Translate

lunes, 30 de noviembre de 2015

7 fibras sintéticas para tejer

Bajo la denominación de acrílico se suele englobar a una serie de fibras que no son de origen natural, aunque como verás a continuación dentro de las fibras sintéticas hay mucha variedad.

Las fibras sintéticas se obtinen por síntesis química. Cuando compras en tu tienda favorita los ovillos para tus trabajos, quizás te pares a leer la composición de cada uno de ellos (yo lo hago). Si lo haces, enhorabuena. Cada labore requiere un tipo de fibra diferente según el uso que le vayas a dar y lo habitual es encontrar las fibras sintéticas mezcladas con las naturales para aportales mayor durabilidad o elasticidad. Estas son las 7 fibras sintéticas más comunes para tejer.

1. Nailon, nylon
Los investigadores de DuPont Corporation patentaron en 1938 el nailon. Es una fibra resistente y elástica, termoplástica que no tiñe con facilidad. Suele mezclarse con fibras naturales para aportarles resistencia.


Cuerda de nailon

2. Poliéster
El poliéster se desarrolla en el Reino Unido en 1941 por la compañía Imperial Chemical Industries. Es resistente, de tintura difícil y propensa al frisado (creación de pequeñas bolitas en la superficie dle tejido). Se mezcla con lana para hacerla más duradera y fácil de cuidar.

3. Acrílico
El acrílico imita a la lana y tiene propiedades similares al poliéster: durabilidad, fácil cuidado, frisado, pero se tiñe ocn faciliad y el resultado son colores brillantes. La primera fibra acrílica fue descubierta en 1941 por DuPont.

4. Microfibra
La microfibra se compone, como mínimo, de nailon y PET (tereftalato de polietileno). Tactel es la marca de microfibra de DuPont, muy ligera y con poca absorbión de agua. Este verano tejí un biquini con esta fibra. Tiene un tacto agradable, es fácil de trabajar, aunque tiene tendencia a engancharse y estropearse fácilmente con el roce.


Biquini de microfibra: tencel
5. Elastano
El elastano tiene una gran elasticidad, imprescindible en las prendas de baño, ropa interior y deportiva. Una de las marcas más conocidas es Lycra, de DuPont. El elastano se puede encontrar en los ovillos mezclado con otras fibras para aportales elasticidad. Es frecuente encontrarlo en ovillos especiales para biquinis.

6. Rayon
El rayón se produce a partir de un polímero de la celulosa. En 1924 adoptó el nombre de rayón, conocido también como viscosa. Es una fibra muy versátil que puede imitar el tacto de la seda, la lana, el algodón o el lino. Puede teñirse con facilidad

7. Lyocell
El lyocell es una fibra de tacto sedoso, semi-sintética, es decir, es una fibra manufacturada a partir de materia prima natural.  El lyocell se obtiene a partir de la celulosa procednete de la madera de los árboles de eucalipto. Es más conocido por el nombre comercial de Tencel.

Existen marcas comerciales de fibras obtenidas a partir de la proteína de la leche (Lanital y Fibrolana), pero no tengo constancia de ovillos fabricados con estos materiales.

Espero que la información te haya resultado útil y de ahora en adelante conozcas merjor las porpiedades de las fibras sintéticas,

Saludos y ¡feliz tejido!

lunes, 23 de noviembre de 2015

10 fibras vegetales para tejer que debes conocer

 Hace unos días, repasaba las fibras de origen animal más conocidas. Hoy hablaré sobre las fibras de origen vegetal. Tienen grandes ventajas (son tranpirables) y presentan una alternativa interesante para tejedoras y tejedores veganos. Seguro que conoces la mayoría, pero nunca está de más repasar la lista de las más comunes. Quizás alguna de ellas te sorprende.

La fibras de origen vegetal se obtienen de semillas, como el algodón, de los tallos, como el lino y el cáñamo, del follaje, como el sisal y de cáscaras, como el coco.

