Translate

jueves, 25 de febrero de 2016

Anatomía de un ganchillo

Anatomía de un ganchillo

 Para cualquier tejedor o tejedora, el ganchillo es casi una prolongación de la mano y cada persona tiene una forma especial de agarrarlo, una preferencia por un tamaño o incluso un material favorito.

A veces no nos paramos a pensar sobre la variedad de ganchillos que existen y por eso hoy voy a hablar un poco sobre sus posibilidades.

Partes de un ganchillo

En primer lugar, todos los ganchillos tienen diferentes partes, facilitando el tejido.

Partes de un ganchillo


El tamaño importa

El tamaño de los ganchillos se refiere a su grosor, no al largo. Aquí no hay un tamaño estándar, como puede apreciarse en la fotografía.

Mi arsenal creativo

 En la empuñadura suele aparecer la marca y el tamaño. Pero esto encontrar el tamaño adecuado a veces es un poco complicado porque hay diferentes formas de numerar los tamaños. Puede ser el diámetro de la espinilla (en realidad de la punta, pero es más difícil de calibrar) medida en milímetros y el tamaño iría desde 0,50 para las más finas y el 20 o más para las gruesas. Este sistema está bastante extendido. Sin embargo, en el mercado hay ganchillos que siguen otras formas de numeración.

En el sistema americano usan otro método: cuanto más bajo es el número, más gruesa es la aguja, también están acompañadas por una letra y pueden ir acompañadas de una letra. El sistema inglés / canadiense es similar al americano. Si tienes dudas sobre las correspondencias, en La Aguja del Sur puedes encontrar tablas de equivalencias.

Para elegir el ganchillo adecuado, la mayoría de los ovillos  incluyen en su etiqueta el tipo de aguja idóneo para el grosor del hilo, evitando problemas. Consejo: si tienes tendencia a tejer apretado, elige un ganchillo un poco más grueso (medio número o uno más). Por el contrario, si necesitas que el punto quede apretado, usa un ganchillo un poco menor al recomendado.

Materiales

Los materiales utilizados en la fabricación de los ganchillos son muy variados. ¿Cuál es mejor? Depende. Las de acero y aluminio son mejores para tejer con hilo o lanas de poco grosor.
Para materiales gruesos (cuerda, trapillo, ...) son mejores las de plástico por su ligereza,  aunque hay que comprobar su calidad. Los ganchillos de mala calidad pueden ser un poco ásperas  o tener bordes rugosos, estropeando la hebra y la labor.

Los ganchillos de de bambú tienen la ventaja de su dureza y liegereza. También las hay de madera, como la haya. No he usado ninguno de estos materiales, pero tengo verdaderas adictas a estos ganchillos entre mis amigas tejedoras. Algunos de estos ganchillos tienen el mango labrado y son verdaderas obras de arte en sí mismos.

Ganchillos especiales

Agujas con luz. Son de gran ayuda para ver el punto con hilos o lanas oscuros. Sin embargo,  la pila no dura mucho y  el mango forma una especie de barrera, impidiendo que la labor se deslice adecuadamente cuando se hacen puntos complejos, con muchas lazadas en el ganchillo. Pero hablo desde mi experiencia personal.



También existen en el mercado ganchillos con empuñaduras (o puedes ponérselas a tus agujas con trozos de goma). Muchas amigas me han comentado que son muy ergonomicas y cómodas.

Ysi te gusta tallar tus propios ganchillos, en este enlace y en este encontrarás cómo hacerlo.

También existe el ganchillo tunecino. Se trata de un ganchillo más largo que los comunes, una mezcla de crochet y dos agujas.  Debo trabajarlo más, porque a mí el punto me queda demasiado apretado.

El knooking tiene una punta y cabeza de ganchillo tradicional y en el otro extremo es como una aguja de coser. Se consiguen unos resultados preciosos.

Para puntos con muchas lazadas exiten los ganchillos con pestillo. Requieren de ciera práctica pero son estupendos para hacer el punto gusano, también llamado rococó. En inglés los encontraréis como bullion stich. En este vídeo podéis ver una muestra.

 Por último, existen ganchillos son dobles, con una numeración diferente en cada extremo. La casa japonesa Hamanaka Raku Raku son los más conocidos, pero son un poco caros.


Formas de agarrarlo

Como un lápiz



Como una cuchillo o cuchara

Cada persona tiene su propia forma de agarrarlo. En mi caso, uso el método lápiz para hilos más finos y como un cuchillo para materiales gruesos.

Como veis, la variedad de ganchillos es amplia y hay para todos los gustos.

Saludos y ¡feliz crochet!