Translate

lunes, 28 de septiembre de 2015

Marcapáginas de crochet

Los marcapáginas son una labor muy rápida de hacer y sirven para aprovechar pequeños restos de hilo. Quedan muy bonitos. Y si os habéis pasado a los libros electrónicos, este mismo patrón puede servir como adorno para las puertas de los armarios con una pequeña lazada.

Para tejer este marcapáginas solo hace falta un poco de hilo rosa y aguja del número 3, hilo  más finito de diferentes colores y cuatro cuentas de cristal.

El corazón se teje siguiendo el siguiente gráfico:

Comenzamos con 14 cadenetas


Con el hilo más fino bordamos tres líneas con puntos deslizados alrededor del corazón, cambiando el color de cada línea.

Marcapáginas todo corazón


Ensartamos una cuenta de cristal con los diferentes hilos de color  (de unos 25 centímetros de longitud) y lo sujetamos en el extremo del corazón. En el otro extremo, ensartamos las otras tres cuentas de cristal y hacemos un nudo.

Para usarlo como adorno para el pomo de una puerta, enlazamos el hilo en el pico del corazón y hacemos 20 cadenetas y cerramos en el mismo lugar. Anudamos y escondemos los cabos en el revés de la labor.

Detalle


Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 24 de septiembre de 2015

Tendencias otoño-invierno 2015-2016

Ayer comenzó  oficialmente el otoño astronómico y parece que las ganas de tejer se intensifican en esta época del año. Es también u nbuen momento para buscar inspiración y ver las tendencias en el universo tejeril. No importa que no tengamos el patrón, lo importante es encontrar ideas que adaptaremos según nuestros gustos y necesidades.

Comenzamos la selección con Sita Murt.
Es un jersey de cuello alto apto para manos habilidosas. ¿Os gustaría tejer algo así?


Sita Murt
Vestido de crochet de Stella MCartney


Stella MCartney


Delpozo

Las llamativas piezas laterales dan un toque muy original, incluso extravagante. Con una pieza así, es difícil pasar desapercibida.
Delpozo

Victor Alfaro nos propone una maxibufanda con cuello. Imposible pasar frío con un accesorio de este tamaño


Los días frío del invierno no son lo mismo con este colorido jersey de Valentino

Valentino
Rosetta Getty exprimer al máximo las posibilidades de los granny squares en una maxi chaqueta.


¿Qué os aparece? ¿Adaptamos alguna de estas ideas y comenzamos a tejer?

Saludos y ¡feliz tejido!

lunes, 21 de septiembre de 2015

10 cosas que quizás no sepas sobre tejer con dos agujas y ganchillo

Detrás del acto de tejer con dos agujas o ganchillo hay mucha historia y anécdotas interesantes. Hoy escribo sobre diez cosas que quizás no sepas sobre el tejido. ¿Deseas descubrirlas?

1. Nadie sabe realmente cómo es de antiguo

Se cree que tejer con dos agujas es más antiguo que tejer con ganchillo. Es difícil determinar la antigüedad debido a que los materiales usados se deterioran con el tiempo. Se han encontrado en excavaciones arqueológicas palos afilados que podrían ser agujas, pero no hay seguridad. En español la palabra "tejer" se documenta desde el siglo XIII.

Sobre el ganchillo, tampoco existen pruebas contundentes que confirmen su antigüedad, incluso se duda de su origen. Se apunta que puede ser chino, sudamericano o árabe. En Europa a partir del siglo XVI se hace muy común y en España se populariza en los siglos XVIII y XIX. En español de España se usa más la palabra ganchillo que la francesa crochet (la Real Academia Española recomienda croché, sin la t final o ganchillo), tanto para la técnica como para la herramienta. En cambio, en el español de América parece que está más extendido el uso de croché / crochet para la técnica y ganchillo para referirse a la aguja de tejer.

Fuente: Museo Británico. Relieve asirio del siglo VII a. C. Parecen llevar ovillos


2. Técnica mixta

Hay datos muy antiguos (del Antiguo Egipto) sobre la existencia de una mezcla entre tejer a dos agujas y con ganchillo. En la actualidad también encontramos esta mezcla en el ganchillo tunecino y el knooking, una aguja de ganchillo con ojal por donde se inserta la hebra.

Fuente: Portal de labores. Aguja y labor de knooking


3. En el pasado tejer con dos agujas era cosa de hombres (mientras que la mujer hilaba)

¡Cómo cambian las cosas! Ahora es una labor casi exclusivamente femenina, aunque cada vez hay más hombres interesados en aprender a tejer. El primer gremio de tejedores, donde no se permitían mujeres, se estableció en París en 1527.