10 fibras vegetales para tejer que debes conocer
1. Algodón
El algodón es sin duda el rey de las fibras vegetales. Su uso stá muy extendido. Se extrae del arbusto del género Gossypium. Su cultivo requiere largas jornadas de sol, sin heladas y con precipitaciones moderadas. La importancia del algodón experimentó una fuerte subida a partir del proceso de insdustrialización en el siglo XIX.

Ovillo de algodón. Fuente: Pixabay


La fibra de algodón es como una cinta granulosa, retorcida, de forma casi cilíndrica en las variedades de mejor calidad. Entre sus principales características están la retención de agua (entre un 45 y un 50% de su peso. Resulta fresco y cómodo. Se arruga con facilidad, aunque hay tratameintos químicos para evitarlo. Resiste mal a los ácidos y bien a la lejía. Es más económico que las fibras animales.

Para tejer es mejor el algodón mercerizado. La mercerización es un tratamiento químico a base de sosa caústica para conferirle un aspecto brillante, que aumenta su resistencia y afinidad con los colorantes. Este tratameinto fue inventado por el tintorero inglés John Mercer en 1884.

2. Lino
 El lino es una de las fibras vegetales más fuertes y una de las primeras en cultivarse e hilarse para producir textiles. Se extrae de la planta Linum usitatissimun. La planta se ha cultivado desde épocas prehistóricas y crece mejor en zonas templadas con veranos húmedos moderados.

Como el algodón, se compone principalmente de celulosa.Su estructura es rígida, rizada, fuerte y fácilmente arrugable. Absorbe y libera agua fácilmente.

3. Bambú
El bambú pertenece a la familia de las gramíneas. Pueden ser plantas de varios centímetros de alto hasta de varios metros (el mío ha alcanzado los cuatro metros, y eso que estaba en una maceta). Se encuentra de manera natural en Asia, América y África.

Bosque de bambú Arashiyama, Kioto. Un lugar lleno de magia

El hilo de bambú es 100% celulosa natural. Es un antibacteriano natural, transpirable y biodegradable. El tejido con hilo de bambú tiene un tacto suave, fresco y de apariencia luminosa.

3. Cáñamo
El cáñamo se obitne de la planta Cannabis. Hay datos de su  uso desde hace ocho mil años. En España se cultivo durante varios siglos con reconocimiento oficial especial para la confección de vestidos, velas, papel...

El cultivo del cáñamo con fines textiles se ha visto sustituido por fibras  sintéticas, sobre todo a partir de la década de los años 30 del siglo XX. Sin embargo, en las ferreterías es fácil encontrar ovillos de cáñamo o hilo de bramante, muy útiles para tejer alfombras o bolsos.

4. Sisal
El sisal se obtiene del Agave sisalana, planta originario de Yucatán, México.

La fibra tiene que ser extraída de las hojas apenas cortadas, para evitar el riesgo de que se produzcan daños durente el proceso de limpieza una vez secas. Después de la cosecha, las hojas se cortan y aplastan para separar la pulpa de las fibras. La extracción de la fibra se hace raspando el material pulposo.

El uso más conocido del sisa les para la faricación de sogas y cordeles. Como ocurre con el cáñamo, es fácil encontrar sisal en las feterreterías. Las alfombras y las cestas tejidas con este material quedan muy bonitas. auqnue debo añadir que es necesario protegerse los dedos con tiritas o no tejer muchas horas seguidas para evitar ampollas por el roce con la piel.

Cestas de sisal que tejí a principios de año


5. Yute
El yute procede de la planta Corchorus capsularis, una herbácea fibrosa de la familia de las malváceas, cultivada en aregiones tropicales.

Las fibras de yute tienen una longitud de uno a cuatro metros, de color blanco y amarillento. Se puede teñir con facilidad, aunque es menos resistente que el lino y el cáñamo. Es especialmente sensible a los ácidos y se emplea sobre todo para cordelería, arpilleras, esteras y tapices.

