Translate

lunes, 31 de agosto de 2015

Patrón para una abeja de crochet

Viendo las noticias sobre la invasión de un tipo de avispa que está aniquilando las abejas autóctonas, me vino la inspiración para tejer esta abeja.


La abeja en su hábitat natural
Cuando las vemos, a veces sentimos temor por las picaduras, más si somos alérgicos, pero también nos dan una miel riquísima y son imprescindibles para la polinización. Mi abeja no hace ninguna de estas dos cosas, pero me recuerda lo importantes que son.

Tejerla me ha llevado unos días, aunque es pequeñita. Mide 20 centímetros incluyendo las antenas y las patitas, pero son varias piezas que hay que hacer por separado, rellenarlas y luego coserlas. A pesar de todo, estoy contenta con la primera abeja de crochet que he tejido.


Los materiales necesarios son los siguientes: 

-Algodón amarillo, mejor de un tono intenso, negro y blanco para las alas. ¡Ah! y una hebra de cloro rosa para la boca. 
-Aguja más fina que el grosor del hilo.
-Fieltro negro y blanco.
-Tijeras.
-Guata para el relleno.


La abeja ya está dispuesta para volver a salir
Cuerpo
EN COLOR AMARILLO
1:  Montar 6 puntos bajos en anillo mágico (6)
2: Un aumento en todos los puntos (12)
3: Un punto, un aumento en toda la vuelta (18)
4: 1 punto bajo, aumento, 2 puntos bajos, aumento, 3 puntos bajos, aumento, 2 puntos bajos, aumento, 3 puntos bajos, aumentos, 2 puntos bajos (23) 
5: 2 puntos bajos, aumento, 3 puntos bajos, aumento, 4 puntos bajos, aumento, 3 puntos bajos, aumento, 4 puntos bajos, aumento, 2 puntos bajos (28)
CAMBIAMOS A COLOR NEGRO
6: 1 punto bajo, aumento, 4 puntos bajos, aumento, 5 puntos bajos, aumento, 4 puntos bajos, aumento, 5 puntos bajos, aumento, 4 puntos bajos (33)
7: 3 puntos bajos, aumentos, 7 puntos bajos, aumento, 7 puntos bajos, aumentos, 7 puntos bajos, aumento, 5 puntos bajos (37)
EN COLOR AMARILLO
8: 7 puntos bajos, aumento, 8 puntos bajos, aumento, 8 puntos bajos, aumento, 8 puntos bajos, aumento, 2 puntos bajos (41)
9: 15 puntos bajos, aumento, 20 puntos bajos, aumento, 4 puntos bajos, (43)
EN COLOR NEGRO
10: 10 puntos bajos, aumento, 14 puntos bajos, aumento, 13 puntos bajos, aumento, 3 punto bajos (46)
11: 25 puntos bajos, aumento, 20 puntos bajos (47)
EN COLOR AMARILLO
12: 10 puntos bajos, aumento, 36 puntos bajos (48)
13: 1 punto bajo en cada pb (48)
EN COLOR NEGRO
14: 36 puntos bajos, disminución, 10 puntos bajos (47)
15. 20 puntos bajos, disminución, 25 puntos bajos (46)
EN COLOR AMARILLO
16: 3 puntos bajos, disminución, 13 puntos bajos, disminución, 14 puntos bajos, disminución, 10 puntos bajos (43)17. 4 puntos bajos, disminución, 20 puntos bajos, disminución, 15 puntos bajos (41)
EN COLOR NEGRO
18: 2 puntos bajos, disminución, 8 puntos bajos, disminución, 8 puntos bajos, disminución, 8 puntos bajos, disminución, 7 puntos bajos (37).
19: 5 puntos bajos, disminución, 7 puntos bajos, disminución, 7 puntos bajos, disminución, 7 puntos bajos, disminución, 3 puntos bajos (33)
EN COLOR AMARILLO
20: 4 puntos bajos, disminución, 5 puntos bajos, disminución, 4 puntos bajos, disminución, 5 puntos bajos, disminución, 4 puntos bajos, disminución, 1 punto bajo (28).
21: 2 puntos bajos, disminución, 4 puntos bajos, disminución, 3 puntos bajos, disminución, 4 puntos bajos, disminución, 3 puntos bajos, disminución, 2 puntos bajos (23).
RELLENAMOS CON GUATA
22: 2 puntos bajos, disminución, 3 puntos bajos, disminución, 2 puntos bajos, disminución, 3 puntos bajos, disminución, 2 puntos bajos, disminución, 1 punto bajo (18)
23: Una disminución, un punto bajo  (12)
24: Una disminución en todos los puntos. Cerrar.