Fuente: Google imágenes


4. La primera tricotosa se inventó en 1589

Fue inventada por el clérigo William Lee y transformó la confección de tejidos en un pequeña industria. Al principio se usó para tejer calcetines.

5. En el Reino Unido tejer se convirtió en un deber patriótico durante la Segunda Guerra Mundial

En la actualidad es normal encontrar diferentes iniciativas de tejido de mantas para refugiados en diferentes crisis humanitarias, como la vivida por los refugiados sirios (la manta de la vida) o gorritos y otras prendas para hospitales.

6. El crochet o ganchillo se consideró una imitación barata del encaje

En época pasadas el ganchillo se consideró una imitación de encajes de prestigio y acabó siendo desdeñado por las clases más pudientes, que podían permitirse comprar encajes más caros. La reina Victoria en Inglaterra impulsó esta forma de tejido, comprando encaje irlandés y aprendiendo ella misma a tejer. Por cierto, se considera a Eleonore Riego de la Branchardiére la inventora del encaje irlandés alrededor de 1842.

Fuente: Google imágenes. La reina Victoria tejiendo


7. Tejer es saludable

Numerosos estudios avalan esta afirmación. Hace algún tiempo escribí un artículo sobre los beneficios de tejer en la salud, tanto si es a dos agujas como a crochet. Si quieres leerlo, pincha aquí.

8. La lana no es el material más antiguo para tejer

El algodón y la seda eran los materiales más frecuentes durante los primeros 400 o 500 años en la historia del tejido. En el siglo XXI encontramos otros materiales como bambú, lino, rafia, yute...

9. Las primeras agujas estaban fabricadas con marfil, huesos y conchas de tortuga

Hoy es fácil encontrarlas de bambú y plástico.

10. El primer libro con patrones es del siglo XVII

Se publicó en 1611 por el alemán Johann Siebmacher. Incluye patrones, gráficos y motivos.

Fuente: Google imágenes
¿Conoces otras curiosidades sobre el tejido  y no las encuentras aquí? Me encantará conocerlas.

Saludos y ¡feliz crochet!



jueves, 17 de septiembre de 2015

Funda de gafas de crochet de color amarillo

Sí, es el patrón para una funda de gafas, pero también se puede usar como pequeño monedero o neceser, según vuestra necesidad.

Yo he tejido una funda para mis gafas de lectura, que son pequeñitas. Si queréis usarla para unas gafas más grandes, solo hay que aumentar el número de cadenetas inicial y el número de vueltas, tantas como sean necesarias para el tamaño de las gafas. Por ejemplo, para unas gafas de sol, se añaden diez cadenetas iniciales y cinco vueltas más.

El tamaño ideal para unas gafas de lectura


Los materiales necesarios son:
-hilo de algodón finito (yo usé uno con hilo de plata),
-hilo plateado,
-ganchillo del número 2,
-aguja lanera,
-tijeras,
-marcador de vueltas,
-broche de clip para el cierre,
-tela para el forro (opcional).

Patrón:
1: 45 cadenetas más una de subida.
2: Tejemos en punto bajo y cuando leguemos al extremo, seguimos tejiendo en el otro lado de las cadenetas. Enganchamos el marcador de vueltas.
3-22: Seguimos tejiendo en punto bajo, pero alternando la forma de enlazar la hebra en cada vuelta. En una vuelta enlazamos la hebra entre los puntos (como se hace normalmente) y en la siguiente, se enlaza la hebra en la parte delantera del aro que se forma en cada punto.

Comenzamos a tejer la solapa:

23: A partir de esta vuelta dejamos de tejer de forma circular. Al llegar justo a la mitad de la labor, giramos el tejido y tejemos de puntos bajos, alternando, como antes, la forma de enlazar la hebra en cada vuelta.
24-39: Hacemos una disminución en los extremos cada dos vueltas.

Cuando hemos terminado la solapa, tejemos alrededor de la misma una vuelta en puntos deslizados.

Con hilo plateado bordamos un corazón bien centrado en la solapa:

El corazón se borda en punto de cruz

El punto queda bastante tupido y no es imprescindible ponerle forro a la funda de gafas, aunque yo siempre lo recomiendo. Con el forro el punto no da de sí. Ahora solo queda coserle el clip para el cierre.

