Translate

lunes, 30 de marzo de 2015

Patron para una alfombra súper rosa

Sí. Súper rosa. Es el color elegido para la alfombra que presento hoy. Tenía restos de diferentes tonos de rosa de otros trabajos, insuficientes para tejer una labor grande, pero combinándolos y formando anillos concéntricos se consigue una alfombra con un toque muy femenino. También puede decorar la habitación de una pequeña princesa.

Los materiales necesarios trapillo en tres tonos de rosa (o del color que más os guste) y una aguja del número 10. ¿El grado de dificultad?  En una escala del 1 al 10, un 6. O dicho de otra forma, grado de dificultad medio, para quienes ya han hecho sus pinitos.

El patrón de la alfombra lo fui creando sobre la marcha y rectificando el número de puntos cada vez que fue necesario. Espero que os guste y os animéis a tejerla.

La alfombra mide 95 centímetros de diámetro


Comenzamos a tejer:
1. Anillo mágico con 12 puntos altos o varetas.
2. Un aumento en todos los puntos.
3. Un punto piña, dos puntos de cadeneta cada dos puntos de la vuelta anterior.
4. 47 puntos altos o varetas.
5. Una vuelta sin aumentos en punto bajo, enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
6. Un aumento cada seis puntos (en punto bajo), enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
7. Un aumento cada siete puntos(en punto bajo), enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
8. Un aumento cada ocho puntos (en punto bajo), enlazando el trapillo en la hebra de atrás. Cambia de color.
9. Un aumento cada nueve puntos (en punto bajo), enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
10. Un aumento cada diez puntos (en punto bajo), enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
11. Un aumento cada once puntos (en punto bajo), enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
12. Un aumento cada doce puntos (en punto bajo), enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
13. Un punto piña una cadeneta en toda la vuelta, cada dos puntos de la vuelta anterior.
14. 109 puntos altos o varetas.
15. Un aumento cada doce puntos. Cambia de color.
16. Un aumento cada trece puntos (en punto bajo) y enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
17. Un aumento cada catorce puntos (en punto bajo) y enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
18. Un aumento cada quince puntos (en punto bajo) y enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
19. Un aumento cada dieciséis puntos (en punto bajo) y enlazando el trapillo en la hebra de atrás.
20. Un punto piña una cadeneta  cada dos puntos de la vuelta anterior.
21. 189 puntos altos o varetas.
22. Un aumento cada veinte puntos.
23. La puntilla se teje en punto abanico.

Detalle de la parte central

Detalle de la puntilla


NOTA: Recordad que dependiendo de lo apretado o flojo que hagáis el punto y del grosor del trapillo que uséis, el número de puntos puede cambiar, pero no demasiado, quizás dos o tres puntos. Si veis que la labor se riza, necesitaréis menos puntos en la vuelta. Si por el contrario, se sube, será necesario añadir algún  punto.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 26 de marzo de 2015

Monedero verde y rosa con boquilla

No me gusta desaprovechar ni siquiera un centímetro de hilo o lana, así que los restos de otros trabajos siempre me dan para hacer otras cosas.  Después de tejer dos móviles para la habitación del bebé, aún me quedaban un poquito de algodón y pensé que la combinación de colores era muy bonita para un monedero. Son tonos bastantes suaves, pero con el toque fucsia alegra bastante y queda muy primaveral, aunque el calendario todavía no se haya enterado de su su llegada (¡qué frío hace hoy!).

Puede parecer un complejo tejer el dibujo, pero nada más alejado de la realidad. He utilizado el punto bajo que todos conocemos, pero con un ligero cambio: lo he tejido cruzado, o sea, en cruz. No sé si recibe otro nombre, pero yo lo llamo "punto bajo cruzado". ¿Qué os parece?


Para tejerlo hay que enganchar un punto bajo dejando un punto de la vuelta anterior libre y el siguiente punto bajo lo enlazas hacia atrás, en el hueco que has tejado sin hacer, haciendo una una cruz, y así sucesivamente. Si además vas cambiando el color cada vez que acabas una vuelta, queda un dibujo muy chulo.

Observa como en la parte de color verde el dibujo no es tan llamativo como en el centro, con la mezcla de dos colores.

Instrucciones
Teje un rectángulo de la misma medida que la boquilla que uses. Alrededor de toda la base, haz una vuelta en punto bajo normal. En la segunda vuelta empieza a tejer con el punto cruzado como se explica en el párrafo anterior hasta alcanzar el tamaño que quieras. Cose la boquilla y ya tienes un monedero, un pequeño neceser o una funda para las gafas.

