Translate

jueves, 29 de diciembre de 2016

Resumen ganchillero: lo más leído en 2016

Otro fin de año se acerca. ¡Cuántas cosas han pasado! Muchas prendas tejidas y muchos comentarios por vuestra parte. Leer las cosas tan bonitas me anima a seguir tejiendo y escribiendo este blog, que comenzó como una sugerencia de una amiga y ha ido creciendo poquito a poco.

Como he hecho desde el inicio del blog, cuando llega la Navidad,  hago un repaso de lo más leído. Durante sus dos primeros años de vida, la lista de lo que más os ha gustado apenas ha variado. Eso me hizo pensar que o era muy bueno lo que había escrito y tejido en esos dos años o que no había hecho nada interesante. Pero a mediados de este año se han producido interesantes movimientos en el ránking. Lo más interesante de este cambio es que todos los posts se han escrito este mismo año y han tenido una gran acogida en poco tiempo.

La clasificación de los más leído este año queda así:

1. Cosas que nadie me dijo cuando comencé a tejer

Hasta la fecha, es el post más leído. El mundo tecnológico facilita el autoaprendizaje y compartir con facilidad otras técnicas y dudas, pero muchas de nosotras comenzamos a tejer de la mano de nuestras abuelas o madres, cuando internet no existía, y lo hicimos de tal forma que pensamos que solo había una forma de agarrar las agujas. Sin embargo, hoy sabemos que se puede tejer de otra manera y el trabajo es igual de bonito.

Y este es solo un pequeño ejemplo. La conclusión más importante de este post es que hay que acercarse al mundo del tejido con ilusión y paciencia, porque no se aprende en una hora y conocer algunos "truquillos" ayuda mucho.

Por otra parte, vuestros comentarios, bien a través del blog bien por mensaje privado, fueron estupendos.



2. Cómo enfadar a una ganchillera

Comentarios más o menos malintencionados. Todas las tejedoras y todos los tejedores los hemos oído alguna vez, o muchas veces. "Somos raros, tienes mucha, qué cansado...". No tenemos que jusitficarnos. Nos gusta tejer y punto. En este post recojo algunas de las frases que he oído a lo largo de los años.

3.¿Qué dice tu ganchillo sobre ti?

Este post está muy relacionado con el anterior. Porque hay comentarios generales y luego están los comentarios específicos cada vez que te ven tejer alguna cosa. No importa lo mucho que te conozcan. Parece que siempre están pensando en qué decir. Lo importante es tu actitud y las respuestas que des, si es que quieres darlas. Lo importante es tejer lo que te gusta. ¿No crees?


Estas han sido las entradas más exitosas del año. Gracias por vuestros comentarios y apoyo durante estos 365 días. Nos vemos el año que viene.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Bufanda roja de ganchillo y punto.

Como decía en el post anterior, estos días de frío he tejido dos bufandas diferentes. Hoy os muestro la segunda. Se trata de una combinación de ganchillo y dos agujas. Es ideal para los momentos en los que no quieres complicarte demasiado con el patrón, pero a la vez apetece darle un pequeño toque a tus complemetos.



Los materiales necesarios son tres ovillos de lana para unas agujas del 3, 5 y un ganchillo del mismo número.

Comenzamos montado 90 puntos. Parecen muchos para una bufanda; sin embargo, el punto elástico doble encoge bastante. A cambio, tendréis una bufanda muy, muy calentita. Tejemos dos puntos del derecho y dos del revés hasta tener una longitud de un metro. Luego tejemos otras dos piezas con el mismo número de puntos iniciales y siete centímetros de longitud.

Las flores de ganchillo se hacen tejiendo 16 puntos bajos en un anillo mágico. Hacemos tres varetas cerradas a la vez, tres cadenetas, tres varetas cerradas a la vez  en el mismo punto. Cinco cadenetas. Saltamos un punto de la vuelta anterior y repetimos tres veces más. Tejemos en total ocho flores.



Cosemos cuatro flores por los laterales y una vez cosidos, las unimos a la bufanda y le añadimos una de las pequeñas piezas que teníamos. Repetimos los mismo pasos en el otro extremo de la bufanda.

De forma opcional, se pueden añadir unos flecos, pero se necesitará un ovillo más.

Espero que hayáis disfrutado con este patrón y os animéis a tejer esta bufanda tan calentita. 

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Cuello de ganchillo color fucsia en punto jazmín

El frío y la lluvia de esta última semana me ha inspirado para tejer un par de bufandas muy abrigaditas. Y en colores intensos para iluminar los días invernales.

La primera de las bufandas es  en realidad un cuello en color fucsia, muy rápido de tejer. Solo necesitarás un ovillo de 100 gramos de lana para un ganchillo del 3,5 (sobrará).

Se puede tejer de forma circular y nos evitamos costuras o lineal y coser después los lados. Yo he elegido la primera opción.



Comenzamos montando 110 cadenetas y unimos los dos extremos mediante un punto deslizado. Hacemos una cadeneta y seguimos tejiendo toda la vuelta con puntos bajos. Marcar el inicio de vuelta con un marcador. En la siguiente vuelta tejemos tres cadenetas y seguimos tejiendo en punto jazmín. El tutorial para este punto lo tenéis pinchando AQUÍ, con una pequeña diferencia: en el tutorial se teje el punto jazmín con varetas sin cerrar y el cuello de la fotografía se teje pasando tres veces la hebra como si hiciésemos un punto piña.

Tejemos hasta tener 19 centímetros (24 vueltas). Finalizamos nuestro cuello con una vuelta en punto cangrejoen los dos bordes. El punto cangrejo se teje igual que el punto bajo pero hacia atrás, es decir, si normalmente tejemos de derecha a izquerda, para el punto cangrejo tejemos de izquierda a derecha.

Escondemos en el tejido los cabos que hayan quedado y ya tienes tu cuello para disfrutar en los días más fríos.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Patrones de ganchillo para decorar el árbol de Navidad

La mayoría de las ciudades ya tienen preparada la decoración navideña  y en casa ya se están calentando motores.

Las opción de tejer tus propios adornos es cada vez más habitual. Existen muchas posibilidades: desde coronas, belenes,  figuritas..., prácticamente puedes tejer todo lo que se te ocurra. Para orientarte un poquito, voy a comentar algunos patrones gratuitos que puedes encontrar en internet para adornar el árblo de Navidad. 