6. Bonote (coco)
El bonote es una fibra corta que se extrae de la corteza del coco.

Por su concentración en lignina es una fibra muy resistente pero poco flexible e inadecuada para teñirla. Se usa sobre todo en cordelería, colchones y asientos de automóviles.

En mi opinión, el bonote es una material adecuado para tejer alfombras de exterior,  dada su resistencia a la erosión y al sol.

7. Ramio
El ramio se extrae de la Boehmeria nivea, de procedencia asiática. Su uso es muy antiguo, como lo atestiguan los vendajes de las momias egipcias.

La fibra de ramio es blanca, de brillo sedoso, parecida al lino pero más basta. Es una fibra fuerte, de poca elasticidad y se tiñe con facilidad. El ramio suele mezclarse con otras fibras como el algodón para aumentar su resistencia o con lana, para evitar que encoja. También se mezcla con seda.

8. Abacá
El abacá es una planta herbácea, originario de Filipinas. Su fibra tiene gran resistencia y durabilidad y es conocida como cáñamo de Manila. Se usa para bolsitas de té, filtros y la fabricación de cordajes.

Como el sisal y el yute, se puede el cordel de abacá se puede emplear para tejer esteras o alfombras. Algunas marcas de automóviles lo mezclan con polipropileno termoplástico e hilaza en partes de los coches. La producción de abacá requiere hasta un 60% de energía para su obtención que la fibra de vidrio.

9. Soja
El hilo se soja se obtiene lubricando la pasta de soja a través de nuevas tecnologías de bioingeniería. Posee propiedades antibacterianas, hidratantes y protege de los rayos ultraviolestas. Es liviano, suave como la seda y fresco como el algodón.
 Los ovillos de soja que he encontrado en el mercado suelen llevar una mezcla del 10% con poliéster.
 
10. Maíz
La fibra de maíz, planta originario de América, es de color blanco y tiene un aspecto brillante. Su tacto es parecido al de otras fibras vegetales que tienen celulosa, como el algodón.

Se obtiene a partir de la fermentación de azúcares simples del maíz, que se transforma en ácido láctico, del que se extrae un polímero comocido con el nombre de poliácido láctico, convertido posteriormente en hilado. Tiene la apariencia del algodón, pero con las propiedades del bambú.

Se conoce con el sobrenombre de Ingeo, marca comercial de polímeros. Se puede encontrar en la industria textil, aunque todavía no he localizado ovillos de este material. Si los encuentro, prometo escribir un post con los resultados. Sí he encontrado, en cambio, una especie de madeja, parecida al algodon en rama. Quizás deba pensarme utilizar una rueca.

Como puedes ver, hay una gran variedad de fibras naturales para elegir. Algunas se encuentran fácilmente en el mercado y se pueden tejer gran variedad de prendas. Otras, en cambio, son más adecuadas para tejer alfombras y cestas. Elige la adecuada a tu proyecto.

Saludos y ¡feliz tejido!

jueves, 19 de noviembre de 2015

Dos flores de crochet fáciles y rápidas

Los restos de lana e hilo no pueden quedarse olvidados en un rincón. Sácale partido tejiendo pequeños objetos, ya sean posavasos, portavelas o flores. Quedarán muy bien y no tendrás las hebras desperdigadas por la casa.

Yo he aprovechado restos de otros trabajos y he hecho dos flores que podrás tejer rápidamente y usarlas después para adornar un bolso, una diadema o como broche.


Para la flor amarilla necesitarás hilo y ganchillo del mismo grosor, dos botones de camisa  y cuentas de diferentes tamaños,  aguja de coser y veinte minutos de tu tiempo. Los botones y las cuentas pueden ser del mismo color o de contraste. Para tejerla, sigue el gráfico. Una vez que has terminado, cose dos botones en el centro de la flor. Anuda una hebra en la flor dejando dos cabos (como si hicieses unos flecos) e inserta las cuentas combinándolas como más te gusten. Si quieres usar la flor como broche, cose en la parte trasera un imperdible.