Detalle cabeza y alas


Cabeza
La cabeza no se cierra del todo, así tendrá mayor sujeción al coserla al cuerpo.
1: Montar 6 puntos bajo en anillo mágico (6).
2: Un aumento en todos los puntos.
3: Un punto, un aumento en toda la vuelta (18).
4: 1 punto bajo, aumento, 2 puntos bajos, aumento, 3 puntos bajos, aumento, 2 puntos bajos, aumento, 3 puntos bajos, aumento, 2 puntos bajos (23).
5: Aumento, 4 puntos bajos, aumento, 3 puntos bajos, aumento, 4 puntos bajos, aumento, 3 puntos bajos, aumento, 4 puntos bajos (28) .
6: 3 puntos bajos, aumento, 6 puntos bajos, aumento, 6 puntos bajos, aumento, 6 puntos bajos, aumento, 3 puntos bajos (32).
7: 5 puntos bajos, aumento , 9 puntos bajos, aumento, 9 puntos bajos, aumento, 6 puntos bajos (35). 
8: 3 puntos bajos, aumento, 10 puntos bajos, aumento , 11 puntos bajos, aumento, 8 puntos bajos (38). 
9: 12 puntos bajos, aumento, 25 puntos bajos (39).
10: Aumento, 38 puntos bajos (40). 
11: 1 punto bajo en toda la vuelta (40).
12: 38 puntos bajos, disminución (39).
13: 25 puntos bajos, disminución, 12 puntos bajos (38).
14: 8 puntos bajos, disminución, 11 puntos bajos, disminución, 10 puntos bajos, disminución, 3 puntos bajos (35).
15: 6 puntos bajos, disminución, 9 puntos bajos, disminución, 9 puntos bajos, disminución, 5 puntos bajos (32).
16: 3 puntos bajos, disminución, 6 puntos bajos, disminución, 6 puntos bajos, disminución, 6 puntos, disminución, 3 puntos bajos (28). 
17: 4 puntos bajos, disminución, 3 puntos bajos, disminución, 4 puntos bajos, disminución, 3 puntos bajos, disminución, 4 puntos bajos, disminución (23). Dejar una hebra larga para coserla al cuerpo.


Antenas

1: 6 cadenetas.
2: 3 puntos bajos en el segundo punto desde el ganchillo y terminar la vuelta con puntos deslizados.

Nariz y ojos

Con un hilo más fino (puede ser separando la habrá de color amarillo), seis puntos bajos en un anillo mágico. Cierra con un punto deslizado y coser hasta formar una bolita.

Los ojos se hacen con fieltro. Recorta un círculo blanco de un centímetro de circunferencia y pega o cose un trocito de fieltro negro encima.


Para el montaje de la cabeza, cose (o pega con pegamento) los ojos bien centrados, las antenas justo encima de los ojos, la nariz y borda en color rosa una pequeña línea a modo de boca. Rellena con guata y cose la cabeza al cuerpo.


Brazos y piernas

Brazos
1: Los brazos se tejen  montando seis puntos bajos en un anillo mágico.
2: Un punto, un aumento en toda la vuelta (9).
3-11: Tejer todas las vueltas en puntos bajos sin ningún aumento.
Coser los brazos al cuerpo de la abejita. 
No es necesario rellenar con guata, así tiene mayor flexibilidad. Pero si decidís usarla, ponedle muy poquita.
Piernas
1: Anillo mágico con seis puntos bajos.
2: Un aumento en todas las vueltas (12).
3: Un punto bajo en toda la vuelta (12).
4: 6 puntos bajos, una disminución (11).
5-6: Seguimos tejiendo en puntos bajos y hacemos una disminución en el mismo  lugar de la vuelta anterior.
7-19: Tejer en puntos bajos todas las vueltas sin disminuciones. 
Coser al cuerpo de la abestia. Aquí también es opcional rellenar las piernas con guata. Yo no lo hecho para ganar flexibilidad.