¿Preparada para una disfrutar con la selección?

Copos de nieve
Comenzamos con todo un clásico: los copos de nieve. Puedes tejerlos esponjosos como los de la fotografía.



Si los prefires más tradicionales, Blij dat ik brei, un blog holandés, ofrece varios gráficos, fáciles de leer si estás habituada a usarlos. Aunque lo habitual es tejerlos en color blanco, pero puedes elegir hilo diferente, como plateado o dorado, e incluso un color más atrevido. Cuanto más fino sea el hilo, más bonito será el resultado.

Ángeles
Con Delicadezas de crochet tienes dos opciones para tener unos angelitos en tu árbol, pero si lo prefieres puedes hacer una guirnalda.

Botitas
El videotutorial Tejiendo Perú, para tejer unas botitas navideñas se lo pondrá un poquito más fácil a Papá Noel para saber dónde colocar los regalos.

Bolas
Hay dos opciones, o tejerlas de principio a fin o usar unas que ya tengas y decorarlas con un pequeño motivo. El año pasado elegí esta última opción y fueron todo un éxito.



Bastón de caramelo
Lanas y ovillos  es para los más golosos.  Un videotutorial para tejer los tradicionales bastones de caramelo rojos y blancos.

Campanitas
En De todo crochet encontrarás campanitas combinadas con hojas y bolitas rojas.

Con todas estas opciones te espera una Navidad muy tejedora.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Mandala rápido en tonos azulados

Los mandalas son representaciones simbólicas del cosmos en el hinduismo y el budismo. Generalmente, se trata de figuras geométricas, sobre todo círculos, cuya función principal es apoyar la meditación. Cada forma geométrica y color tienen su propio significado.

Los mandalas son uno de los trabajos que más se reproducen en ganchillo, quizás por lo agradable  que son de tejer, porque nos permite aprovechar restos de otros trabajos o simplemente porque son muy relajantes. Se pueden ver en alfombras, ropa, piezas decorativas...



Hoy os traigo un pequeño mandala para colgar en la pared. Como decía al principio, los colores tienen un significado especial, así, el azul es paz, alegría, serenidad y satisfacción; el rosa, altruismo, dulzura y paciencia y el verde se relaciona con la naturaleza, la felicidad y la libertad. En cuanto a la forma, el circulo (la forma más frecuente) significa seguridad, lo absoluto (también la lejanía).

Como lo voy a usar como adorno en la pared, le he añadido unas cuentas de cristal, aunque este último paso es opcional.

Materiales
Con restos de otros trabajos se pueden tejer pequeños mandalas, con 25 gramos de cada color hay más que suficiente.
-Hilo rosa claro,
-hilo verde pistacho,
-hilo celeste,
-hilo verde piscina,
-hilo azul ultramar,
-ganchillo del grosor adecuado al hilo. Yo he usado uno del número 2,5.
-una cuenta de cristal facetado.

Patrón
1. En color rosa, hacer un anillo mágico: cinco cadenetas (será la primera vareta más dos cadenetas), una vareta, dos cadenetas, repetir hasta tener seis varetas, cerrar el anillo con un punto deslizado en la tercera cadeneta.
2. Cambiar al color verde pistacho. En cada uno de los huecos que se han formado, se teje un punto piña de medias varetas, dos cadenetas, un punto piña de medias varetas.
3. Cambiar a color celeste. Una vareta, dos cadenetas, una vareta entre punto piña y punto piña de la vuelta anterior. (se formarán unas uves).
4. Cambiar a color verde piscina. En cada una de las uves que se han formado en la vuelta anterior, tejerán punto piña de medias varetas, tres cadenetas, un punto piña de medias varetas. Repetir en toda la vuelta.
5. Cambiar a color azul ultramar. En las tres cadenetas de la vuelta anterior, tejer tres varetas, tres cadenetas, tres varetas. Repetir en toda la vuelta.

El tutorial para tejer  el anillo mágico, el punto piña y el punto piña de medias varetas (o punto piña de medio punto) lo podéis (y otros puntos) lo podéis ver AQUÍ.

Para hacer el colgador, pasa una hebra de hilo azul ultramar, introduciendo los dos cabos por la cuenta de cristal afacetado. Anuda para asegurar y corta el sobrante.

Gracias por tu visita.

NOTA: Puedes añadir al mandala cuentas, plumas o amigurumis pequeñitos. Tu imaginación es el límite.





 


lunes, 14 de noviembre de 2016

Cómo elegir un nombre para tu patrón

Después de más de dos años escribiendo en el blog, he comprobado la importancia de elegir un nombre que despierte interés, no solo para el título del de la entrada, sino también para el patrón de tu trabajo (aunque la mayoría de las veces suelen coincidir). Existen muchas páginas y blogs sobre tejido (a dos agujas, ganchillo, bolillos, frivolité...) y es importante captar la atención de tus potenciales lectores  con un nombre llamativo y fácil de recordar.

En internet hay muchos consejos para elegir un títul oadecuado para una entrada de tu blog, y así atraer lectores y conseguir un buen posicionamiento SEO, pero hay menos información para encontrar el nombre adecuado a un patrón. Crearlo no es un trabajo fácil. Haces, deshaces, redactas, dibujas un gráfico... y después de todo esto ¿cómo lo llamamos?

Lo más fácil es un nombre descriptivo, es lo que yo suelo hacer. Sin embargo, es complicado sobresalir entre tantos trabajos con nombres parecidos o iguales. El chal de la foto lo llamé simplemente "chal punto trellis", pero... ¿y si me hubiese atrevido a ponerle un nombre más original?, como "chal Bovary en punto trellis" (es solo un ejemplo).



Tras un poco de investigación y largas charlas con otras tejedoras, he comprobado que merece la pena invertir un poco de tiempo en buscar un buen nombre para tu patrón. No siempre será fácil, pero podemos intentarlo.

Tened en cuenta que el nombre tampoco lo es todo. Siempre serça conveniente redactar una pequeña introducción para "calentar motores" y hacerlo más apetecible, como una breve descripción de la labor, si hay un paso especialmente difícil, cómo se teje (dos agujas, ganchillo...), posibles variaciones, etc. Cuatro o cinco líneas serán suficientes. Bueeno, a veces serán necesarias unas cuantas más. Da igual si el patrón es de pago, en formato PDF o gratuito. Todo para hacerlo más fácil a las futura tejedoras.

