. Aquí la paciencia es la clave, porque, según me dijo, "es duro recoger [el hilo y las agujas] con las yemas de los dedos".


En la foto de la izquierda se aprecia la dificultad que comenta Tsunoda: la yema de su dedo. Foto: Katsutoshi Tsunoda via Facebook.

¿Su fuente de inspiración? Como no podía ser menos viniendo de un músico, su fuente de inspiración es el cine, la música el arte y la naturaleza.

Cuando vemos su trabajo, el piano es un elemento fijo, ¿tiene un significado especial que siempre fotografíe sus creaciones sobre el teclado? Para él, el piano encaja con sus amigurumis. Y acierta de pleno, porque  es un escenario estupendo para apreciar sus creaciones.

Por último le pedí que diera algún consejo a los que se inician en el tejido de  amigurumis. "Creo que lo más importante es disfrutar", me contestó. Así que ya sabéis, disfrutad tejiendo.

Si estáis interesados en ver más trabajos de Katutoshi Tusnoda, puedes encontrarlos en los siguientes enlaces:

https://www.facebook.com/tsunosan?fref=ts
https://twitter.com/#!/TsunosanBass

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 9 de febrero de 2015

Bufanda infinita en punto cruzado

Si hay algo que me gusta de los trabajos en ganchillo es que un punto sencillo  consigue un resultado espectacular, como con el punto cruzado.  Realza mucho cualquier trabajo y el efecto varía en función de si estamos con una labor lineal o una circular.

Para una bufanda infinita como la de la foto, el punto cruzado proporciona un dibujo en relieve parecido al de una red, pero a la vez es tupido, ideal en una prenda de abrigo.

El dibujo que crea es muy chulo


Los materiales necesarios son  dos ovillos de cien gramos de poco grosor y una aguja del 4,5. Al usar una aguja bastante más gruesa que la lana el trabajo es muy esponjoso.

Comenzamos: monta 250 puntos de cadeneta y une los dos extremos. Teje 22 vueltas con punto cruzado. Los bordes se rematan con una vuelta en punto bajo y otra en punto abanico.

Si quieres una bufanda más pequeña solo tienes que reducir el número de puntos. También puedes usar una lana más gruesa. ¡La imaginación al poder!

Si necesitas refrescar el punto cruzado, te dejo el siguiente enlace en youtube: PUNTO CRUZADO:

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 5 de febrero de 2015

Portavelas reciclados en color rojo

Unas velas siempre crean un ambiente especial y con San Valentín tan cerca, ¿qué mejor que un portavelas rojo para una cena romántica?

Las cuentas de cristal pueden ser del color que quieras




Los materiales que necesitarás son un vasito de yogur de cristal, hilo rojo fino, aguja del número 2 y unas cuentas de cristal (opcional).

Ensarta las cuentas que vayas a utilizar antes de tejer y repártelas como más te gusten. Yo lo hice al azar.
1. Anillo mágico con 12 varetas.
2. Un aumento en todos los puntos.
3. Un punto, un aumento.
4. Una vuelta en punto bajo.
5-14. Cinco puntos de cadeneta enlazados cada cuatro puntos.
15. Una vuelta en punto abanico.

Así de bonita es la luz que desprende 


No es difícil, ¿verdad? Lo que más me gusta es que es un trabajo muy económico y a la vez reciclamos. Las cuentas de cristal que usé son son de un collar que ya no utilizaba, por lo que el reciclaje es doble.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 2 de febrero de 2015

Amigurumis con mucha ciencia

Hoy os presento una selección de tres amigurumis basados en el mundo de la ciencia recopilados en diferentes páginas y blogs.

En kraftcroch encontramos este Einstein tan divertido
¿Es el científico más famoso? Yo creo que sí. No faltan pósters con su imagen y su conocida ecuación e=mc2 la encontramos por todas partes. Su imagen es tan conocida, que hasta tiene su amigurumi tejido por Kraftcroch, que también podéis ver Ravelry, donde encontraréis el patrón (es necesario estar registrado).

Fuente: Krafcroch


En  Artesanía del Sur Silvia encontramos esta probeta de lo más molona. Silvia es toda una experta tejiendo amigurumis y realiza unos trabajos realmente preciosos por encargo. También tiene tienda en Artesanum. Con una probeta tan sonriente, ¿quién se resiste a la ciencia?

Foto: Artesanía del Sur Silvia

En Ravelry podéis encontrar el patrón de Pi (os tendréis que dar de alta en esta red social para tejedores si queréis verlo con detalle). El patrón es gratuito.

Foto: Alicia Kachmar



Después de ver unos amigurumis tan chulos, he decidido estudiar ciencia ahora mismo.

Saludos y ¡feliz crochet!