Detalle de las alas en la espalda
Alas
Las alas las tejemos en color blanco. Hay que tejer dos piezas por separado, unirlas por un extremo y luego coserlas en la espalda de la abeja.
1: 3 cadenetas.
2: Clavar la aguja en el segundo punto desde el ganchillo y tejer dos puntos bajos (2).
3: Un aumento en todos los puntos (4).
4: Un punto bajo en toda la vuelta (4).
5-10: A partir de esta vuelta hacemos un aumento SOLO en los extremos CADA DOS VUELTAS, para tener un triángulo.
11: Tejemos alrededor de toda al ala una vuelta con puntos deslizados para que los bordes queden más definidos.

Cundo tengamos las dos alas, las cosemos por el extremo más estrecho. Es importante coser las alas por el mismo lado, porque tienen derecho y revés. Si no tomamos esa precaución el dibujo de las alas será diferente en cada lado. Luego solo tenemos que coser las alas a la espalda de la abejita y acabado.


Sí, lo sé: la explicación es bastante larga, casi he tardado más en redactar el patrón que en tejer la abeja. Espero que os animéis a tejerla.


Saludos y ¡feliz crochet!





jueves, 27 de agosto de 2015

Adornar con crochet un cesto de trapillo

Hace unas semanas publiqué el patrón  de un cesto naranja y blanco de trapillo tejido en punto bajo. La particularidad del tejido estaba en enlazar el hilo en el centro de cada punto, no entre punto y punto.  Si además usáis una aguja de un tamañas menor a la del trapillo, el punto quedará con más cuerpo rígido.



El cesto que hoy comparto se teje siguiendo el mismo patrón que el cesto naranja y blanco, pero eliminando las asas. Lo tejí con restos de hilo azul que no servían para proyectos más grandes. La base tiene de diámetro 18 centímetros (siete vueltas, a partir de la octava seguí tejiendo sin hacer aumentos hasta tener una altura de nueve centímetros).

Cesto antes de coserle la puntilla



La particularidad  de este cesto es el pequeño detalle de crochet tejido con hilo matizado en tonos azul y blanco para una aguja del número 2. También es un pequeño resto de otro trabajo. Como veis, aprovecho todo el material sobrante para trabajos que en principio no tenía pensado hacer. Siempre se puede tejer algo bonito y útil.

El patrón para tejer el cesto no es demasiado difícil, pero requiere cierta práctica. Se hace de la siguiente forma:



Gráfico del patrón

1. Montar seis cadenetas. En el revés de la labor, clavar en la sexta cadeneta desde el ganchillo y tejer tres varetas. Dar la vuelta a la labor.

2-3. Cinco cadenetas, saltar dos varetas, tres varetas en la siguiente vareta.

Debes repetir las vueltas dos y tres hasta tener la medida deseada (en este momento, la labor no parece muy prometedora, paciencia, luego os quedará preciosa). Una vez que tengáis la medida, se trabaja con puntos deslizados hasta llegar al arco de la última vuelta. En este arco, tejed tres cadenetas (como primera vareta), seis varetas, un punto bajo en el centro de la vareta siguiente. Seguimos trabajando el mismo lado de la labor repitiendo el patrón (siete varetas, un punto bajo en el centro de la siguiente vareta).


Este es el resultado de la puntilla
Al finalizar con este lado de la labor, hacemos un punto bajo en la cadeneta de inicio y pasamos hacia el otro lado. Ahora hacemos un punto bajo en el centro de la vareta siguiente y montamos siete varetas en el siguiente arco y un punto bajo en el centro de la siguiente vareta. Repetimos hasta acabar la labor.

Cuando tengamos acabada nuestra puntilla, la cosemos con cuidado en el cesto. La de color naranja y blanco la usé como cestito para el pan y gustó mucho.  Con esta no sé todavía lo que voy a hacer, quizás la use para guardar pequeñas labores pendientes de finalizar. ¿Qué otro uso le darías?

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 24 de agosto de 2015

Alfombra de trapillo en color azul degradado.