Detalle del punto realizado
Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 14 de septiembre de 2015

Cupcake de crochet

Lo mejor que tiene este cupcake es que te lo pasas tan bien haciéndolo como una con harina y azúcar pero no engorda nada de nada.

Lo puedes usar como aplique, broche, imán para la cocina... la imaginación no tiene límites.

Apenas si se necesita material, porque mide 8 centímetros de alto, incluyendo la guinda, y 6,5 de lado a lado. Los colores de la fotografía son orientativos, porque en cualquier color que lo hagáis quedará bonito.



Empezamos tejiendo seis cadenetas más una de subida. Tejemos ocho vueltas en punto bajo, haciendo una vuelta en cada extremo en todas las vueltas. Cortamos el hilo, dejando un cabo un poquito largo y cambiamos al color blanco (o a cualquier otro de tonos suaves).

Tejemos en punto piña, cada dos puntos de la vuelta anterior, salvo en los extremos, que hacemos dos puntos piña seguidos. En la fotografía se aprecia mejor este detalle. En las vueltas 2, 3 y 4 seguimos con punto piña, saltándonos el primer punto, así conseguimos las disminuciones necesarias.

Para que los bordes queden más limpios, hacemos una vuelta en punto deslizado alrededor de todo el cupcake.

Ahora solo queda la guinda. Yo la hice en hilo rojo más delgado, con un ganchillo del número 1,5. Se trata de un punto piña de diez lazadas, en lugar de las tres que normalmente lleva. Si usáis hilo más grueso, haced menos lazadas.


Si usáis el cupcake como broche, recomiendo pegarle un poco de fieltro un poquito más pequeño que el pastel en la parte trasera para que no se doble. También es aconsejable usar fieltro si queréis un imán para el frigorífico. Hay imanes adhesivos que se pueden encontrar en las tiendas de manualidades.

¿Os animáis a tejer un cupcake? ¡Solo os llevará 20 minutos!

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 10 de septiembre de 2015

Posavasos de tela y crochet

Un trocito de tela por aquí y un resto de hilo de algodón por otro lado dan como resultado un posavasos muy coqueto.

Lo importante es que la tela no sea gruesa, para poder clavar la aguja con facilidad. Además os hará falta hilo finito, para una aguja del número 1,5, fieltro (opcional) y friselina o entretela (es una tela muy que se adhiere a la tela con un poco de plancha). Aguja lanera.

El fieltro le dará al posavasos mayor rigidez, pero si lo preferís más flexible, la friselina será suficiente.


Posavasos con un trocito de tela que tenía olvidado

Para empezar cortaremos un círculo de 8 centímetros de diámetro de fieltro y dos de friselina (puede ser un poco mayor o menor). Se puede usar como guía cualquier cosa.

Cortamos dos círculos de tela un poquito más grande que el fieltro, como medio centímetro más. No tuve esa precaución con el primer posavasos y no pude clavar la aguja para la puntilla porque entre el fieltro y la friselina eso parecía hormigón armado.

Montamos los materiales como un bocadillo siguiendo este orden: tela, friselina, fieltro, friselina, tela.

Poned cuidado en centrad todos los elementos y que sobresalga un poquito de tela sin fieltro y sin friselina. Se pueden sujetar con un hilvanado suave para que no se muevan los materiales. Ahora un poquito de plancha para pegarlo todo.

Esta era la parte más difícil, porque siempre se corre el riesgo de no pegar bien la tela.

La parte  agradable para mí es el tejido de la puntilla. Yo me ayudé de una aguja para hacer agujeros alrededor de todo el posavasos, cada medio centímetro más o menos, pero no lo hice con precisión matemática. ¿Por qué realicé este paso? Para que fuera más fácil y cómodo clavar el ganchillo.

Tejí la primera vuelta en puntos bajos, alternando un punto, un aumento, así en toda la vuelta. Si no se hacen los aumentos el posavasos se rizará. Para las vueltas 2 y 3, seguí el gráfico de la fotografía:

Gráfico de la puntilla

Este el primer posavasos que hago con tela, pero no será el último.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 7 de septiembre de 2015

Juegos y aplicaciones para Android de tema tejeril

El post de hoy está dedicado a aplicaciones y juegos para Android que hacen la vida de los tejedores y las tejedoras más fácil y divertida, o no. No es por ser pesimista, pero algún chasco me he llevado cuando me he descargado aplicaciones para mi teléfono móvil y algunas no eran lo que parecían. Hablo, por supuesto, desde mi experiencia personal, quizás vosotras y vosotros sí le habéis sacado todo el jugo posible a las aplicaciones y juegos que hay en la lista.