¿Dónde buscamos la inspiración  para nombrar  nuestros patrones? A veces los encuentras de la manera más inesperada: tu hijo dijo un nombre gracioso, recuerdas trabajos de la abuela, paseas y ves un objeto que te recuerda tu labor...

Si no quieres dejarlo al azar te propongo buscar inspiración de la siguigente manera:

1. Usando nombres de lugares (calles, ciudades, accidentes geográficos...).
2. Canciones o películas. Un verso o una frase memorable puede encajar en ese patrón en el que tanto has trabajado.
3. Personajes históricos o famosos. Algunos bolsos, por ejemplo, tienen nombre de actrices que los hicieron famosos. Pero ten cuidado con los derechos de imagen y de autor. Si usas, por ejemplo, Sonia Rykiel, tendrás un problema, porque era además de diseñadora, Sonia Rykiel es una marca comercial muy conocida de prendas de punto. Aquí hay que andarse con cuidado.

Una vez que tienes posibles nombres, siempre conviene hace una búsqueda en internet para ver si hay muchas coicidencias con tus elecciones. Puedes hacer una búsqueda general en Google, pero quizás haya demasiadas páginas no relacionadas con el tejido y desnimarte. Es más preciso utilizar redes sociales para tejedoras como Ravelry o Pinterest para una pequeña búsqueda. Si encuentras más de diez nombres como el tuyo, olvídalo y busca otro.  Si es el mismo nombre en una prenda diferente a la tuya, no hay mayor problema. Lo importante es que el nombre de tu patrón resulte atractivo.



Una vez que tienes los posibles candidatos piensa en tu audiencia. Un nombre en inglés puede tener diferentes significados en según qué país (palabras que se escriben exactamente igual pero con significados distintos en otros idiomas). Con el español sucede lo mismo, en España pollera significa 'mujer que cría o vende pollos', en muchos países de América es una 'falda'

Generalmente escribimos un patrón para lectores de nuestra propia lengua, pero si optas por atraer tejedores de otros idiomas, un traductor o dicionario te ayudará en este tema. Lo más importante es elegir un nombre que no sea un insulto o una grosería en otro idioma o tan complicado de pronunciar que la gente abandone.

Como ves, elegir un adecuado nombre es una buena estrategia de marketing  para que las tejedoras y los tejedores elijan tu patrón y lo recuerden.

Y después de todos estos consejos, recuerda que una buena foto también ayuda y mucho.

Gracias por tu visita.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Chaqueta Grey de punto con capucha

¿Preparadas para tejer una chaqueta con capucha? Por ahora no está haciendo demasiado frío (parece primavera), pero cuando llegue, estarás preparada.

Para este trabajo he cambiado el ganchillo por las agujas. Llevaban tanto tiempo en el cajón, que se me había olvidado lo agradable que es tejer con ellas.



El nivel de dificultad medio, pero es más fácil de te imaginas.

Para una chaqueta de la talla 40 necesitaremos los siguientes materiales:
-7 ovillos de lana matizada en tonos grises y 3 ovillos de lana gris de grosor medio (número 8). Si no cambiar el color de las mangas, necesitarás 8 ovillos de lana matizada.
-agujas del número 8,
-3 botones tipo clip (opcionales).

Patrón
Parte trasera
En color gris, comenzamos montando 46 puntos. A continuación, tejemos 7 vueltas en punto elástico (un punto del derecho y otro del revés). Ten en cuenta que el primer punto de cada vuelta no se hace y el último siempre del derecho, para que los bordes queden bien.

En la octava vuelta cambiamos de color y tejemos 70 vueltas (una vuelta del derecho y otra del revés).

Parte delantera
Tejer dos partes.
En color gris, montar 19 puntos y tejer 7 vueltas en punto elástico.
En la octava vuelta, cambia de color y tejemos 70 vueltas.

Cuando tengas las dos partes, tejer el elástico a todo lo largo de la chaqueta en color gris. Para ello, debes enganchar la aguja en cada punto del borde hasta tener tantos puntos como vueltas hayas tejido (70 más las 7 del elástico). Mi consejo es ir enganchando los puntos uno a uno. Yo intenté engancharlos todos a la vez y el tejido queda demasiado rígido y difícil de trabajar. Mejor ir enganchando uno a uno e ir tejiendo el punto elástico como de costumbre hasta tener cinco vueltas.

Otra opción es hacer el elástico de forma separa y suelo coserlo a cada parte delantera, pero yo prefiero hacerlo de la forma descrita, me parece que queda mejor.

Bolsillos
Tejer dos bolsillos. 21 puntos, 12 vueltas de punto elástico. Coserlos de manera centrada en cada parte delantera.



Mangas
Montar 20 puntos y tejer 7 vueltas en punto elástico. Cambiar de color. Tejer dos vueltas, en la siguiente vuelta, un aumento al principio y al final. Tejer sin aumentos 4 vueltas. En la siguiente vuelta un aumento al principio y al final. Tejer 6 vueltas sin aumentos. En la siguiente vuelta un aumento al principio y al final. Tejer 10 vueltas sin aumentos. En la siguiente vuelta un aumento al principio y al final. Tejer 14 vueltas sin aumentos. Cambiar a color gris y tejer sin aumentos 12 vueltas en gris (esta parte es opcional, puedes tejer toda la manga con lana matizada). Cosemos las mangas.

Capucha
En color gris, monta 60 puntos y 7 vueltas en punto elástico. Cambia de color, y teje 28 vueltas (una vuelta del derecho y otra del revés). Coser la capucha por la parte de atrás (el lado opuesto al lado del elástico).

Ahora toca ensamblar las diferentes partes. Cosemos cada parte delante a la parte trasera, dejando una parte sin coser en la parte superior (para la capucha) y las mangas a los laterales. Para coser la capucha a la chaqueta, dóblala por la mitad y únela al centro de la parte trasera, cose 12 centímetros a la derecha e izquierda del centro de  la parte trasera y otros 12 en cada parte delantera.

NOTA: Antes de coser la capucha de manera definitiva prueba a sujetarla con alfileres. Dependiendo de tu forma de tejer, los centímetros que indico en el patrón pueden variar un poquito.

Para finalizar, cosemos los botones (opcional). Puedes sustituirlos por un cinturón o incluir las dos opciones. Como puedes ver, yo no se los he puesto.