Hoy tejeremos una alfombra en color azul degradado, ideal para un pequeño rincón o incluso para el baño. Mide 75 centímetros de diámetro solo necesitaréis trapillo azul de diferentes tonalidades. En total solo serán necesarios tres ovillos de diferentes tonos y alguna hebra bastante larga para introducir una línea de contraste, pero en la parte central sobrará material del ovillo que se puede aprovechar para otros proyectos. La parte exterior sí necesitará un ovillo completo.


Una alfombra para cualquier rincón

Patrón
1. En color azul más claro. Anillo mágico de 12 varetas.
2. Un aumento de varetas en cada punto de la vuelta anterior.
3. En punto bajo, un aumento, un punto, pero enlazando la hebra solo en la parte trasera del aro que se forma al tejer.
4. Cambiar de color. Seis cadenetas, enlazándolas cada cinco puntos de la vuelta anterior.
5. En cada arco, montar un punto bajo, cinco medias varetas y un punto bajo.
6. Seis cadenetas, enlazando con puntos bajos en el centro de cada pétalo que se ha formado.
7. Cambiar de color. Un punto bajo en toda la vuelta, enlazándolos solo en la parte trasera del aro que se forma al tejer.
8. Un aumento, diez puntos bajos en toda la vuelta, enlazándolos solo en la parte trasera del aro que se forma al tejer.
9. Cambia de color. Un aumento, once puntos bajos, enlazándolos solo en la parte trasera del aro que se forma al tejer.

Detalle de la parte centra
Detalle del borde de la alfombra



10. Tres cadenetas como primera vareta, dos cadenetas más. Enlaza la hebra cada dos puntos en la parte trasera del aro en toda la vuelta (una vareta, dos cadenetas cada dos puntos).
11. Dos varetas en cada hueco. Cada tres hacer un aumento con tres varetas.
12. Ocho varetas, un aumento, en toda la vuelta.
13. Nueve varetas, un aumento, en toda la vuelta.
14. Diez varetas, un aumento, en toda la vuelta.
15. Cinco cadenetas enlazadas cada tres puntos de la vuelta anterior.
16. En cada arco que se forma, tejer un punto bajo, cuatro medias varetas.
17. Cuatro cadenetas, enlazándolas en el centro de cada pétalo de la vuelta anterior.
18. Un punto bajo en toda la vuelta, enlazando el punto en la parte trasera del aro.

NOTA: Comprobad cada vuelta en una superficie plana. Dependiendo de la elasticidad y grosor del trapillo, puede ser necesario quitar o añadir algún punto. El trapillo de la parte central que he usado es bastante más grueso que el resto y comprobaba cada vuelta para que la labor no se rizara o encogiera.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 20 de agosto de 2015

Tres pulseras trenzadas de trapillo

La bisutería no es mi fuerte. Lo que más me gusta tejer son alfombras, mantitas y bolsos. Sin embargo, siempre quedan restos de material inservible. ¿Inservible? De eso nada. Diez o veinte centímetros de trapillo dan para mucho. Sobre todo si os gustan las pulseras como a mí. Podéis tener tantas que os faltarán brazos para lucirlas.

Yo he aprovechado unos restos de trapillo y unos abalorios de pulseras rotas para renovar mi bisutería. Todas tienen un punto en común: el trenzado del material. Aunque cada una la he hecho de manera diferente. Lo importante es que los abalorios o cuentas que uséis tengan un agujero central lo suficientemente grande para pasar el trapillo sin dificultad (esto es obvio).



 El trapillo es un material elástico, así que no tendréis que gastar dinero adicional para los cierres. En este caso es recomendable usar una pistola de silicona caliente para que los remates queden limpios. Yo los he cosido, y aunque los puntos son muy chiquititos y queda bastante bien, la opción de la silicona caliente me parece más acertada. Un nudo corredizo es otra posibilidad.

La pulsera azul la hice con tres cabos de trapillo, introduciendo  los tres cabos a la vez en los abalorios y alternando nudos y abalorios. En los extremos hice una trenza sencilla, corté la medida necesaria y cubrí el corte con un poco de trapillo del mismo color.