El punto queda apretado por lo que no es imprescindible ponerle forro, aunque siempre es recomendable.

Saludos y ¡feliz crochet!


lunes, 23 de marzo de 2015

Bolso de mano en punto jazmín

El calendario dice que ya estamos en primavera, y para celebrar los largos días de sol que se acercan, he tejido este bolso.

El hilo es tricolor y al tejer se crean estas curiosas líneas. Lleva bastante tiempo tejerlo porque el hilo es muy fino. Pero cuando ves el resultado, te olvidas de las horas que has estado tejiendo.




Los materiales necesarios son los siguientes:
-Un ovillo de hilo filo multicolor.
-Aguja del número dos.
-Tela para el forro.
-Boquilla rectangular.
-Cadena para bolsos.
-Foam o goma eva.
-Tijeras.



Teje un rectángulo en punto bajo del mismo tamaño que la boquilla del bolso.
Una vez que tengas la base, teje en punto jazmín alrededor de toda la base hasta alcanzar el tamaño deseado. Las dos últimas vueltas se tejen en punto bajo para que resulte más fácil coser el tejido a la boquilla.
Recorta la goma eva del mismo tamaño que la base del bolso y cósela para que no se mueva.
Ahora cose el forro. Para que el interior quede bonito, puedes coser una cinta, un poco de encaje o tejer una tira en punto bajo con el mismo hilo (mi opción). Por último, añade la cadena.

¿Qué os parece? ¿Os animáis a tejer un bolso?

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 19 de marzo de 2015

Tendencias primavera-verano 2015

En un par de días estaremos en primavera (aunque el tiempo se empeñe en seguir con el invierno) y para celebrarlo voy a hacer un pequeño repaso a las propuestas de grandes firmas de moda.
El punto y el crochet o ganchillo siguen de plena actualidad y los diseñadores deciden aportar un toque de frescura y "handmade" en sus diseños. Estas son cinco ideas de lo más "in"para esta temporada.

Emilio Pucci
Minivestido en punto de color blanco blanco



Valentino
Un toque romántico

Fuente: Trendencias.com

Oscar dela Renta
"Flower power" y elegancia en un vestido de lo más primaveral

Fuente: style.com


Chanel
Un bolso reivindicativo

Fuente: purseblog.com


Joseph
Un toque entre futurista y algo punk

Fuente: style.com


Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 16 de marzo de 2015

Merceditas de ganchillo para bebé

La ropa de bebé inspira mucha ternura, por lo menos a mí. Y ahora que en la familia hay una más, me lo paso muy bien pensando en todo lo que le voy a hacer. Ya he tejido para Carla, así se llama mi preciosa sobrina, varios amigurumis, un jersey y ahora le toca el turno a unas merceditas.

Se hacen siguiendo el mismo modelo que las zapatillas de yoga publicadas el año pasado, pero adaptándolas, claro.

La talla es para un bebé de 3 a 6 meses. Como podéis ver en la foto, no son mucho más grandes que el lápiz de una famosa tienda de mobiliario para el hogar.


Para tejerlas necesitaréis los siguientes materiales:
-Un ovillo de 50 gramos de lana merino amarilla especial para bebé (se puede sustituir por algodón si es para verano).
.Un poco de lana en color blanco para los detalles.
-Una aguja del número 3.

Las zapatillas se tejen en punto bajo, girando el sentido del tejido al finalizar cada vuelta.
1. Hacer un anillo mágico con seis puntos bajos.
2. Un aumento en todos los puntos.
3. Un punto, un aumento. Repetir hasta el final de la vuelta.
4: Dos puntos, 1 aumento. Repetir hasta el final de la vuelta.
5-8. Tejer sin aumentos.
9-15. Siete puntos antes de acabar la vuelta, girar el tejido para dejar el empeine al aire.

 Para el talón, vuelve el tejido une hacia adentro las dos partes, para que no se vea la costura. Si quieres que se quede redondo, dobla el pico hacia adentro.

La pulserita se hace enganchando la hebra más o menos a la mitad. Monta tres puntos y teje las vueltas necesarias para unirlas a la parte contraria.

Como adorno, una vuelta en punto bajo en color blanco alrededor de toda la zapatilla. El lazo, hecho con 25 cadenetas, se puede sustituir por cualquier otro adorno de vuestro agrado o por unos bonitos botones.


Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 12 de marzo de 2015

Ramos de novia de crochet

La primavera es una época propicia para bodas y hay que organizar muchas cosas. Los ramos de flores para novia y damas de honor a veces son un quebradero de cabeza porque ¿a quién no le da pena que su ramo de novia se deteriore? Si no queréis que esto te pase, pódeis romper la tradición de las flores frescas por flores de crochet. La idea puede ser chocante,  pero ¿por qué no dar un toque atrevido a vuestra boda?

Os dejo cinco ideas que no os dejarán indiferentes.

Si lo vuestro es una boda en el campo, de aire muy romático, natural y con un toque de magia, este es vuestro ramo. Lo encontramos en Green Wedding Shoes.

Foto: Sassyfras Studios via Green Wedding Shoes


Si preferís un ramo sencillo, este es el vuestro. Puede llevarlo la novia o la dama de honor. Lo encontraréis en espaciocrochet. En su página encontraréis el enlace con el tutorial para tejer las flores.

Foto: Ana de Espaciocrochet


¿Por qué no un ramo que mezcle ovillos y flores frescas? Full Mood propone mezclar ovillos y flores frescas, ideal para tejedoras empedernidas.

Foto: Full Mood via brit co

Sugerentes y preciosas propuestas de Fleur de soie: flores de tela, encaje y crochet. Me parece una maravilla como ramo de novia. Es una combinación clásica con un toque vintage. Si os decidís por este, sorprenderéis a todo el mundo.

Foto: Natalie Melkowski via Fleur de soie

Ramos para damas de honor. Foto: Natalie Melkowski via Fleur de soie


Si estas combinaciones no son lo tuyo, siempre puedes añadir un pequeño detalle, como un encaje de crochet que hayas tejido o que hayas heredado de tu abuela. En Style me pretty encontramos esta idea. En mi opinión, es un ramo muy delicado  y original.  La fotógrafa, Michelle Huesguen, ha sabido resaltar la belleza del detalle.
Fotografía: Michelle Huesgen

Como veis, las propuestas son muy variadas. Desde un ramo completamente de crochet a pequeños detalles que hacen que el ramo sea más original.

Saludos y ¡feliz crochet!
Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 9 de marzo de 2015

Corona decorativa con amigurumi

Hay veces que me pongo a tejer y no sé muy bien cómo llamar lo que hago. En este trabajo hay un amigurumi, el pájaro, pero también hay otros elementos, como flores, y además es un objeto decorativo, para una casa con un toque rústico o para la habitación del bebé, aunque no es un juguete infantil (los ojos, por ejemplo, no son de seguridad). Creo que el nombre que mejor encaja es el de "corona", ¿no os parece?

Elegí colores brillantes y muy alegres (amarillo, azul turquesa, naranja), mezclados con restos de hilos que tenía abandonados en un rincón.



Si queréis tejer uno igual, necesitaréis los siguientes materiales:

-Un tubo de plástico flexible de un dedo de grosor y de 80 centímetros de largo.
-Cinta adhesiva.
-Algodón de diferentes colores (unos 75 gramos).
-Botones de camisa.
-Cuentas de cristal.
-Ojos móviles. Se deben sustituir por  ojos de seguridad si es para una habitación infantil.
-Aguja lanera y de costura.
-Guata o algodón sintético.

El trabajo se comienza montante seis cadenetas (el número de cadenetas puede variar en función del grosor del tubo).

Une los dos extremos poniendo cuidado en no girar el trabajo y teje en punto bajo, combinando los colores según al gusto, hasta alcanzar la longitud del tubo. Introduce el tubo en el tejido y forma una circunferencia y únelo con cinta adhesiva. Cose los dos extremos del tejido.

Engancha la aguja en el tejido y haz 20 cadenetas para tejer el colgador. Yo recomiendo hacer las cadenetas en el color predominante de la corona, pero es solo una sugerencia. Es importante poner el colgador en el extremo opuesto de la costura del tejido, que disimularemos cosiendo en ese sitio el pájaro y el corazón.

Teje tres flores Molly y cose en el centro de cada una un botón. Si tienes botones de colores para combinar con las flores, el efecto es mucho más bonito. Cose las flores a la corona en un lateral.

