Translate

jueves, 30 de abril de 2015

Patrón para aplique cuadrado de ganchillo

Un aplique de ganchillo puede emplearse de muchas formas: para formar parte de una manta (sumando muchos, claro), como posavasos, como adorno de una camiseta o cesta o para cualquier cosa que se os pase por la imaginación.




El aplique de la fotografía está realizado en algodón mercerizado, es un hilo delgado (para una aguja del número 2), aunque yo he usado una aguja del 2,5.

El patrón es el siguiente:
1. Tejer 8 cadenetas y unir los dos extremos con un punto deslizado.

2. Un punto alto, una cadeneta, hasta tener 12 puntos altos. Recuerda que la primera vareta se monta con 4 cadenetas.

3. Hacer puntos enanos hasta llegar hasta el primer arco. 4 cadenetas, un punto bajo en el arco siguiente. Repetir hasta tener 12 arcos.

4. Hacer puntos enanos hasta llegar hasta el primer arco. En cada arco, dos varetas, tres cadenetas, dos varetas.

5. Hacer puntos enanos hasta llegar hasta el primer arco. 6 puntos de cadeneta. En el arco siguiente, un punto bajo, 9 cadenetas, un punto bajo. 5 cadenetas, un punto bajo en el arco siguiente. La secuencia que debes tener es la siguiente: 3 arcos de cinco cadenetas, un arco de 9 cadenetas, hasta tener cuatro arcos de 9 cadenetas. El último arco de 5 cadenetas se cierra con una vareta.

6. 8 puntos de cadeneta. En el arco grande (de nueva cadenetas), teje una vareta, una cadeneta, una vareta, una cadeneta, una vareta, una cadeneta, una vareta doble, una cadeneta, una vareta doble, una cadeneta, una vareta, una cadeneta, una vareta, una cadeneta, una vareta. 5 cadenetas, enlaza con un punto bajo en el segundo arco. Repite este esquema hasta tener las cuatro esquinas completas.

7. Termina toda la vuelta con puntos bajos y en las esquinas, un piquito (tres cadenetas enlazadas en el mismo punto).

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 27 de abril de 2015

Consejos para aliviar el dolor tejeril



Hace unos meses escribí sobre los beneficios que proporcionar tejer (relajación, creatividad, compartir...).  También incluí algunas recomendaciones para evitar malestar en las manos y ejercicios que nos ayudan a evitar problemas si estamos muchas horas tejiendo, pero nunca está de más seguir hablando del tema y aportar más información, sobre todo para los que se inician en el mundo del tejido, como la hija de 12 años de una amiga.

Ana, así se llama la hija de mi amiga, quería que yo le enseñara a tejer a ganchillo y después de intentarlo un rato me dijo que tenía calambres. Estaba tan concentrada y hacía el punto tan apretado que sus músculos dijeron "¡relájate!"

Después de un descanso y unos ejercicios que hicimos juntas, los calambres desaparecieron. Y aquí estoy de nuevo, escribiendo sobre el tema, porque... ¿quién no ha sufrido algún dolor por tejer y tejer durante horas? Yo mismo he padecido  "hombro de tejedora", un dolor agudo en las articulaciones por la tensión acumulada al sostener la labor. Para evitarlo, realizo algunos ejercicios antes, durante y después de tejer. Los consejos y ejercicios sirven tanto si tejéis a ganchillo o con dos agujas.


Antes de comenzar a tejer

1. Elige un asiento que te ayude a estar relajada con un buen apoyo para la espalda y cuello.

2. La temperatura de la habitación es muy importante, procura que sea de tu agrado y te haga sentir cómoda.

3. La iluminación debe ser buena, nada de tejer con luz escasa o en penumbra, y si es luz natural, mejor que mejor. Parece un consejo obvio, pero de verdad que he visto tejer con luz muy mala. ¡Ah! y si vais a tejer con colores oscuros, mejor de día.

Mi rinconcito ganchillero, cómodo y con buena luz natural 

4. Hacer ejercicios de calentamiento de cuello y hombros: girar la cabeza de derecha a izquierda y al revés; girar hombros hacia delante y hacia atrás. Repetir cada ejercicio diez veces.