Los abalorios de la pulsera rosa tenían el agujero central más estrecho y solo pude pasar un cabo de trapillo. Añadí otro cabo a cada lado y enrollé un poco de trapillo para que la última cuenta quedara bien sujeta. Luego hice un trenzado y la terminé de igual forma que la azul.

La pulsera naranja es una combinación de trapillo naranja y blanco e hilo matizado en el mismo color. Introduje cinco cuentas metálicas en el trapillo. Después con una aguja de coser pasé cuatro cabos de hilo matizado bastante largos por cada una de las cuentas. Con los cabos de hilo matizado tejí cincuenta cadenetas (el número puede variar en función del ancho de la pulsera que necesitéis) y después hice una trenza. El cierre es un poco más tosco porque simplemente hice un nudo y corté el sobrante, pero queda bien en un estilo informal.

Detalles de trenzado y terminaciones


Como veis, todo se puede aprovechar, hasta el hilo más pequeñito.

Saludos y ¡feliz crochet!


lunes, 17 de agosto de 2015

Cinco vídeotutoriales básicos para aprender crochet

Hacer una selección de los mejores videotutoriales para tejer es siempre difícil: imposible hablar de todos, hay muchos y muy buenos. En mi primera recomendación recopilo cinco videotutoriales muy útiles para aprender técnicas básicas y trabajos sencillos. Para tejedoras que se están iniciando o que ya saben un poquito pero necesitan ampliar conocimientos.

Los criterios para esta selección han sido la claridad de la explicación, una iluminación aceptable (fundamental en los videotutoriales) y que no sean demasiado extensos. Haciendo clic sobre los nombres en color azul podréis ver los vídeos. Espero que os sean de ayuda.

Lanas y ovillos es una página muy completa y explica cómo realizar muchos trabajos, pero si estáis empezando, los vídeos sobre puntos básicos son muy fáciles de seguir. Solo tenéis que ir a la página principal y hacer clic sobre "conceptos básicos" y elegir el vídeo sobre el punto que queréis aprender (vareta, cadeneta...). Me gusta la sencillez de la explicación y que se incluya el símbolo correspondiente a cada tipo de punto.



Cuando estamos empezado muchas veces ocurre que los bordes en los trabajos rectos no quedan limpios, se tuercen, ensanchando la labor o encogiéndola de manera "misteriosa". Eso ocurre porque no tenemos claro el número de puntos que tenemos y, por tanto, dónde debemos tejer el último y el primer punto. Solo es necesario un minuto para resolver este problema. Fabyta Tejidos Crochet lo explica requetebién.

Un borde recto con un pequeño adorno


Una de las grandes preocupaciones para las nuevas tejedoras es cómo hacer un aumento y una disminución. Mundo labores explica en poco más de cuatro minutos un aumento con puntos bajos. Comprobaréis que no es nada difícil.

¿Y las disminuciones? ¡Ah!, eso es un poco más difícil, pero no demasiado. Al principio piensas que saltando un punto es suficiente, y luego ¡horror! hay una agujeros inexplicables que afean la labor. Para que eso no os pase eso, seguid los consejos de Crochet power. Son muy sencillos y las disminuciones prácticamente ni se notan.

Si sois de las que ya os atrevéis a  hacer cambios de color, Dara Martínez os lo explica con gran sencillez el cambio de color del hilo. Aunque el vídeo está pensado para trabajos circulares y amigurumis, se puede aplicar también a trabajos lineales.

Los cambios de color no son complicados


Saludos y¡feliz crochet!





jueves, 13 de agosto de 2015

Aplique redondo de ganchillo en hilo matizado

Vamos hoy a explicar cómo tejer este aplique redondo con hilo matizado, ideal para adornar un capazo playero o un cojín.

El aplique mide 13 centímetros de diámetro



Los materiales que vamos a necesitar para tejer este aplique redondo son los siguientes:
-hilo matizado finito, yo utilicé un pequeño resto que me quedó al tejer un chal.
-aguja del número 2,
tijeras.

Comenzamos montando seis cadenetas y cerramos los extremos con un punto deslizado. En la anilla que se forma trabajamos de la siguiente manera:

1. Cuatro puntos de cadeneta (que forma la primera vareta doble), dos varetas dobles cerradas juntas, seis cadenetas. Repetir hasta tener seis pétalos. Cerrar esta vuelta y las siguientes con un punto deslizado.