Gráfico flor amarilla

La flor azul es muy fácil de tejer, pero es algo más lenta de hacer porque lleva varias piezas que tendrás que coser. Necesitarás ganchillo e hilo del mismo grosor y aguja lanera para unir los pétalos.



Cada pétalo se teje comenzando con una cadeneta. Se hace un aumento en esa cadeneta. En la siguiente vuelta se hace un aumento en cada punto (ya tienes cuatro puntos). A partir de aquí y hasta la vuelta 12, se hace un aumento en el centro del tejido cada dos vueltas. Si hicieses un aumento en todas las vueltas, el pétalo quedaría demasiado ancho. Recuerda que si quieres pétalos más pequeños debes hacer menos  vueltas.

Alrededor de cada pétalo teje una vuelta en punto deslizado, así consigues un acabado más pulido.  Pasa una hebra por la base y riza el tejido. Anuda

Botón central:
1.  Cuatro puntos bajos en un anillo mágico.
2. Un aumento en todos los puntos.
3. Teje sin aumentos.
4. Una disminución cada dos puntos.
5. Una disminución en todos los puntos.

Cuando tengas los seis pétalos, únelos entre sí para forma la flor y cose el botón.

Yo he tejido las flores de un solo color, pero también usar varios tonos. Lo importantes es aprovechar todos los restos para crear complementos bonitos.

Saludos y ¡feliz crochet!



lunes, 16 de noviembre de 2015

Conoce 10 fibras para tejer de origen animal

Cuando se habla de fibras de origen animal para tejer, lo primero que piensas es ¿sufren los animales?  En la mayoría de los casos la respuesta es no. Los animales suelen ser esquilados por profesionales con herramientas que evitan el sufmiento animal, además  el esquilado evita que el ganado pase calor en los meses estivales. Aunque no todas las fibras animales proceden del esquilado, como la seda.

Fuente: Pixabay
Antes de comenzar con la lista de las 10 fibras de origen animal, debemos diferencian entre lana y pelo. Químicamente apenas hay diferencias, pero su estructura física sí es diferente. Mientras que la lana es rizada, el pelo es liso. La lana forma vellones (pelotas de fibras); el pelo, en cambio, cae suelto y apenas tiene impurezas.

10 fibras de origen animal

1. Merino 
La lana merino es una fibra muy común para tejer. Procede de la oveja merino, una de las razas más extendidas en el mundo. El origen de esta raza no es seguro. Algunas hipótesis apuntan a un origen norteafricano, otras lo sitúan en el sur de la Península Ibérica incluso Oriente Próximo. El Concejo de la Mesta regulaba la crianza de la oveja merina y evitaba que fuese exportada, pero en el siglo XVIII el primer Borbón, Felipe V, la introdujo en Francia. Con el tiempo, se extendió por Europa y América. En la actualidad, su la cría de oveja merina es muy importante en Nueva Zelanda y Australia, donde hay casi un centenar de ovejas por habitante.

La lana merina es larga, rizada y fina, características muy apreciadas para tejer prendas ligeras y cálidas. Otra característica es que mantiene el calor incluso estando mojada, es transpirable y contiene queratina, protegiendo de los rayos solares. Por último, tiene propiedades antibacterianas naturales, retrasando la fijación de olores.

3. Angora
La angora se obtiene del conejo angora, originario de la región turca del mismo nombre. Tiene abundante pelaje, de escaso grosor y largo, lo que ofrece la posibilidad de crear prendas de poco peso y mucho abrigo y de gran calidad. Suele mezclarse con algodón y fibras sintéticas.

Jersey de angora. Fuente: Pixabay
La cabra de angora procede de la misma región y tiene las mismas  características. Es más conocida como Mohair.