¿Te animas a tejer la chaqueta?



jueves, 3 de noviembre de 2016

Bufanda infinita en color rojo

Tengo ganas de que haga frío, mucho frío y ponerme esta bufanda inifinita. He usado una variante del punto cesto y es muy calentita.

Materiales
-3 ovillos de lana de grosor medio de 100 gramos,
-ganchillo un poco más grueso que la lana, con una del número 6,5 el tejido quedará más suelto.
-marcador de vueltas.



Patrón
1. Comenzamos con 150 cadenetas (160 si te gusta más holgada).
2. Tejemos toda la vuelta en punto bajo y unimos los dos extremos. Es importante colocar el tejido recto. Coloca el marcador de vueltas.
3. Tejer toda la vuelta en punto bajo.
4. Un punto bajo, un punto bajo pero enlazando la hebra en la vuelta anterior tres veces, como si se hiciera un punto piña. (Tutorial para el punto cesto AQUÍ).
5. Tejer toda la vuelta en punto bajo.
6-7. Tejer en punto cesto normal toda la vuelta.
8. Un punto bajo, un punto bajo pero enlazando la hebra en la vuelta anterior tres veces, como si se hiciera un punto piña.



Repetir desde la vuelta 3 hasta alzanzar los 23 centímetros de tejido. Termina la bufanda con una vuelta de puntos deslizados en ambos lados de la bufanda.

lunes, 31 de octubre de 2016

Neceser tapestry de rayas y rombos

Hoy toca aprovechar pequeños restos de material. No soporto tener rodando por ahí diminutos ovillos y siempre ando dándole vueltas a la cabeza. Lo más socorrido es un monedero o un neceser. Por muchos que tenga, siempre me parecen poco.

Lo más complicado del patrón es evitar que se líen mientras tejen las distintas hebras, pero con un poco de paciencia  se consigue.
Las medidas del neceser son 19 x 14 centímetros

Materiales
-hilo de algodón naranja oscuro, naranja claro, beige y morado (o los colores que tengas o te gusten)
-ganchillo adecuado al grosor del hilo,
-tela para el forro,
-cremallera.

Patrón
1. En naranja oscuro, comienza con 50 cadenetas en color naranja oscuro. Para evitar costuras, teje alrededor de las cadenetas según el gráfico. Dos vueltas en punto cesto. Cambia a color beige.


2. Dos vueltas en color beige en punto cesto. Cambia a color naranja oscuro.

NOTA: Puedes cambiar el punto cesto por puntos bajos.

3. Un vuelta en punto bajo (de aquí en adelante, el neceser se teje en punto bajo).
4-8. Para los rombos sigue el siguiente patrón: 



9. Una vuelta en color naranja oscuro. Cambia a color beige.
10. Una vuelta en color beige.
11. Un punto en color beige, un punto en color naranja oscuro. Repite en toda la vuelta.
12. Una vuelta en color naranja oscuro.
13. Una vuelta en color beige.
14. Un punto en color beige, un punto en color naranja claro. Repite en toda la vuelta.
15. Una vuelta en color naranja claro.
16. Una vuelta en color beige.
17. Un punto en color beige, un punto en color morado. Repite en toda la vuelta.
18. Una vuelta en color morado.

Repite desde la vuelta 10 a la 13 hasta tener ocho centímetros de tejido, combinando los colores como aparecen en la foto.

Para acabar, tejemos una vuelta  con un punto en naranja oscuro y otro beige. En la siguiente, un punto en naranja oscuro y otro naranja claro. En la tercera, un punto en naranja claro y otra en color morado. La última la tejemos en color morado.

Cortamos la tela para el forro, cosemos la cremallera y por último lo cosemos todo al neceser.

NOTA: Puedes colocar un asa para convertirlo en un bolso de mano y añadirle borlas o cualquier otro adorno que te guste.



Te espero en el próximo proyecto.

lunes, 24 de octubre de 2016

Funda fácil (o casi) de ganchillo para el móvil

¿Tienes un poco de hilo rondando por casa y no sabes qué hacer? Una funda para el móvil sencilla pero resultona puede ser una buena opción, usando un solo color o combinando varios y darle un pequeño toque con un bonito botón.



El punto usado para el móvil de la fotografía (punto bajo cruzado) tiende a encogerse y es mejor usar un ovillo con algo de elastano. Si se usa una fibra con menor elasticidad, es mejor tejerlo un poquito más grande que el móvil para que encaje sin dificultad.

Materiales
-Hilo con elastano y ganchillo adecuado del número 2,5.
-Un botón.
-Marcador de vueltas.

Patrón
Para un móvil de 7x14 centímetros se tejen 21 cadenetas.
1. Tejemos una vuelta en punto bajo alrededor de la cadeneta. Usa el marcador de vueltas para indicar el inicio de cada vuelta.

2-36. Tejemos  todas las vueltas del siguiente modo: saltamos un punto de la vuelta anterior y tejemos un punto bajo. El siguiente punto lo hacemos en el punto que nos habíamos saltado, de tal forma que se forma una pequeña cruz.

El resultado final es un tejido con textura.



Para acabar, cose el botón centrado y teje un cordón (entre 10 y 15 cadenetas) para cerrar.

Espero que os guste.

jueves, 20 de octubre de 2016

10 regalos que toda tejedora quiere

Si tienes una tejedora o un tejedor en tu vida, hacerle un regale quizás te desconcierte. Desconoces el universo tejeril y las opciones son más numerosas de las que te imaginabas.

Antes de lanzarte a comprar y comprar cualquier cosas porque "es para tejer" es conveniente tsaber algunas cosillas, porque no es lo mismo tejer a ganchillo, con dos agujas, frivolité (encaje con lanzadera), bolillos.  Cada técnica requiere materiales diferentes.

Si regalas ovillos, asegúrate de que sean del mismo tipo y en cantidad suficiente para terminar la labor. Un ovillo de 50 gramos para una bufanda de adulto no es lo adecuado.

También es importante saber si la persona en cuestión es experta tejedora o principiante. En el primer caso tendrá casi de todo; en el segundo, las opciones son más variadas.

Con estos tres consejos en mente, acertar será más fácil. Veamos algunas opciones.

