Translate

jueves, 28 de enero de 2016

Crochet para crear cuadros

Cada vez hay más gente que se anima a conservar los tapetes de la abuela y de mamá enmarcándolos y colocándolos en la pared. Es una espléndida manera de homenajear el trabajo de quienes nos enseñaron a tejer y disfrutarlos de una forma diferente. Además, cuenta con la ventaja de preservarlos de polvo y el deterioro del roce.

Además de hacer cuadros con los tapetes heredados, también puedes crear tus propias composiciones con mandalas o con cualquier otra labor que hayas tejido, como es el caso se hoy. Tenía unos restos de hilo matizado en color naranja y pensé que sería una buena idea hacer una composición con tres pequeñas flores diferentes.

El hilo utilizado  es fino, para una aguja del número 2, pero puedes usar el grosor de hilo que te apetezca. Para la enmarcación, usé unos marcos blancos, modelo Ribba de IKEA, así pude ver rápidamente el resultado.

En una de las flores hay un fallo, ¿Lo has encontrado? Menos mal que es fácil de arreglar.


Si quieres tejer las flores que yo hecho, os dejo con el enlace, de cada una de las flores: flor 1, flor 2 y  3 (en el gráfico están numeradas como 12 y 15).


Lo mejor de este proyecto es que no hay límite para la creatividad, esto es solo una idea y cualquier motivo que uses quedará perfecto.

Saludos y ¡feliz crochet!