5. Ejercicios de calentamiento de manos:
                             a) poner las palmas juntas y empujar los dedos de una mano contra la otra, como una araña haciendo flexiones;

Hacer el ejercicio con suavidad


                             b) girar las muñecas.
Repetir cada ejercicio diez veces.


Mientras estás tejiendo

Consejo general: si se usa un material abrasivo como cuerda o una aguja muy fina, que puede causar rozaduras, proteger los dedos con tiritas.

1. Nunca tejer con la labor en el aire, debe estar apoyada en el regazo.

2. Apoyar los brazos sobre un cojín blando. Nada de apoyarlos sobre el sofá o la silla. Suelen tener un apoyo muy alto y esto puede causar presión innecesaria en los brazos.

3. No tejer un punto demasiado apretado, así no ejercemos una presión extra.

4. Hacer pequeños descansos (de un minuto) cada media hora aproximadamente.

2. Durante los descansos, girar hombros y muñecas para aliviar la tensión acumulada.

3. Otro ejercicio: mantener el brazo estirado hacia adelante, con la palma hacia abajo y tirar de los dedos de la mano hacia arriba con la mano opuesta. Repetir con el otro brazo.


No fuerces las articulaciones. Recuerda: no debe doler


4. Levantarse de vez en cuando de la silla, nada de jornadas maratonianas de tejido.

6. Desviar la mirada de la labor cada veinte minutos o media hora y fijarla en un punto lejano.


Después de tejer

1. Repetir los ejercicios de giros de muñecas, hombros y brazos.

2. Poner las manos detrás de la cabeza y juntar los codos.

3. De pie, intentar tocar la punta de los dedos de los pies sin doblar las rodillas (sin forzar, no pasa nada si no se llega, se trata de estirar un poquito la espalda).

Y si hay algún tipo de dolor que no cede, consultad con el médico.


Yo pongo en práctica todos estos ejercicios y funcionan bastante bien y como complemento a todo lo anterior, practico yoga y pilates tres veces a la semana. ¿Cuáles son vuestros consejos, trucos o ejercicios para aliviar la tensión al tejer?

Si ya practicáis yoga, este ejercicio os puede ayudar, pero nunca debéis forzar las articulaciones


Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 23 de abril de 2015

Bolso de mano fucsia de trapillo

Un bolso de mano de trapillo es lo más fácil de hacer. El de la fotografía lo he tejido en un ratito, pero claro, después de tejer, viene la parte más lenta: cortar, coser y encajar el forro; cremallera, pulsera, detalles para personalizarlo..., aunque no hay que desesperar. En una tarde puedes tener tu bolso.



El bolso de la fotografía mide 27x13 centímetros y los materiales necesarios son los siguientes:
-trapillo fucsia (el que yo he usado es de lycra),
-aguja del número 10,
-marcador de vueltas.
-tela para el forro,
-cremallera,
-cadena gruesa,
-piculina,
-tijeras, aguja e hilo.


Comienza el bolso montando 21 puntos de cadeneta.
2. Teje dos vueltas en punto bajo.
3.  Teje diez vueltas en punto cesto, pero alternando un punto bajo en la vuelta anterior y con otro enlazado por detrás, tal y como se ve en el siguiente vídeo: variante punto cesto.
4. Las tres últimas vueltas se tejen en punto deslizado, así se consigue que el bolso quede ligeramente más estrecho. Si prefieres que quede totalmente rectangular, termina el bolso con dos vueltas en punto bajo.

Cose la cadena y luego la piculina alrededor de todo el borde del bolso.  La piculina la he elegido en color morado.

El forro es lo último que se coloca. Yo coso en primer lugar la cremallera al forro y después lo coso a mano en el bolso (mi máquina de coser no da para coser un tejido grueso).

¿Os animáis a tejer un bolso de mano?

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 20 de abril de 2015

Biquini azul de ganchillo

Es la primera vez que he tejido un biquini de ganchillo. Cuando dije a mis amigas lo que tenía en mente me dijeron que son poco prácticos porque absorben mucha humedad, doblan su peso al mojarse y tardan en secarse. Pero investigando un poco descubrí un material que apenas absorbe humedad y tiene u secado rápido. Se trata del tactel.