Para no equivocarse
 
1.  Un pack de ovillos y agujas. El regalo ideal para los niveles principiante y medio. Muchas marcas ofrecen esta posibilidad. Lo mejor de todo es que la cantidad de ovillos será la adecuada para el proyecto (bufanda, gorro, chaqueta...) así como el grosor y tipo de agujas o ganchillos. Algunos packs llevan incluido el patrón.

Accesorios

Aquí es donde de verdad te puedes lucir, porque puedes regalar algo original o divertido. No incluyo devanadoras ni ovilladoras porque ya entramos en otro nivel, pero si crees que le va a gustar, ¿por qué no?

2. Agujas o ganchillos especiales: circulares, con luz, de materiales poco convencionales...

3. Protectores para las agujas, contadores y marcadores de vueltas.

4. Calibrador de agujas
Un calibrador de agujas es una pieza de metal o plástico con agujeros de diferentes tamaños utilizado para saber el tamaño de las agujas. Aunque normalmente lo llevan impreso, con el paso del tiempo suelen desaparecer  y algunas no lo traen, como las de de doble punta. A veces vienen con una regla para determinar la tensión de la muestra.

Calibrador. Visto en Amazon
5. Organizador
Para tenerlo todo a mano y encontrar en seguida lo necesario. Están desde los típicos estuches hasta soportes como los de la foto.

Organizador visto en Etsy

Para aprender
 
6. Unas clases de tejido. Las hay para principiantes y para tejedoras avanzadas. Pueden ser on line (investiga un poco por las redes a ver qué ofrecen) o en tiendas físicas especializadas. Casi todas ofrecen clases. Entra y pregunta.

7. Libros de patrones. Pero cúrratelo un poco y que sean especiales, con alguna temática específica.

Para presumir

7. Bolsas molonas para guardar los ovillos y cuencos para evitar que se esparzan mientras se teje.

8. Camisetas o tazas con eslóganes con mensajes específicos para tejedoras. Puedes incluso hacer tu propio diseño y mandarlo imprimir. Hay muchas empresas físicas y online que ofrece estos servicios.

9. Carteles o cuadros de motivos tejedores, pegatinas.

Visto en Etsy


10. Música y mezclas de té, café o chocolates para una tarde de relajante tejido.

Con todas estas ideas no me digas que no sabes qué regalar.









lunes, 17 de octubre de 2016

Cuello de ganchillo en punto granito

Todavía queda para que comience el invierno, pero siempre es conveniente estar preparada para los primeros fríos. Este proyecto es muy fácil y rápido de tejer, un par de horas lo tienes preparado.

¿Preparada para tejer?


Materiales
-Ovillo de 100 gramos y un ganchillo del número 5. Si lo quieres más tupido, usa un ganchillo menor.

Patrón
1. Comenzar con 40 cadenetas
2. Clavar la última cadeneta en la tercera cadeneta contando desde el ganchillo y tejer un punto bajo, una cadeneta. Repetir en toda la vuelta.
3. Una cadeneta, un punto bajo en el punto cadeneta base. Repetir hasta el final de la vuelta.
4. Sigue tejiendo hasta alcanzar el largo necesario. Si te gusta holgado usarás todo el ovillo. Si te gusta más ajustado, te sobrará un poco. Es mejor ir probando poco a poco hasta tener el tamaño adecuado a tu gusto.




Ahora solo tienes que coser los dos extremos y ya tienes tu complemento listo para disfrutarlo en cuanto el frío llegue.

jueves, 6 de octubre de 2016

Cuadro con sol, estrellas y luna de ganchillo

El firmamento es fuente de inspiración para una habitación infantil. Estrellas, soles, nubes... todo ayuda a crear una atmósfera mágica.

Para darle un toque diferente enmarcando diferentes elementos en un marco. Realmente, no están enmarcado, sino pegados en el interior mediante grapas.

El sol mide 11 cm. de diámetro, la luna es un poco más pequeña y las estrellas, 8,5 cm. de punta a punta.
Materiales
-Hilo de algodón amarillo, blanco, verde y azul (50 gramos de cada color será más que suficiente),
-ganchillo apropiado al grosor del hilo (yo he usado uno del número  2,5),
-guata o algodón sintético,
-hilo negro y rosa

Patrón sol (teje dos partes)
1. Anillo mágico con seis puntos bajos.
2. Un aumento en todos los puntos. Coloca el marcador de vueltas.
3. Un punto, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
4. Dos puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
5. Tres puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
6. Cuatro puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
7. Cinco puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
8. Seis puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
9. Siete puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
10. Ocho puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
11. Nueve puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
12. Diez puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.
13. Once puntos, un aumento. Repetir en toda la vuelta.

En color negro, borda los ojos y en rosa, la boca. Cose las dos partes y antes de terminar, rellena con guata. Para los rayos, teje  la siguiente frecuencia: un punto bajo, media vareta, tres varetasa en el mismo punto, media vareta, un punto bajo, un punto deslizado. Cuando termines, deja una hebra larga.

Patrón luna
Para la luna, he seguido el patrón de Bichus. Recuerda dejar una hebra larga cuando cierres el tejido.

Patrón estrella
El patrón de las estrellas es de Lanas y ovillos.

Cuando tengas todos los elementos tejido, fíjalos en el interior del marco mediante  grapas. Puedes añadir tantos elementos como quieras, dependiendo del tamaño del marco.

El marco puede sustituirse por un aro y crear un móvil. Otra opción es hacer colgadores para un armario infantil.

Con pocos elementos, tendrás una decoración personalizada para los peques de la casa.

Gracias por tu visita.

lunes, 3 de octubre de 2016

7 consejos ahorradores para ganchilleras

Soy una tejedora compulsiva. Lo reconozco. Cuando no estoy tejiendo estoy pensando en nuevos proyectos, tanto que mis amistades piensan que debo tener un gran presupuesto para hilos, lanas, ganchillos, abalorios... Pero nada más lejos de la realidad. Si bien algunos materiales pueden ser costosos, existen formas de ahorrar y tejer.

Tanto si te eres tejedora habitual como si estás comenzando, estos consejos te pueden ayudan a tejer sin dejarte el salario en el intento. Seguro que algunos los practicas habitualmente, pero nunca viene mal repasar las posibilidades. Empezamos.