He seleccionado tres aplicaciones y dos juegos, todos gratuitos. Tengo que investigar más las aplicaciones de pago para saber si merece la pena gastarse el dinero.  He intentado, sin conseguirlo, descargarme Little Knitter (de pago). Parece que permite crear gráficos, pero no me aparece cuando hago una búsqueda para descargármela. ¿Será que ha desaparecido y yo no me enterado o  estoy haciendo algo mal y por eso no aparece? Si esta la habéis probado, me gustaría saber vuestras opiniones.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es la escasez de aplicaciones y juegos de tema tejería en español, las hay, sí, pero no tantas como en inglés. De nuevo, ¿estoy haciendo las búsquedas equivocadamente o es que realmente existen pocas en español? Pero a pesar de la escasez, la primera de la que voy a hablar es para hispanohablantes.

CROCHET PARA PRINCIPIANTES
Crochet para principantes


Se trata de una selección de vídeotutoriales que ya están en Youtube. Es de fácil manejo y permite elegir entre puntos básicos, crochet para principiantes, crochet paso a paso, patrones, tipos de puntos, tunecino, ideas, ganchillo irlandés y amigurumis.

Ventajas:
-En algunos casos puedes descargar los diagramas.

-Permite compartirlos en las redes sociales y guardarlos como favoritos.

-Es fácil de usar y las opciones de búsqueda.

Inconvenientes:
-Publicidad muy molesta porque te interrumpe el vídeo. No es un simple anuncio en la parte inferior del móvil, ocupa toda la pantalla y tienes que ir cerrando la ventana publicitaria. Estoy a favor de la publicidad porque es una forma de que los desarrolladores obtengan ingresos por su trabajo y los usuarios puedan tener aplicaciones gratuitas, pero cuando es tan agresiva, interrumpiendo justo cuando más concentrada está en la labor, ... es muy cansino.

La última actualización es de diciembre de 2014 y tiene una puntuación de los usuarios de 3,3 sobre 5.

CROCHET LAND

Muy parecida a la aplicación anterior es Crochetland, que ayuda a llegar a muchos canales de Youtube para tejedores inquietos. Es una recopilación de enlaces a vídeotutoriales gratuitos en varios idiomas.

CrohetLand

Ventajas:
-La mayor ventaja es tener reunidos muchísimos vídeotutoriales en una sola aplicación.

-Existen opciones para ordenarlos  por fechas, leídos y título.

-También puedes realizar búsquedas por canal de Youtube.

-La publicidad es mucho más sutil que en la aplicación anterior.

Inconvenientes:
-Si dominas Youtube y conoces los canales más adecuados a tus necesidades no le encuentro mucho interés.

La última actualización es de agosto de 2015 y tiene una puntuación de 4 sobre 5.

PATTERNLY

Se presenta como una aplicación que permite crear tus propios patrones, tantos como quieras, en cualquier sitio y en cualquier momento. Permite inventariara las lanas por marca, tamaño de la aguja, color y tintada.
Patternly

Es una aplicación bastante completa, pero tienes algunos inconvenientes, como luego explicaré.

Vamos a empezar por las ventajas:

- Se pueden crear patrones en crochet y dos agujas.

- Indicación del grado de dificultad, qué tipo de proyecto y descripción del mismo.

- Opciones de búsqueda de patrones.

- Fácil lectura.

Pero todo es tan bonito como parece. Ahora le toca el turno a los inconvenientes:
- Terminés mi lista de ventajas coon "fácil lectura". Esto es así si dominas el inglés, de lo contrario, puedes crac un galimatías monumental o desinstalar la aplicación porque no puedes sacarle partido. 
- No permite crear gráficos ni añadir fotos del proyecto. ¡Después de tanto trabajar y no tener una foto junto con el patrón!
-Si te equivocas en una vuelta, debes comenzarla de nuevo.
-No se pueden exportar los patrones, por lo menos en la versión que he usado.
La última actualización es de julio de 2013 y tiene una puntuación de 3,2 sobre 5. 
Después de hablar sobre tres aplicaciones, paso a la sección de juegos. Y aquí es donde me encuentro las mayores decepciones.
BEBÉ QUE HACE PUNTO A MEDIDA
Para empezar, el nombre lleva a error. El juego está en inglés y también lleva a error: Baby Knitting Taylor. El bebé no hace punto, ¡cose un vestido! para una fiesta de cumpleaños. Está etiquetado como "girl games", es decir, "juegos para niñas". ¿Los niños no deben aprender a tejer, bueno, en este caso a tejer? Cuando de adultos se les caiga un botón ya los veo corriendo a casa de mamá para solucionar el problema, pidiendo favores o pagando a alguien que se haya molestado en aprender. ¡Ay, que me desvío del tema!
El juego, en inglés, parece pensado para aprender el orden a la hora de coser: elegir la tela, medir, cortar, coser... y se va viendo cómo queda la pieza en cada paso, pero sinceramente, no he tenido paciencia para ver cómo sigue. Pensaba que sería un juego estupendo para que los peques de la casa aprendieran o se interesaran por el tejido; aunque quizás sí funcione para que se interesen por la costura y es el germen de los nuevos Chanel, Alexander Mcqueen o Dior, ¿quién sabe? 
La puntuación de los usuarios es de 3,5 sobre 5 y la última actualización es de mayo de 2015.