Algunas empresas de la industria textil han renunciado a usar angora procedente del conejo de angora por el sufrimiento causado a los animales para obtener sus fibras.

4. Alpaca
La alpaca procede del animal del mismo nombre, de la familia de los camélidos. La alpaca vive sobre todo en Sudamérica, en la región andina. Mide entre 90 y 100 centímetros, de color blanco casi siempre.

Su lana es más larga que la de oveja, brillante y flexible. Es muy suave al tacto y de gran durabiliad.

5. Cachemir o cachemira
Procede de la cabra de Cachemira (región compartida por India y Pakistán), aunque se cría en otras zonas como Mongolia y China.

Su lana es muy elástica, sedosa y aporta un buen aislamiento térmico. Se emplea para prendas de gran calidad, de hecho, una prenda 100x100 cachemira es una prenda de gran lujo.

6. Llama
La llama es un camélido de los Andes. Su lana es gruesa, rugosa, poca elástica y no es tan cara como la alpaca y la vicuña.

7. Vicuña
 La vicuña es el más pequeño de los camélidos americanos. Su pelo es largo, muy fino, de color tostado. Admite todo tipo de tintes y se emplea sobre todo para prendas exteriores de abrigo .

Fuente: Pixabay
La vicuña tiene menos pelo que la alpaca, pero de los tres camélidos americanos es el más apreciado y su población ha disminuido tanto que necesita protección internacional.

8. Guanaco
El guanaco es un camélido americano de abundante pelo, largo y lustroso, de color pardo oscuro con tonalidades amarillas y blancas. Es muy similar a la llama.

9. Yak o buey almizclero
El yak es un bovino originario de las altas montañas de Asia Central. El pelo de su panza mide varios centímetros de largo, de color amarronado y plateado. Su lana es algo áspera y se usa sobre todo para mantas.

8. Seda
La seda se obtiene del gusano de la seda. Algunos indicios señalan la producción de seda en China desde el año 3000 a. C. Al principio era una fibra reservada a la familia imperial china, pero con el tiempo acabó extendiéndose geográfica y socialmente a otras zonas de China. Paulatinamente fue conociéndose en Europa y América (si te interesa conocer más sobre la historia de la seda puedes leer este artículo: Ruta de la Seda).

Molino de seda. Fuente: Pixabay


La seda es suave, lisa y brillante, resistente, de elasticidad moderada. Soporta mal la luz solar y encoge con el agua y es conductora pobre de electricidad.  Se emplea sobre todo en prendas de lujo, tapicería, paracaídas (hasta la aparición del nylon)incluso se uso para los primeros chalecos antibalas hasta la Primera Guerra Mundia.


P. D.  Se han detectado casos de maltrato animal durante el esquilado, hecho denunciado por diversas asociaciones como PETA. Un buen esquilador profesional debe evitar sufrimiento en el ganado.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 12 de noviembre de 2015

Guirnalda de ángeles de crochet

La Navidad está a la vuelta de la esquina. Este año he querido renovar un poco la decoración y he tejido una guirnalda de ángeles para colocarla sobre la chimenea. Es una labor de dificultad media, sobre todo por las alas, pero no se tarda más de una hora en tener unos cuantos ángeles.
Los ángeles son pequeñitos (miden seis centímetros de algo), así que se puede poner también en el árbol de Navidad sin problemas.

El material necesario es el siguiente:
-un ovillo de 50 gramos de hilo de algodón mezclado con plata (sobrará)
-aguja adecuada al grosor del hilo (yo usé una del número 2),
-aguja de coser,
-tijeras.


Patrón
Comenzamos tejiendo la cabeza
1. Anillo mágico con 12 varetas (la primera vareta se hace con tres cadenetas).
2. Cerrar con un punto deslizado

Cuello
1. Cuatro puntos bajos


El hilo plateado le da un toque brillante


Alas
La primera ala:
1. Nueve cadenetas
2. En el segundo punto desde el ganchillo: punto deslizado, punto bajo, media vareta, una vareta, una vareta doble, una vareta, media vareta, un punto bajo.
3. Punto deslizado en el cuello.