La curiosidad no mató al gato

 Curiosear es un arma de doble filo. Te puede llevar a realizar compras compulsivas de materiales innecesarios, pero si eres capaz de resistir latentanción, curiosear será tu gran aliada. Nada como un paseo y entrar en una tienda con existencias en liquidación, o ir a las estanterias con restos de ovillos de otras temporadas. Y haz lo mismo con tus tiendas online favoritas y de confianza.

Desteje como Penélope

Sí, desteje. Pueden ser  labores poco interesantes o trabajos antiguos olvidades en cualquier rincón de la casa. Ten en cuenta que al deshacer una labor, el hilo queda rizado puede afear la próxima (no siempre ocurrre). Pearlknitter ofrece una completa guía para devolver la lana a su estado original.

 Lo mismo ocurre con los abalorios: tu arsenal de collares, pulseras o pendientes que ya no uses brillarán con nueva luz.


El asa para el bolso la hice con las cuentas de dos collares que ya no utilizaba

La muestra, la maestra

A veces, cuando seguimos un patrón, la labor no queda como en la fotografía, desistimos y los ovillos quedan desperdigados por ahí. Generalmente esto ocurre por la tensión que aplicamos al tejer, o por un número diferente de agujas. Para evitarlo, siempre es interesante tejer una muestra. En la banda de papel de los ovillos siempre figura la tensión (por lo menos, en los ovillos de calidad), es decir, aparece el número de puntos y vueltas en 10 centímetros cuadrados, que debe coincidir con la información del ovillo. We are knitters explica con detalle cómo tejer una muestra correctamente.

Todo se puede tejer
 
La lana y el algodón no son los únicos materiales para tejer. Utiliza otros menos convencionales, como bolsas de plástico, que puedes transformar en ovillos en casa.


 Puedes ver cómo transformar bolsas de plástico en ovillos AQUÍ.

Quedadas tejedoras

Las quedadas con otras tejedoras no son sólo estupendas para tejer y pasar un rato agradable. podemos aprovecarlas para intercambiar materiales o aprender nuevas técnicas.

¿De verdad es necesario?

A veces los patrones incluyen marcadores de vueltas. No son especialmente caros, pero si no los necesitas habitualmente, puedes ahorrarte el gasto si usas imperdibles normales o trocitos de lana anudados en un color que contraste. 

Todas las hebras de las ganchilleras

Utiliza los sobrantes para labores más pequeñas, como corazones, borlas, pompones o piezas multicolores, pero comprueban que sean del mismo grosor o similar para que la labor quede pareja.

¿Cuáles son tus consejos para evitar gastos innecesarios?

Gracias por tu visita

jueves, 29 de septiembre de 2016

Monedero de ganchillo en tonos anaranjados

Hoy comparto un patrón de un monedero de colores otoñales. A pesar de su pequeño tamaño cabe perfectamente el móvil y las llaves, así que puedes usarlo como bolso.

Materiales
-Hilo negro, naranja oscuro, naranja claro, verde menta y blanco. Unos 50 gramos de cada color.
-Ganchillo del número 2,5  o el más aceduado al grosor del hilo).
-Marcador de vueltas.
-Tela para el forro.
-Cremallera de 18 centímetros.
-Bolas plateadas, cadena y mosquetón pequeño para bolsos (opcionales).

El monedero mide 18x13 centímetros
Patrón
1. Con el hilo negro, tejer 47 cadenetas. En la última cadeneta haz tres puntos bajos.
2. Teje toda la vuelta y el lado opuesto de la cadeneta en punto bajo. Coloca el marcador de vueltas.



3. Teje dos vueltas más en color negro.
4. Para la franja de triángulos, sigue el patrón de la foto.



5. Tres vueltas en color negro. Cambia de color.
6. En naranja oscuro, un punto bajo, un punto bajo enlazado en la vuelta anterior hasta el final de la vuelta. Cambia de color.
7. Una vuelta en color negro.
8. En naranja claro, un punto bajo, un punto bajo enlazado en la vuelta anterior hasta el final de la vuelta. Cambia de color.
9.  Una vuelta en color negro.
10. En verde menta, un punto bajo, un punto bajo enlazado en la vuelta anterior hasta el final de la vuelta. Cambia de color.
 Repite este patrón hasta tener siete centímetros.
11. Tres vueltas en color negro en punto bajo.
Repite el patrón de los triángulos y termina con tres vueltas en color negro.

Corta la el forro del tamaño adecuado y cose la cremallera. Luego cose todo el conjunto al tejido.

De forma opcional, puedes colocar las borlas (puedes ver cómo se hacen AQUÍ) en un extremo y la cadena a modo de pulsera en el otro extremo.

jueves, 22 de septiembre de 2016

6 ideas para inspirarte este otoño

El otoño ya ha llegado. Un año más. Y un año más buscamos inspiración para tejer nuestros proyectos. colores nuevos o tradicionales pero renovados, patrones cómodos que nos harán disfrutar de una tarde de tejido y café. Buscamos en revistas especializadas y en las propuestas de los diseñadores.

Para facilitar la búsqueda de proyectos, os traigo una selección de prendas que me han gustado por su sencillez, originalidad o comodidad, junto con enlaces para tejer algo parecido. Espero que disfrutéis con estas ideas.

Poncho de Violeta by Mango




Bimba y Lola



Si te apetece mezclar ganchillo y dos agujas, esta chaqueta te gustará. AQUÍ puedes ver el tutorial para tejer una chaqueta a dos agujas. Con un hilo matizado y pequeños cambios puedes tener algo parecido. Solo tienes que añadirle unos ribetes de ganchillo de medias varetas.

Una combinación de colores otoñales muy favorecedores. Más ideas para ponchos AQUÍ.

Amaya Arzuaga




La combinación de ganchillo XXL y traje de noche es muy original. No he encontrado tutoriales para tejer volantes parecidos a los de la fotografía. Parecen que están cosidos a la tela y tejidos con medios puntos.

Del Pozo




Un sencillo jerséy cobra nueva vida con el detalle en punto bucle  en un color que contraste.
Podéis ver cómo se teje el punto bucle AQUÍ.

Laura Biagiotti



Colores muy jugosos para un otoño-invierno colorido.
Para tejer ochos o trenzas con dos agujas puedes mirar AQUÍ.

Hoss Intropia



Si hay algo que me gusta de este jerséy es su versatilidad. Combina con casi todo y te lo seguirás poniendo año tras año.
 Eñ tutorial para un jerséy en punto arroz AQUÍ y para el cuello en V AQUÍ.