El tactel es un tipo de fibra sintética, muy ligera, suave y seca ocho veces más rápido que el algodón. Los ovillos son un pelín caros, 4,50 euros un ovillo de 50 gramos, pero como solo son necesarios dos ovillos,  por 9 euros tienes un biquini original y único.

El patrón es para una talla sujetador 85-90 y de braguita, 38-40. Además de dos ovillos del color que más os guste, se necesitan una aguja del 2,5 (es mejor que el punto quede apretadito), un marcador de vueltas y unas tijeras.




En un biquini tejido con tactel el forro no es imprescindible, pero sí recomendable; aunque yo he optado por no ponérselo.

Braguita
Empezamos tejiendo la parte trasera de la braguita.
1. 22 cadenetas.
2. Una vuelta de 22 medias varetas. Hasta que se indique lo contrario, seguimos con medias varetas.
3-14. Un aumento en cada uno de los extremos.
15.  Dos aumentos en cada uno de los extremos.
16. Un aumento en cada uno de los extremos.
17. Dos aumentos en cada uno de los extremos.
18-35. Un aumento en cada uno de los extremos.
36. Un aumento en cada uno de los extremos, pero tejemos la vuelta tejiendo una media vareta, una cadeneta, enlazándolas cada dos puntos de la vuelta anterior.
37. Un aumento en cada uno de los extremos. La vuelta se teje en punto piña en cada uno de los huecos de la vuelta anterior.
38. Un aumento en cada uno de los extremos. Tejer toda la vuelta en punto piña.
39. Un aumento en cada uno de los extremos, pero tejemos la vuelta tejiendo una media vareta, una cadeneta, enlazándolas cada dos puntos de la vuelta anterior.
40. Un aumento en cada extremo. Terminar la vuelta con medias varetas.




Parte delantera
1. Tomamos la braguita por la parte más estrecha , enganchamos la hebra y tejemos 22 medias varetas.
2-5. Tejemos todas las vueltas con varetas, haciendo una disminución al principio y al final de la vuelta hasta llegar a tener 14 puntos.
6-12. Tejer sin ninguna disminución.
13. 16. Dos aumentos al principio y al final de cada vuelta.
17-38. Un aumento al principios y al final de cada vuelta.
39. Un aumento al principios y al final de cada vuelta, pero tejemos la vuelta tejiendo una media vareta, una cadeneta, enlazándolas cada dos puntos de la vuelta anterior.
40-41. Un aumento en cada uno de los extremos. Tejer toda la vuelta en punto piña.
42. Un aumento al principios y al final de cada vuelta, pero tejemos la vuelta tejiendo una media vareta, una cadeneta, enlazándolas cada dos puntos de la vuelta anterior.
43. Un aumento en cada extremo. Terminar la vuelta con medias varetas.

La puntilla de la braguita se teje mediante tres cadenetas, enlazadas cada dos puntos.

La dos partes se unen mediante lazos. Se montan 100 cadenetas (o el número que necesitéis) y se teje alrededor de toda la cadeneta con puntos deslizados. Haced cuatro iguales y coserlos en cada uno de los extremos de la braguita.

Para el sujetador seguí el patrón de Amies Bijoux, pero es un poco pequeño. Si lo queréis hacer más grande, solo hay que aumentar el número de vueltas.  Yo añadí siete vueltas. También modifiqué el patrón original con una vuelta en punto abanico en la parte de abajo. Así es más fácil colocar el lazo.



Los lazos se hacen igual que para las braguitas. Para el contorno, son necesarias 300 cadenetas, y cada uno de los tirantes, 200.

A mí me parece un biquini estupendo para disfrutar en la piscina o en la playa.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 16 de abril de 2015

Camiseta con detalle de encaje de ganchillo

¿Estáis cansadas de una camiseta  todavía  buen uso pero un poco sosa? La solución para darle un aire nuevo no puede ser más sencilla. Recupera un tapete que tengáis de la abuela y cosedla en la parte de atrás. Se corta la camiseta que hay debajo del nuevo adorno y queda una prenda muy bonita y veraniega.




