Translate

lunes, 29 de febrero de 2016

Manta de punto XXL

Aprovechando la bajada de temperaturas de este fin de semana, he tejido una manta para el sofá o para los pies de la cama, aunque en esta ocasión he dejado el ganchillo y he utilizado dos agujas.

Preparé una muestra con ganchillo, pero el resultado era un tejido con poca elasticidad, a pesar de usar una aguja del grosor adecuado. Probé con dos agujas y me gustó más

Tengo que decir que es la primera vez que he utilizado un ovillo tan grueso y no ha sido fácil acostumbrarse. Conforme iba apareciendo la manta, resultaba trabajoso moverla. Además, da bastante calor, así que mi recomendación es no tejer cerca de una estufa o fuente de calor, porque se puede llegar a sudar bastante.

Agujas y lana XXL


La manta de la foto mide 50 x 150 centímetros y necesitarás ocho ovillos de lana XXL de 250 gramos y unas agujas del número 20.

Imposible pasar frío con esta manta

Comenzamos con 22 puntos. Hacemos tres vueltas de punto bobo (también llamado punto del derecho o punto Santa Clara). A continuación,  44 vueltas en punto arroz (en la primera vuelta, un punto del derecho y otro del revés, y en la siguiente vuelta cambiamos, donde correspondería hacer un punto de derecho, tejemos uno del revés, y así sucesivamente). El el vídeo de Labores y punto podéis ver cómo hacerlo. Acabamos con otras tres vueltas en punto bobo.

De forma opcional, podemos hacer alrededor de toda la manta una vuelta de ganchillo en punto bajo. Para que no se rice la manta, se montan tres puntos bajos en el mismo punto en cada esquina.

Para tejer con comodidad, aconsejo tener un buen apoyo de espalda e ir colocando el tejido en una superficie amplia. Normalmente, la labor se va depositando sobre el regazo, pero con semejante tamaño, es mejor ir apartándola.

Si queréis una manta más ancha, es mejor tejer varias tiras y coserlas luego, porque la labor va pesando cada vez más con cada vuelta y terminaríais con dolor de brazos.

El resultado me parece espectacular y no será la última manta que haga con este material. Pero eso será el invierno que viene. Ahora toca pensar en proyectos para la primavera.

Saludos y ¡feliz tejido!