No sé qué proyecto será el primero, ¿ y el tuyo?

Gracias por tu visita.
















jueves, 15 de septiembre de 2016

Chal triangular en punto red y trellis

Estos días de calor que hemos tenido los primeros días de septiembre no invitaban a tejer nada "de abrigo", pero el otoño está a la vuelta de la esquina y en cualquier momento te apetecerá usar un chal.

Si estás pensando en tejer un chal triangular, quizás este patrón te inspire.


El chal mide 150 centímetros en la base


































Los materiales necesarios son dos ovillos de color beige de 100 gramos para un ganchillo del número 2 y unos 50 gramos en un color de contraste para la puntilla.

Para tejerlo solo hay que seguir el patrón de la imagen hasta alcanzar el tamaño deseado. Como puedes ver, he alternado el punto trellis y el punto red. Una vez que tengas el chal, se teje una vuelta de medias varetas.




Para la puntilla, cambia de color y teje una vuelta de medias varetas solo en dos lados del triángulo, evitando la base. En la siguiente vuelta, teje una vareta y dos cadenetas, salta un punto de la  vuelta anterior y repite hasta el final de la vuelta. Debes aumentar dos cadenetas en el pico del triángulo para evitar que la labor se rice. Cambia de color y teje cuatro varetas cada dos calados de la vuelta anterior. Cambia de color. Para terminar, haz una vuelta de puntos bajos y una con pequeños pompones. Para ver cómo se hacen pincha AQUÍ. El vídeotutorial está en inglés pero es muy fácil seguirlo.



Si te animas a tejerlo, me encantará ver el resultado.

Gracias por tu visita.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Aplique cuadrado de ganchillo con corazones

Si estás buscando un aplique cuadrado para tu próxima labor (puedes usarlo prácticamente para todo), quizás este patrón te guste. Es sencillo y bastante rápido de tejer.

El aplique de la fotografía está tejido con hilo de algodón mercerizado para un ganchillo del 1,5.



Patrón
NOTA: En cada inicio de vuelta, la primera vareta se teje con tres cadenetas.

1. En un anillo mágico, montar tres varetas, tres cadenetas. Repetir tres veces más. Cerrar la vuelta con un punto deslizado. Tejer tres puntos deslizados más hasta el primer arco que se ha formado.

El anillo mágico puedes sustituirlo montando cinco cadenetas, unidas mediante un punto deslizado. Dentro del aro que se ha formado, tejer como se indica en el párrafo anterior.

2. En cada uno de los arcos tejer tres varetas, tres cadenetas, tres varetas, una cadeneta. Cerrar con un punto deslizado. Tejer tres puntos deslizados hasta el siguiente arco.

3. En cada uno de los arcos que se forman, tejer tres varetas, tres cadenetas, tres varetas, dos cadenetas. En el punto de cadeneta de la vuelta anterior, montar tres varetas (será el pico del corazón). Cerrar con un punto deslizado y tejer tres puntos deslizados hasta llegar al siguiente arco.

4. En el primer arco tres varetas, tres cadenetas, tres varetas, dos cadenetas. Tejer dos varetas en cada vareta de la vuelta anterior, dos cadenetas. Repetir en cada arco. Cerrar la vuelta con un punto deslizado. Tejer tres puntos deslizados hasta llegar al siguiente arco.

5. En el primer arco tres varetas, tres cadenetas, tres varetas, tres cadenetas. Tejer un aumento en la primera vareta, seguimos tejiendo una vareta en los cuatro siguientes puntos y acabamos con otras dos varetas en la última vareta de la vuelta anterior (así se forma la parte más ancha del corazón). Tejer tres cadenetas y repetir tres veces más. Cerrar la vuelta con un punto deslizado. Tejer tres puntos deslizados hasta llegar al siguiente arco.

6. En el primer arco tres varetas, tres cadenetas, tres varetas, cinco cadenetas. Un punto bajo en la primera vareta de la vuelta anterior, tres caretas, un punto bajo, tres varetas, un punto bajo, cinco cadenetas (ya tenemos el corazón completo). Cerrar la vuelta con un punto deslizado y tejer tres puntos deslizados hasta llegar al siguiente arco.

7. En el primer arco tres varetas, tres cadenetas, tres varetas. Tres cadenetas, una vareta, repetir cinco veces más hasta llegar al siguiente arco (tendrás seis arcos en total en cada uno de los lados). Repetir este patrón en toda la vuelta y cerrarla con un punto deslizado.

8. En el primer arco tres varetas, tres cadenetas, tres varetas. Tejer tres varetas en cada uno de los arcos de la vuelta anterior. Terminar la labor con un punto deslizado.


Espero que te haya gustado el patrón de hoy.

Gracias por tu visita.

jueves, 25 de agosto de 2016

Siete cosas que una ganchillera no quiere admitir

Todas las ganchilleras, y las tejedoras en general,  tenemos pequeños secretos que nos negamos a admitir antes los demás. Hilos escondidos detrás del sofá, bolsas y bolsas de proyectos sin acabar, ... Pequeños vicios que solo otra tejedora puede entender y compartir. ¿Cuáles son tus secretos?

1. A veces nos desquiciamos

Todo el mundo habla de lo relajante que es tejer, y sí, lo es y es capaz de sacar lo mejor de nosotras mismas. Peeeero... también nos desquiciamos. Hace unas semanas comencé a tejer un chal y todavía no lo he acabado. Conforme avanza el trabajo, el resultado no es el esperado. He modificado el patrón no sé cuántas veces y ahí está, esperando. Después de tantas horas tejiendo, deshaciendo, tejiendo y deshaciendo, así hasta ¿cinco, cien, quince veces?, la paciencia desaparece.  Lo mejor es que nos pille a solas. Mi lado "hidra furiosa" no es agradable.



2. Acumulamos proyectos sin acabar

 La peor pesadilla para toda tejedora. Por lo menos, lo es para mí. Procuro siempre terminar los proyectos, porque tenerlos guardados, sin disfrutar de ellos me desagrada. Si me preguntan por ellos, la respuesta es siempre la misma. Esta semana lo acabo. No me gusta reconocer que pasará mucho tiempo antes de acabarlos o quizás no lo acabe nunca.