Pero si no tenéis ningún tapete de la abuela o queréis hacerlo en un color especial para combinar, aquí os dejo la transformación de una de mis camisetas. Estaba un poco aburrida de verla en el armario y con un pequeño cambio ¡camiseta nueva! Todo el mundo me pregunta dónde la he comprado y cuando les digo que solo he necesitado un poco de ganchillo e imaginación, mis amigas quieren una igual. Lo mejor de todo es que puedes hacer el encaje tan grande o tan pequeño como desees.

Detalle encaje



En imagui encontraréis patrones para todos los gustos. Los podéis personalizar cambiando el tradicional color blanco de los tapetes por otro que más os guste y combine con la camiseta elegida.

¿No os parece una buena idea reciclar y dar un nuevo aire a tu ropa?

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 13 de abril de 2015

Mantel individual de crochet

Si estáis empezando en esto de tejer a crochet, la labor de hoy es muy adecuada para el nivel de principiantes. Se trata de un mantel individual, con puntos básicos: cadeneta, bajo y vareta (también llamada punto alto). El hilo es fino, pero siempre se puede usar un grosor mayor y así el trabajo resulta más sencillo. El color queda a vuestra elección, para que lo combinéis como más os guste. El mantel mide en total 45 x 35 centímetros.

Los materiales necesarios son:
-hilo,
-aguja adecuada para el grosor del hilo (yo utilicé una del número 2),
-tijeras.

Empezamos el trabajo con 146 puntos de cadeneta. Añadimos cuatro cadenetas más que actuarán como primera vareta (cada vez que iniciemos una vuelta, hacemos cuatro cadenetas  como primera vareta). Ahora enlazamos el hilo dejando una cadeneta libre de la vuelta anterior y tejemos haciendo una vareta, una cadeneta. Hacemos una segunda vuelta siguiendo el mismo esquema.

En la tercera vuelta tejemos una vareta, una cadeneta, una vareta, una cadeneta, una vareta en todos los puntos de la vuelta anterior  excepto en los tres puntos finales que hacemos una cadeneta, una vareta, una cadeneta, una vareta. Este paso es importante para hacer el recuadro interior que enmarcará el corazón.

Vueltas 5, 6, y 7: Una vareta, una cadeneta, una vareta, una cadeneta, tres varetas, y seguimos con una cadeneta, una vareta hasta llegar al marco interior de la vuelta anterior,y tejemos tres varetas, una cadeneta, una vareta, una cadeneta, una vareta.

Para comenzar el corazón, tejemos tres varetas en el centro de la labor y en cada vuelta se tejen tres varetas justo delante y detrás para ir ampliando corazón. Es más sencillo siguiendo las instrucciones de la fotografía.


Cuando se tarima el corazón, se repiten los pasos del inicio para acabar con el recuadro interior.
En la siguiente foto podéis ver el resultado final de la labor.

Controlando el número de puntos, la labor se teje sin dificultad

La puntilla es opcional. Para evitar que se ricen los bordes se puede sustituir la puntilla por una vuelta de puntos deslizados o puntos bajos (dos en cada hueco).

La puntilla se hace tejiendo seis varetas en el mismo punto, cada puntos de la vuelta anterior.


A veces explicar un patrón es más complicado que tejerlo. Espero que las fotografías os ayuden.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 9 de abril de 2015

Lecturas ganchilleras

Todo, o casi todo, está en internet. Yo misma digo que si no lo encuentras en internet es que no existe.  Por otro lado, también admito que buscar y encontrar exactamente lo que buscas es a veces complicado por la abundancia de información. ¿Por qué es un problema? Distinguir la información buena de la que no lo es cuesta cuando aparecen miles de resultados.

Si hablamos del "universo tejeril", la cosa se complica aún más. Cuando crees que encuentras un patrón gratuito, no se entiende o la página no existe. O peor, te lleva a un página que no tiene nada que ver con lo que buscamos.

¿Y por qué suelto todo este rollo? Porque soy fan de las nuevas tecnologías, pero no me olvido de los libros, tan amigables, y no necesitan conexión de ningún tipo para encontrar lo que buscas. A veces me resulta mucho más sencillo encontrar lo que quiero y sin mareos con un buen libro.