Para la segunda ala:
1. Dos medias varetas en cada punto del cuello. Cuando llegamos al final, nueve cadenetas y repetimos el patrón de la primera ala.

Cuerpo
1. Un aumento, una vareta en toda la vuelta.
2. Un aumento, dos varetas en toda la vuelta.
3. Un aumento, tres varetas en toda la vuelta.
4. En el mismo punto: un punto bajo, media vareta, una vareta, media vareta, un punto bajo. Dos puntos deslizados en los dos siguientes puntos. Repetir en toda la vuelta.

Añade tantos ángeles como quieras

Para terminar la guirnalda, se tejen los ángeles necesarios para el largo deseado.  Los ángeles se pueden coser a una cinta o a un cordón tejido con el mismo hilo, como aparece en la foto.  Se deja una separación de unos cuatro dedos entre ángel y ángel. La labor queda mejor si planchamos los ángeles y los almidonamos un poquito.

Espero que el patrón de hoy os haya gustado.


Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 9 de noviembre de 2015

5 bancos de imágenes de tema tejeril

¿Un banco de imágenes de tema tejeril? Si soy tejedora, lo mejor será fotografiar mis trabajos. Cierto, pero a veces necesitamos imágenes para un logo, una tarjeta, un perfil en redes sociales, un artículo en nuestro blog... o simplemente, estamos buscando una fotografía especial.

Bancos de imágenes especializados en ganchillo, frivolité, punto no hay, por lo menos yo no he encontrado ninguna. En cambio, sí existen redes sociales especializadas en el mundo del tejido, como Ravelry. Esta red nació en 2007 y cuenta con más de tres millones de seguidores. Sus integrantes pueden compartir proyectos, trabajos acabados, patrones (gratuitos y de pago). Además, cuenta con un foro para plantear y resolver dudas. Sin embargo; no es un banco de imágenes y si quieres usar una foto, debes pedir permiso.

En el caso de que necesitéis unas imágenes extra, os dejo con una lista de cinco bancos de imágenes con fotografías e iconos tanto de pago como gratuitas. Espero que os sean de ayuda.

Every stock photo  es una página en inglés con un sistema de búsquedas sencillo. Cuenta con más de 23 millones de fotografías de temática muy variada. Encontramos, por un lado, fotografías donde aparece el autor y la fuente, generalmente pueden usarse bajo licencia Creative Commons. Por otro lado, hay paquetes de pago. Para descargarte fotografías de forma gratuita es necesario darse de alta en la página.

Fotografiar labores u ovillos de color rojo no es fácil


Freepik es una página en español con una colección de vectores, fotos e iconos que pueden usarse con licencia Creative Commons. Cuenta con una opción para generar ingresos, bien formando parte de su equipo o como contribuidor. Desde la página principal puedes hacer búsquedas generales o más específicas. Hay que registrarse para descargar las imágenes. Tiene varios precios en función del número de fotografías que se quieran descargar.

Foter es uno de los bancos de imágenes más grandes con imágenes de alta resolución (228 millones de fotografías). En la página principal encontramos diferentes opciones de búsqueda (celebrities, vintage, fashion...), pero también se pueden hacen búsquedas más precisas. Una vez que se ha encontrado la fotografía deseada, se pueden elegir diferentes opciones de descarga. En cada fotografía aparece la licencia. Al tratarse de fotografías gratuitas, los fines no deben ser comerciales y es necesario registrase en Foter. Por último, se puede copiar el código html de la fotografía si quieres publicarla en tu blog.

A veces los resultados de lasa búsquedas no son muy precisos, pero no es lo normal.



Icon Finder cuenta con una gran número de iconos (más de 650000), aunque los de tema tejeril no son muy numerosos (hay que realizar búsquedas con la etiqueta "knitting" o "crochet"). Todos son de pago (1 euro).