El corazón se teje el esquema de la fotografía. Haz dos corazones y cóselos. Antes de cerrar, rellena con guata. Enhebra una aguja con hilo del mismo color del corazón y ensarta unas cuentas de cristal y cóselas al pico del corazón. Ahora cose el corazón justo debajo de la unión del tejido.

Patron corazón con puntos altos o varetas

El pájaro lo he tejido siguiendo el patrón de Lanas y ovillos de un periquito.

Cuando tengas el pájaro terminado, se cose al aro, con cuidado, y ya tendrás tu corona terminada.

Es un trabajo con muchos pasos, pero el resultado merece la pena, ¿no os parece?

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 5 de marzo de 2015

Diadema trenzada

Hoya cambio la aguja de crochet por las dos agujas  (también se les llama palillos o hacer molde) para mostrar  una diadema trenzada muy vistosa. Parece complicada de tejer, pero solo lo parece. Eso sí, hay que tener un poco de práctica cerrando puntos y añadiéndolos.


Cada vez que me la pongo, causa sensación



Paso a paso para tener una diadema trenzada


Los materiales necesarios son lana (unos 50 gramos) y agujas adecuadas al grosor de la lana. Yo usé unas agujas del 3,5. Cuanto más gruesa sea la lana, más grande será la trenza.

Comenzamos montando 30 puntos. Todas las vueltas se tejen en punto Santa Clara (punto del derecho).
Ahora llegamos al momento más delicado: haz seis puntos, a continuación cierra 18 puntos (como si cerrases el trabajo), y termina con seis puntos.

En la siguiente vuelta, haz seis puntos  y añade los 18 puntos que habías cerrado; termina con seis puntos Santa Clara.

Teje tres vueltas.

Repite todos estos pasos hasta alcanzar la medida necesaria y cierra la labor. Deja un cabo largo para coser los dos extremos. Para una mujer adulta serían 54 centímetros.

Para la trenza, sigue el paso a paso tal y como aparece en la fotografía. Toma la primera tira y gírala para hacer un pequeño bucle e introduce la siguiente tira por dentro. Se formará otro bucle en el que se inserta la siguiente, y así sucesivamente.

Cuando tengas todos los bucles, cose los dos extremos, y ya está.

Saludos y ¡feliz tejido!

lunes, 2 de marzo de 2015

Gorro y bufanda verde de crochet

Hace un par de semanas estábamos tiritando de frío. Las chimeneas y calefacción estaban al máximo, y aunque todo estaba muy bonito, el frío nos invitaba a quedarnos en casa y tejer a tope.  Y eso fue lo que hice: tejer sin parar  este gorro y bufanda. El gorro dio un poquito de trabajo, pero la bufanda la hice en una tarde.



Aquí os dejo los materiales necesarios y el patrón.

Bufanda
-Un ovillo de 100 gramos para agujas del 3-4 (sobrará).
-Aguja del número 5 (para que nuestra bufanda quede más esponjosa).
-Marcador de vueltas.
-Tijeras.

1. Cien cadenetas. Unir los dos extremos.
2. Una vuelta de medios puntos altos (también se les llama medias varetas). Aquí es importante controlar que el trabajo no se retuerza. Colocar el marcador de vueltas.
3. 28 vueltas (pueden ser más o menos, es ose al gusto) de medias varetas. Para que parezca punto media, debéis enlazar la hebra por detrás, dejando el libre el aro que se forma en cada punto.
4. Para finalizar el trabajo, haced una vuelta en punto deslizado en cada borde.

Detalle de los puntos usados



Gorro
Los materiales necesarios son los mismos que para la bufanda

1. Hacer 80 cadenetas (o las que sean necesarias para la talla que busquéis, la talla media para un gorro de señora es de 54 centímetros de diámetro).
2. Una vuelta de medias varetas (medios puntos altos). Controlad esta vuelta para que la labor no se gire.
4. Seis vueltas de medias varetas, pero enlazando un punto por delante y otro por detrás, para formar el elástico.
5. Once vueltas en punto piña.
6. Dieciséis puntos piña, una disminución, dieciséis puntos piña, una disminución.
7. Un vuelta sin disminuciones en punto piña.
8. Una disminución cada ocho puntos piña.
9. Una disminución cada cuatro puntos piña.
10. Una disminución cada dos puntos piña.
11. Una vuelta con varetas.
12. Deja un cabo largo para terminar de cerrar el gorro, rizando un poco el tejido y cose el pompón.

Saludos y ¡feliz crochet!