Translate

lunes, 15 de febrero de 2016

6 sensaciones tejeriles

Seis sensaciones tejeriles

Como tejedora, terminar un trabajo o labor es un sensación estupenda. Después de horas tejiendo, por fin se puede ver el resultado. Pero esta es solo una de las sensaciones que tejedoras  tejedores tenemos. Hay otras. Estas son las más frecuentes.

1. Invencibilidad... por un trabajo bien hecho

Ya has termiando, y tal es el subidón cuando ves lo bonito que ha quedado la bufanda, el bolso, el poncho de tu hija... que te sientes la número uno. No puedes esperar para empezar el próximo proyecto. Nadie te puede parar.


Fuente: Pixabay

2. Diplomacia... ante la actitud de los demás

Sí, sí, primero te miran raro cuando dices que tejes y después no paran de pedirte cosas. ¡Ay, tú que lo haces tan bien... téjeme un jersey!" Realmente no te lo piden, lo exigen y sacas la diplomática que hay en ti para no ser borde. No sabes si sentir asombro o ignorar sus exigencias. Ven tu habilidad y creen que un jersey con un punto tan bonito se hace en un rato. Luego se enteran del tiempo invertido y ya ponen otra cara y valoran mejor tu trabajo. ¡Menos mal!, podrás seguir siendo amiga de esa persona.

Fuente: Pixabay

3. Decepción... con un trabajo mal acabado
¡Qué labor tan primorosa! ¡Qué punto tan original! y de repende, ves cabos colgando, bordes desiguales..., pero ¿esto qué es?  Sí, nunca hay que menospreciar la finalización de un trabajo.  La  precisión y atención dedicada a los puntos o al patrón son tan importantes como un trabajo bine acabado. ¿No os parece?

4. Desesperación... con el desorden
¿Te imaginas ovillos desperdigados por todas partes, sin orden, acumulando polvo? Vale, ordenar y limpiar no es divertido, pero un poco de orden en tu rincón de tejer te evitará muchos problemas. Y no solo por los ovillos, también por las agujas y los ganchillos. El otro día encontré bajo la cómoda dos ganchillos y varios marcadores de vueltas. Créeme, el orden ayuda a tejer más y mejor.

Fuente: Pixabay


5. Emoción...  con los nuevos proyectos
Tejer mola, sí, ya lo sabemos. Pero ¿qué me dices del hormigueo ante el reto de nuevos proyectos? Una manta, aplique, un cesto, de algodón, de rafia, de trapillo... Tengo que parar porque emociono con todas las posibilidades.

6. Relax... porque tejer es el nuevo yoga
Poco puedo añadir. Ni tila, ni valeriana... una ratito tejiendo aleja el estrés.

¿Os sentís igual tejiendo? ¿Qué otras sensaciones teneís? Me encantará conocerlas.

Saludos y ¡feliz crochet!