Pixabay se presenta como un banco de imágenes y vídeos que pueden usarse desde cualquier lugar. No tiene demasiadas fotos de nuestro tema, de hecho, con la etiqueta "ganchillo" solo aparecen 89 resultados, con su respectiva fuente y autor. Existe la opción de registrarse, pero también pueden descargarse fotos sin ningún tipo de trámite, siempre con licencia Crative Commons. La fotografía de abajo la descargué en solo unos segundos. Esperemos que poco a poco vaya aumentando el número de fotografías sobre tejido.

Fuente: Pixabay


Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 5 de noviembre de 2015

Diadema en punto puff-zigzag

Uno de los complementos de invierno que más me gustan son las diademas de lana. Te mantienen las orejas calentitas, y permiten dejar el pelo al aire.

Otra de las ventajas que tienen las diademas de lana es que se tejen en poco tiempo; aunque si usas un punto complicado, puedes emplear alguna hora más. Y es una forma estupenda de aprovechar restos de lana.

La diadema que hoy os muestro está tejida en punto puff (o piña) zigzag. En tres horas puedes tenerla preparada o incluso en menos. ¿No os parece un punto muy vistoso?

Preparada para el frío con mi diadema


Los materiales necesarios son lana de grosor  3,5, una aguja del mismo grosor o un poco más (número 4,5), marcador de vueltas y tijeras. Comenzamos tejiendo la diadema con 60 cadenetas. La cifra puede variar en función de la talla de la persona, por lo que es conveniente hacer pruebas. Cuando tengamos las cadenetas, unimos los dos extremos con un punto deslizado y hacemos una vuelta con medias varetas. Este paso es muy importante porque el tejido no debe girarse.

A continuación, colocamos el marcador en el inicio de la vuelta y hacemos un punto puff (o piña), cada tres puntos. Cuando acabamos la vuelta, giramos el tejido y tejemos un punto puff entre los puntos de la vuelta anterior. Seguimos este patrón siete vueltas más. Lo más importante es girar el tejido en cada vuelta para que quede en zigzag.

Si te gusta el zigzag más marcado, haz el punto un poquito apretado

Terminamos nuestra diadema con una vuelta de medias varetas y otra de puntos deslizados .

Si tienes dudas con el punto puff en zigzag, te dejo este tutorial. Está en italiano, pero no es demasiado difícil de seguir.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 2 de noviembre de 2015

La instagramer crochetera ideal

Comenzaré diciendo una obviedad: las redes sociales han cambiado la forma de aprender y compartir nuestro trabajo, del tipo que sea. Y hoy quiero hablar de una en particular y que ha cambiado mi forma de compartir mi trabajo: Instagram.

Cuando comencé a publicar en esta red social no tenía mucha fe, "no creo que me sirva", pensé. Sin embargo, ¡qué equivocada estaba! Un año después estoy enganchada y he descubierto el talento de tejedoras y tejedores impresionantes. Además, agrada saber que tu trabajo llega a un montón de gente.  Ya lo dice el refrán: "una imagen vale más que mil palabras". Pero no es oro todo lo que reluce. A veces pecamos, peco, por ejemplo, de publicar demasiadas fotos en un minuto y eso puede abrumar a tus seguidores.

Si todavía no te has decidido por Instagram o no sabes sacarle partido, te voy a dar diez sencillos consejos para convertirnos en la instagrammer crochetera ideal. Por supuesto, la lista hay que leerla en clave de humor: incluso a mí me resulta difícil seguir mis consejos. ¡Uf, es una tentación demasiado grande no hacer fotos y publicarlas sin parar!

1. Selecciona las fotos

La foto de tu chal ha salido preciosa, o quizás no tanto, pero te lo has puesto y tienes una expresión divertida. Esa foto seguro que gusta a tus seguidores. Veinte fotos de casi lo mismo, cansa. Modérate.