2. Trabajar con puntos deslizados hasta llegar al primer arco que se forma (después del pétalo). En el mismo arco, montar una cadeneta, tres puntos bajos, veinte cadenetas, cuatro puntos bajos. En el siguiente arco, repetir un total de seis veces.

3. En cada arco formado por las veinte cadenetas, tejer un pétalo don quince varetas, tres cadenetas, quince varetas. Saltar tres puntos bajos y cerrar con un punto deslizado. Repetir un total de seis veces.

Detalle central


4. Trabajar con puntos deslizados hasta llegar al arco de tres cadenetas. En este mismo arco, tejer tres cadenetas como primera vareta, dos varetas, tres cadenetas, tres varetas. Ocho cadenetas, enlazar una vareta triple en la sexta vareta del arco grande, enlazar otra vareta triple en siguiente arco. Repetir seis veces.

Detalle de las varetas triples

5. Terminar el aplique con un vuelta de puntos deslizados.

Si vais a utilizar este aplique como adorno en un cojín es conveniente plancharlo para que quede bien estirado.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 10 de agosto de 2015

Alfombra de trapillo en color blanco y beis

De todas las labores que se pueden hacer a ganchillo, mi favorita es tejer alfombras. Pero no tejo tantas como quisiera porque, sinceramente, ya no me caben más en casa. Sin embargo, las cambio por temporadas, las combino con la ropa de cama y lo mejor de todo ¡por muy poco dinero! Algunas amigas me dicen que da pena pisarlas, pero las alfombras están para eso y al estar tejidas de trapillo se lavan sin ninguna dificultad y quedan impecables.

Tengo una colcha tejida hace 40 años por la madre de mi marido. Es una joya (ya os he hablado de ella en alguna ocasión) y para combinar combinarla tejí una alfombra en color blanco y beis. Esta quedó un poco pequeña, mide solo 85 centímetros de diámetro, pero para es suficiente para dar un ambiente fresco al dormitorio.

Los colores claros refrescan el ambiente de un dormitorio

Para tejer la alfombra utilicé dos ovillos de grosor medio de color blanco y uno de color beis de 800 gramos y una aguja del número 10.

La alfombra es muy blandita
1. Comenzamos en  color blanco montando 6 puntos bajos en un anillo mágico.
2. Un aumento en todos los puntos de la vuelta anterior, pero enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
3. Un punto, un aumento en toda la vuelta, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
4. Cambia a color beis. Dos puntos, un aumento en toda la vuelta, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
5. Una vareta, una cadeneta en todos los puntos de la vuelta anterior.


6. Cambia a color blanco. Dos varetas en cada punto de cadeneta de la vuelta anterior.
7. Un punto bajo en cada punto de la vuelta anterior, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
8. Un punto piña, dos cadenetas cada dos puntos de la vuelta anterior.
9. Tres varetas en el hueco formado por las cadenetas de la  vuelta anterior.
10. Ocho puntos bajos, un aumento en toda la vuelta, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
11. Nueve puntos bajos, un aumento en toda la vuelta, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
12. Diez puntos bajos, un aumento en toda la vuelta, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
13. Un punto piña, tres cadenetas cada tres puntos de la vuelta anterior.
14. En cada hueco formado por las cadenetas de la vuelta anterior alterna tres y cuatro varetas.
15. Trece puntos bajos, un aumento en toda la vuelta, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
16. Cambia a color beis. Ocho varetas, un aumento en toda la vuelta.
17. Un punto bajo en todos los puntos de la vuelta anterior, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
17. Ocho puntos bajos, un aumento en toda la vuelta, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
18. Nueve puntos bajos, un aumento en toda la vuelta, enlazando el hilo en la parte de atrás de la anilla que se forma.
19. Para finalizar, tejemos una puntilla muy sencilla. Montamos cuatro cadenetas y las enlazamos mediante un punto deslizado cada dos puntos en toda la vuelta.