Mis lecturas ganchilleras buscan siempre la información precisa y tengo tres libros de referencia. Os cuento por qué me gustan y qué podéis encontrar en ellos.

Mi libro de cabecera es Todos los puntos de ganchillo de Katia (sí, la marca de hilos y lanas). Se publicó en 2014, tiene 226 páginas y recoge toda clase de puntos y motivos. Me parece un trabajo muy completo. Ofrece una fotografía del punto en cuestión, gráfico y explicación. Si eres  una ganchillera experta, seguro que descubres algunas cosas interesantes; y si estás empezando, este libro te guiará y te facilitará mucho la vida.

El libro está dividido en secciones: puntos tejidos, puntos calados, puntos bicolor, puntillas, flores y hojas, rosetones, escuela de ganchillo y abreviaturas. Solo le pongo una pega: no hay índice alfabético, muy útil si ya sabes el punto que quieres hacer pero necesitas refrescarlo.

Para mí es un libro 100x100 recomendable.

Uno de los puntos que podéis aprender: el punto piña.



Gracias a este libro he descubierto que mi punto cruzado se llama en realidad punto Judith.

Patrón
Otro libro para aprender es Punto y ganchillo de Charlotte Gerlings, publicado en 2012 (2014 en su versión en español), de Editorial Hispano Europea. Tiene 50 páginas y es muy manejable.

Se divide en cuatro partes: equipo y material, métodos y técnicas de ganchillo, métodos y técnicas de punto. Es recomendable para las que se están iniciando. Con dibujos detallados de cómo sujetar la aguja, hacer aumentos y disminuciones, trabajar en redondo y proyectos.

El último libro que recomiendo: Tejidos del mundo: guía visual de las técnicas tradicionales de Jonh Gilllow y  Brian Sentance, publicado en 1999 y traducido al español en el año 2002 de Editorial Nerea.

Es un libro muy completo sobre historia y diferentes tipos de tejidos. No se trata de una guía, si no de información sobre este apasionante arte. Además de ganchillo, trata de telares, bordados, con muchísimas fotografías antiguas, técnicas, diferentes materiales (cuero, lana, algodón, corteza...), etc. Es un libro para disfrutar y ampliar conocimientos, ideal para las más curiosas.

NOTA: Perdonad que no ponga fotografías de los libros en cuestión. Estaría infringiendo derechos de autor.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 6 de abril de 2015

Muñeca Hatsune

De todos los trabajos que hago, los amigurumis me parecen los más difíciles.  La cara da muchos problemas, sobre todo darle expresividad y un parecido razonable al original (si es que lo hay). Sin embargo, me gusta ponerme retos y cuando vi la muñeca Hatsune, no me lo pensé dos veces.

Hatsune es un banco de voz para programas informáticos. Posteriormente, la compañía propietaria contrató al artista de manga japonés Kei Garo para que creara su imagen. Esta es muy característica, con largas coletas de color azul. 

Yo hice una versión muy sencilla. Espero haber hecho honor al original.




Hice la muñeca sin patrón, haciendo y deshaciendo, anotando todos los pasos para poder compartirlo, hasta conseguir la muñeca que veis en la fotografía.


Los materiales necesarios para hacer una muñeca Hatsune son los siguientes:
-Hilo beige: 50 gramos.
-Hilo celeste o azul turquesa: 100 gramos (sobrará).
-Hilo negro: 50 gramos.
-Hilo gris: (25 gramos). Es mejor que sea gris muy claro. El que yo usé es un poquito oscuro.
- Unas hebras de hilo rosa para las coletas y la boca.
-Guata.
-Marcador de vueltas.
-Tijeras.