GRAN SIMULADOR DE PUNTO

Decepcionante. Se trata de un juego en inglés para tejer a dos agujas, donde desarrollas velocidad y el largo de la pieza. Tiene publicidad (no demasiado molesta).


Objetivo: mover las agujas para tejer una bufanda o un calcetín tan rápido como te sea posible.


Gran simulador de punto
Parece que a los usuarios no les gusta demasiado (tiene una puntuación de 2,4 sobre 5). Hay comentarios como "¡no me ha gustado nada!", "no se puede cambiar el color", "no sirvió para nada", aunque también hay usuarios a los que les encantó y les pareció un juego buenísimo; sin embargo, abundan las opiniones negativas.

La última actualización es de junio de 2015.

Seguiré investigando el tema de las aplicaciones y juegos sobre tema tejeril y prometo compartir mis "descubrimientos" en cuanto sea posible.

Saludos y ¡feliz crochet!


NOTA: No sé que pasa hoy con blogger que el interlineado parece tener vida propia.


jueves, 3 de septiembre de 2015

Bolso de trapillo rojo y azul

El mes de agosto ya ha acabado, pero todavía hay quien disfruta de sus vacaciones en septiembre y lucir complementos con un toque marinero, ideales si se disfruta del merecido descanso en este mes.

¿Eres una de las afortunadas que va a descansar en la playa? Si la respuesta es sí, quizás quieras tener un bolso de trapillo rojo y azul, con un cierto toque marinero.

La cadena se puede sustituir por otra tejida de trapillo


Solo necesitarás:
-medio ovillo de trapillo color rojo,
-medio ovillo de trapillo de color azul marino, (procurad que el el trapillo sea del mismo tipo en grosor y elasticidad),
-trapillo estampado azul y blanco,
-aguja de ganchillo del número 10,
-tela para el forro,
-cremallera de 23 centímetros,
-hilo y aguja para coser,
-30 centímetros de cadena gruesa para la pulsera, tijeras, marcador de vueltas.


1: Comenzamos con el color azul marino. Teje 15 cadenetas más una de subida. En el segundo punto contando desde el ganchillo, haz tres puntos bajos en el mismo punto. Cuando llegues al final, haz otros tres puntos en el extremo y sigue tejiendo en puntos bajos en el otro lado de la cadeneta.
2-6: Seguimos tejiendo sin aumentos en punto bajo, pero enlazando en el punto, no entre puntos (como  en la cesta de hace algunas semanas).
7: Hacemos una vuelta en punto bajo, enlazando el hilo solo en la hebra de atrás para tejer.
8: Cambiamos a color rojo. Tejemos en punto bajo.
9-14: Tejemos en punto bajo, enlazando en el punto.
15: Una vuelta en punto deslizado.

Al enlazar la hebra en el punto, el tejido parece hecho con dos agujas


Ahora toca bordar una línea con trapillo estampado entre los dos colores. Se teje clavando la aguja en el tejido y haciendo puntos deslizados. Con este mismo trapillo se teje una cadeneta lo suficientemente larga para introducirla entre los eslabones de la cadena y se cose al bolso.

Enrollad una hebra larga de trapillo estampado en la medida que más guste, con cuidado de ir cosiéndolo poco a poco para que no se deshaga. Cuando lo tengáis, lo coséis en la parte en color rojo  del bolso.

Cortar y coser el forro a la medida necesaria y la cremallera; después, se cose el forro al bolso. Y ya está listo un bolso para disfrutar de las vacaciones marineras de septiembre.

Saludos y ¡feliz crochet!