NOTA: Al utilizar diferentes clases de puntos, los aumentos no siguen la progresión acostumbrada. También influye la diferencia de grosor entre el trapillo de color blanco y el beis. Como siempre, recomiendo colocar la labor en un superficie plana para comprobar el avance de la alfombra y rectificar en algún punto si es necesario. Ya sabéis, si encongue, es necesario aumentar el número de puntos y si se riza, disminuirlos.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 6 de agosto de 2015

Cesto de trapillo

El patrón de ho yes bien sencillo. Se trata de un cesto de trapillo tejido en punto bajo, pero con la particularidad de enganchar el trapillo justo en el centro del punto, así se forma una especie de espiga que aporta mayor rigidez al cesto.

Cesto de 17 centímetros de diámetro y 10 de altura


Para un cesto de este tamaño, 300 gramos de trapillo son suficientes. Se necesita además una aguja del número 10, un poco de algodón para la decoración y una aguja adecuada al grosor del hilo de algodón.

1. Comenzamos el cesto tejiendo un anillo mágico con 6 puntos bajos.
2. Un aumento en todos los puntos de la vuelta anterior.
3. Un punto, un aumento en toda la vuelta.
4. Dos puntos, un aumento en toda la vuelta.
5.Tres puntos, un aumento en toda la vuelta.
6. Cuatro puntos, un aumento en toda la vuelta.
7. Un punto bajo en todos los puntos de la vuelta anterior.
8-15. Un punto bajo enlazando el hilo en el centro del punto, sin ningún aumento. Fijaos en las fotografías.



16. Para las asas, seguimos tejiendo en punto bajo. Cuando lleguemos a la mitad, montamos 10 cadenetas y las enganchamos saltando otros 10 puntos. La otra asa la hacemos en lado opuesto. La última vuelta la hacemos en punto deslizado y en las asas en punto bajo para que tengan mayor consistencia.

El pequeño adorno se teje con hilo de algodón, montando 10 varetas dobles en el mismo punto, saltando un punto, enlazando en el siguiente, saltamos otro punto y en el siguiente volvemos a tejer 10 varetas dobles. Repetir en toda la vuelta.

El cesto es mucho más fácil de explicar que de tejer. ¿Me creeríais si os digo que he tardado más en escribir el post que en hacerlo? Si tenéis alguna duda, os contestaré encantada.

Saludos y ¡feliz crochet!


lunes, 3 de agosto de 2015

Tejer con bolsas de plástico

Todos los días tiramos a la basura objetos que podemos reciclar y convertir en algo útil y bonito. No sé a vosotros, pero cuando veo bolsas de plástico desperdigadas por el campo o la playa me entristezco. Todo ese daño al medio ambiente se puede evitar y las tejedoras podemos aportar nuestro granito de arena reciclando ese plástico y creando todo lo que se nos ocurra (no solo de ovillos "vivimos" las tejedoras).

Si todavía no sabéis cómo convertir una bolsa de plástico en material para tejer, os dejo el siguiente tutorial. Comprobaréis que es muy fácil: transformar una bolsa de plástico en un ovillo.

El año pasado publiqué cómo tejer una cesta para la playa y un pequeño bolso tejidos con bolsas de plástico. Hoy os muestro unos pequeños cuencos que podréis utilizar en el baño para pequeños objetos o en la cocina para azucarillos. También podrían formar parte de un candy bar, tan de moda actualmente en celebraciones infantiles.

Las bolsas que he utilizado son transparentes, muy finas, de las que se usan en la frutería. Al tejerlas parecen rafia y tienen un brillo nacarado. A algunas personas les cuesta creer que con un material tan humilde se pueda tejer algo interesante. Pero cuando ven el resultado cambian de opinión.

Una bolsa de plástico no parece gran cosa, pero fijaos lo que podemos tejer con ella

Si os fijáis en el detalle, el patrón que he seguido es muy sencillo (no hace falta complicar las cosas para hacer algo bonito). He hecho una base redonda en punto bajo y cuando he tenido el diámetro deseado, he tejido con varetas (puntos altos) de la siguiente forma: en un mismo punto, dos varetas, una cadeneta, dos varetas. Salto dos puntos y en el tercero repito el patrón. Como se trataba de pequeños cuencos solo he tejido cuatro vueltas.

Espero que os animéis a tejer con bolsas de plástico. el resultado os sorprenderá.



Saludos y ¡feliz crochet!