Translate

lunes, 8 de febrero de 2016

Bufanda infinita en punto piña doble

Bufanda infinita

A pesar del invierno tan cálido que tenemos, no he dejado de tejer bufandas, sobre todo cuando veo lanas matizadas como las de la fotografía, que permiten crear texturas interesantes.

Bufanda infinita muy cálida

Materiales y patrón


El color lo dejo a tu elección, pero si es lana matizada el dibujo quedará más alegre.
Para la bufanda de la fotografía necesitarás:
-tres ovillos de 100 gramos de grosor medio y un ganchillo del número adecuado. Uno del número 4 es suficiente para que el punto quede esponjoso,
-marcador de vueltas,
-tijeras,
-aguja lanera para esconder los cabos.

Lana matizada



Comienza con 185 cadenetas. Es suficiente para dar dos vueltas a la bufanda. Puedes hacer más cadenetas de inicio, pero ten en cuenta que necesitarás más lana. Une los dos extremos y haz una vuelta de medias varetas. No olvides señalar el inicio de vuelta con el marcador y evitar que el tejido se gire.

A continuación, haz en el mismo punto un punto piña, dos cadenetas y un punto piña. Salta tres punto, y en el cuarto repite el mismo patrón: punto piña, dos cadenetas, punto piña. Verás que se van formando uves.

A partir de la tercera vuelta, en cada uve que se ha formado en la vuelta anterior, haz un punto piña, dos cadenetas y un punto piña. Sigue tejiendo hasta tener quince vueltas.

Punto piña doble

Para acabar, teje una vuelta de medias varetas y remata los extremos con una vuelta de puntos deslizados.

¿Crees que podré ponérmela este invierno o tendré que esperar al próximo a ver si el frío quiere aparecer?

¡Saludos y feliz crochet!