Cabeza
1. Anillo mágico con seis puntos.
2. Dos puntos bajos en cada punto de la vuelta anterior.
3. Un aumento, un punto bajo.
3. Un aumento, dos puntos bajos.
4. Un aumento, tres puntos bajos.
5. Un aumento, cuatro puntos bajos.
6. Un aumento, cinco puntos bajos.
7. Un aumento, seis puntos bajos.
8. Un aumento, siete puntos bajos.
9-17. Un punto en cada punto de la vuelta anterior.
18. Una disminución, siete puntos bajos. Coser los ojos a una distancia de 8 puntos.
19. Una disminución, seis puntos bajos.
20. Una disminución, cinco puntos bajos.
21. Una disminucion, cuatro puntos bajos. Rellenar con guata.
22. Una disminución, tres puntos bajos.
23. Una disminución, dos puntos bajos.
24. Una disminución en todos los puntos de la vuelta anterior. Cerrar la labor.

Bordad los ojos en color celeste y la boca en color rosa.

Para el pelo, se bordan tres triángulos frontales a modo de flequillo. Para las coletas, cortad hebras de 50 centímetros, dobladlos y enganchadlos uno a uno. Esta parte es bastante lenta. Solo puedo recomendar paciencia. Si las coletas se quedan algo rizadas, se pueden planchar (comprobad la temperatura de la plancha para no quema la lana).


Brazos
1. Anillo mágico de seis puntos.
2. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior.
3-18. Un punto bajo en cada punto de la vuelta anterior.

Piernas
1. Comenzamos a tejer en color negro. Anillo mágico de seis puntos.
2. Un aumento en cada punto de la vuelta anterior.
3. Un aumento, un punto bajo.
4. Un punto en cada punto de la vuelta anterior.
5-10. Nueve puntos bajos, una disminución (así conseguimos hacer el pie).
11-27. Tejer en punto bajo sin aumentos ni disminuciones.
28-29. Cambiar al color azul. Tejer en punto bajo.
30-34. Cambiar al color beige. Tejer en punto bajo.  
27. Cambiar al color azul. 
32. Un punto bajo en cada punto de la vuelta anterior. Rellena con guata.

Alrededor de todo el pie, bordad en color azul una línea.



Cuerpo

1. En color beige.Empezad el cuerpo enlazando la aguja en una de las piernas. Teje en punto bajo, cuando hayáis llegado a la mitad, tomad la otra pierna y enganchar la labor. Seguid tejiendo en punto bajo  alrededor de las dos piernas.
2-26. Tejer en punto bajo.
27. Una disminución, diecinueve puntos, una disminución.
28-32. Una disminución en el mismo punto que habéis hecho la disminución en la vuelta anterior.
33-36. Tejer en punto bajo sin disminuciones para tener el cuello.
Rellenad con guata.


La cabeza no se cose hasta que no le hayáis puesto el chaleco.






Falda
1. Treinta y seis puntos de cadeneta. Unir los extremos.
2-4. Tejer toda la vuelta con puntos altos o varetas.
5. Un punto alto, un aumento.
6. Un aumento en todos los puntos.
7. En el mismo color del pelo (azul), tejer una vuelta en punto bajo, sin aumentos.

Corbata, en color azul
1. Cuatro puntos de cadeneta.
2-22. Tejer en punto bajo.

Mangas, en color negro
1. Veintiuna cadenetas. Unir los extremos.
2-8. Tejer en punto bajo.
9-10. Un punto bajo, un aumento.
11-14. Tejer en punto bajo, sin aumentos. Cambiar al color azul.
15. Tejer toda la vuelta en punto bajo.

Chaleco, en color gris
Hacer dos partes iguales
1. Veintiuna cadenetas.
2-14. Tejer en punto bajo.
15-27. Una disminución al inicio y final de cada vuelta.

Para el cuello del chaleco, tejer tres cadenetas y 26 vueltas en punto bajo.
Coser las dos partes del chaleco y luego el cuello. Colocar el chaleco en la muñeca y luego coser la cabeza al cuerpo. La corbata se cose debajo del cuello del chaleco.


Saludos y ¡feliz crochet!

miércoles, 1 de abril de 2015

Descansamos hasta el lunes que viene

Me tomo un largo fin de semana de descanso. Os dejo con un enlace para tejer una flor Molly para esos huecos que quedan entre roscos de  Semana Santa, procesiones y ratos en familia y amigos. Nos vemos el lunes.

https://www.youtube.com/watch?v=QNBjXHrg00E
Saludos y ¡feliz crochet!