3. Lo principal es tejer

Pues sí. Y miramos el reloj para saber cuántas horas vamos a tejer antes de que llegue la familia o cuánto tiempo de sueño podemos sacrificar para hacer "una vuelta más y lo dejo". "¿Pero tú duermes!, preguntan tus seres queridos. "Claro", respondes con cara de inocencia, mmmm, pequeña mentirijilla. Algunas noches el tejido es más importante que dormir.



4. Propósito de enmienda

Sobre todo en Año Nuevo. Nos proponemos leer más, hacer más excursiones con la familia, pero volvemos a tejer porque es lo que más nos gusta. ¿Motivos? No hacen falta.

5. El ejercicio no es lo nuestro

O sí. Porque hacemos ejercicios para evitar contracturas, y también damos paseos antes o después de una buena jornada. Es revitalizan. Además, en nuestro interior consideramos que tejer muy rápido es un buen ejercicio cardiovascular, jeje, pero no lo admitimos. Nadie nos entendería.

6. Ovillos hasta en el frigorífico

Todos en casa, e incluso tus amistades, saben que tienes montones de ovillos, pero lo que no saben es el número de ovillos guardados en los lugares más inesperados, como la mesita de noche, el zapatero y hasta el congelador. Bien guardaditos, pero hay ovillos por todas partes. No lo admitimos, pero nunca son suficientes.

7. La fiesta, mejor si hay ovillos

Nos gustan las fiestas ... para tejer. Nos apuntamos a todas las quedadas ganchilleras y disfrutamos cuando aprendemos nuevos punto, patrones y técnicas gracias a estas reuniones. Y nos apoyan cuando un proyecto no es lo que esperábamos ¿Quién mejor para entendernos que otra tejedora? Pero además, cada vez hay más hombres y las conversaciones son más variadas.



¿Qué "vicio" secreto tienes? ¿Te animas y nos lo cuentas?










jueves, 18 de agosto de 2016

5 patrones gratuitos de amigurumis de cine y televisión

Si te gustan los amigurumis y disfrutas con el cine y las series de televisión, esta selección es para ti. He buceado en internet para encontrar patrones gratuitos en español e inglés de personajes icónicos.  Algunos patrones están en inglés, pero la página Hastaelmonyo puede traducirlos, siempre que cuente con el permiso de los autores.


Empezamos la selección con un personaje de la serie de moda: Juego de tronos. Reconozco que he empezado a verla cuando ya llevaba varias temporadas, pero se ha convertido en mi serie favorita y el personaje de la pequeña Arya Stark me ha cautivado. En  Woollywood puedes encontrar un sencillo patrón de la pequeña de la familia. También puedes encontrar el de Samsa.




En patrones amiguruis encontramos a Harry Potter y otros personajes de la serie. Seguro que los peques de la casa disfrutarán mucho jugando con ellos.

Durante mi infancia y adolescencia me encaraba leer Asterix. Me divertía con sus historias y la pasión de Obelix por los jabalíes. De los personajes que han pasado del papel a la pantalla, el de Obelix me parece el más logrado: Gerard Depardieu  está estupendo. Seguro que el mini amigurumi de  Amigurumis patterns le encantaría. Está en inglés, pero es muy sencillo. Se trata de dos pequeñas esferas  con los colores del personaje.


Para "destejer" los mejores misterios, lo mejor es contar con el detective más famoso: nada mejor que Sherlock Holmes y Xicotet  te lo pone fácil para lograrlo.






Termino la selección con una de los personajes más famosos del cine mucho: Charlot. Creaciones batiburrillo comparte un patrón muy divertido, tamaño mini, para colgar en el bolso.



Espero que la selección haya sido de tu agrado.

Gracias por tu visita.

lunes, 15 de agosto de 2016

Bolso de fiesta de ganchillo con boquilla

Nada me gusta más que personalizar un look de fiesta con un bolso hecho por mí. Puedo combinarlo totalmente a mi gusto, desde lo más sencillo hasta lo más sofisticado.

Para una boda a la que voy a asistir en pocas semanas, he elegido un bolso con un punto en apariencia simple pero con textura, similar al punto cesto, pero mucho más sencillo: es el punto granito. Al usar un hilo con hebras de seda, el aspecto es lujoso.



Materiales

-Boquilla rectangular de 17 centímetros,
-hilo beige de algodón y seda, con 50 gramos bastará,
-ganchillo del mismo grosor del hilo,
-cadena,
-tela para el forro,
-entretela, aguja e hilo de coser,
-puntilla.


Si la boquilla está labrada, el bolso tendrá un aspecto más lujoso aún. Por supuesto, el tamaño de la boquilla y el color del hilo lo puedes adaptar a tu gusto.

Patrón (teje dos partes)
1. Comenzamos montando las cadenetas necesarias para el ancho de la boquilla, teniendo en cuenta que sea múltiplo de 2. En este caso he tejido 50.

El punto granito es igual al derecho y al revés




2. Clavar la última cadeneta en la tercera cadeneta contando desde el ganchillo tejer un punto bajo, una cadeneta. Repetir en toda la vuelta.
3. Una cadeneta, un punto bajo en el punto cadeneta base. Repetir hasta el final de la vuelta. Sigue con este patrón hasta alcanzar el alto de la boquilla (6 centímetros). En este momento, hay que aumentar cuatro puntos en cada extremo de la vuelta. ¿Por qué hacerlo? Para darle una bonita forma. Si seguimos con el mismo ancho, cuando se cosa la boquilla, esta será más ancha que el tejido y no quedará bien.
4. Sigue tejiendo con el mismo patrón hasta alcanzar el alto necesario (16 centímetros).



Cuando tengas las dos partes tejidas, pega con la plancha la entretela al tejido, siguiendo las instrucciones del fabricante, así el bolso tendrá una ligera rigidez. Cose las dos partes, dejando libre la parte superior (6 centímetros), que irá cosida a la boquilla. Si quieres disimular las costuras, puedes tejer un cordoncillo (o comprar uno) y coserlo alrededor de las mismas.

Corta el forro a la medida del bolso y cóselo al tejido. Luego solo tienes que coser la puntilla  en el interior para esconder las puntadas en el forro. Este paso lo puedes eliminar si has conseguido esconderlas en la boquilla. Debo reconocer que a mí me cuesta mucho conseguirlo.

Por último solo tienes que añadir la cadena y ya está preparado para lucir el bolso en las mejores ocasiones.

Gracias por tu visita.