2. Agrupa

Si te puede la tentación y quieres publicar 50 fotos de tu gato jugando con tu ovillo favorito, usa una aplicación que te permita agruparlas en una sola foto. Por muy mono que sea el gato, no cuelgues las 50.

Además de agrupar, estoy experimentando con las marcas de agua


3. ¿Cuántos hashtags incluir con cada foto?

"Hashtag", ¡por qué no decir directamente "etiqueta"? Aunque ese es otro tema. Un par, o tres, está bien. Ayuda a clasificar el trabajo, ¿75?, no gracias. Aburre, abruma, cansa y acabas por no leer ninguna.

4. Filtros

Si ayudan a realzar el trabajo, sí. Pero no hacen milagros. Saturar, desenfocar, recitar, girar... al final la bufanda va a parecer el dibujo de una neurona.

A veces cambiar a blanco y negro es suficiente 


5. Hacer "clic"

No somos fotógrafos profesionales, eso lo sabe hasta el lucero del alba, aunque no cuesta tanto cuidar un poquitín el encuadre y la luz. Los "¡madre mía!, pero ¿qué es esta foto?" nos hacen flaco favor. Si quieres aumentar tu número de seguidores, cuida los detalles.

De las peores fotos que he hecho nunca


6. Seguidores

Este es un tema peliagudo. ¿Sigo a todo el que me sigue? Eso es una cuestión personal. Por regla general, (y es solo mi opinión) yo sigo a quien me sigue si nuestro perfil es similar, es decir, trabajos de tejido. Me he encontrado con seguidores que solo se dedican a presumir de culo o abdominales, y no los sigo. ¿Están mal este tipo de fotos? No; sin embargo, hay demasiadas fotos y poco tiempo. Por no hablar de seguidores sospechosos. Si el objetivo es compartir labores, me centro en labores. Existe margen para excepciones, claro. No es bueno ser inflexible.

7. Me gusta

Pasa lo mismo que el punto anterior. ¿De verdad, de verdad te gusta todo? ¿o solo quieres que te los devuelvan?

8. Comentarios

Sé amable y responde cuando hagan un comentario de tu foto, aunque haya pasado tiempo, responde siempre. Tus seguidores se han tomado la molestia de escribirte (¡con lo incómodo que es escribir con el teclado del teléfono!). No seas vaga (o vago) y responde.

9. Espontaneidad

A veces estamos tejiendo algo, sin pensarlo mucho hacemos una foto, la publicamos, y luego nos arrepentimos. Pero es demasiado tarde, alguien la ha compartido o ha hecho una captura de pantalla. Pensad antes de publicar.

Estaba tejiendo una alfombra, paré un segundo y... foto al canto


10. No seas pirata

Si te gusta la foto de un trabajo y quieres compartirla, no la pongas en tu perfil como si fuera tuya. Normalmente a la gente le encanta que se comparta su trabajo, en caso contrario suelen decirlo en su perfil. Respétalo. Si se puede compartir, siempre, siempre hay que incluir al autor o autora de la foto. Una seguidora me comentó que alguien se había apropiado de una de mis fotos, sin mi nombre. Fui al perfil de la "usurpadora". Le di las gracias por compartir, pero le dije que tenía que poner mi nombre en la foto y, como resultado,  la eliminó de su perfil. No es eso: compartir SÍ, apropiarte de un foto o un trabajo que no es tuyo, NO.

Esta fue la foto pirateada


A pesar de estos consejos, creo que lo más importante seguir es tu propio estilo, lo que te funcione. Puede que algunos te parezcan absurdos o superfluos y eso está bien. Pero quiero preguntarte ¿cuál es para ti el más importante? Yo lo tengo claro, el número 10.

Saludos y ¡feliz crochet!

NOTA: Todas las fotos de este artículo están en mi perfil de Instagram (maratricot), realizadas por mí misma.