Translate

lunes, 18 de abril de 2016

Bolso de mano con lentejuelas

Un bolso con un punto sencillo mejora notablemente con pequeños toques, como hilo plateado y un bordado de lentejuelas.  Si queréis sorprender con un detalle bonito, nada mejor que un bolso como el de la fotografía.

El bolso mide 21 x 15 centímetros

Los materiales necesarios son
-un ovillo de hilo de algodón mercerizado del número 2, mezclado con un hilo plateado,
-ganchillo del mismo grosor,
-mosquetón de bisutería,
-cremallera,
-lentejuelas de dos tonos del mismo color,
-tela para el forro-aguja e hilo de coser.
-marcador de vueltas.

Comienzas montando 60 cadenetas (o las que necesites para hacerlo del tamaño que te guste).
Sigues tejiendo en punto bajo alrededor de toda la cadeneta, así evitamos costuras.
Continúa tejiendo hasta tener 14 centímetros de altura. Termina el bolso con punto abanico: un punto bajo, saltas dos puntos y en el tercero montas seis varetas, saltas dos puntos y en el tercero, un punto bajo. Repite el patrón en toda la vuelta.

En uno de los extremos, haz un pequeño aro: pincha el ganchillo, haz diez cadenetas y cierra sobre el tejido. Esconde los cabos en el interior del bolso y anúdalos.

Para los corazones, haz primero un molde de papel y únelo con un alfiler. Después solo tienes que coser las lentejuelas alrededor para que quede perfecto. En este tutorial podéis ver cómo se cosen las lentejuelas.

La pulsera se teje montando 60 cadenetas y dos vueltas en punto bajo. Borda la pulsera alternando los dos tonos de lentejuelas. Une los dos extremos y cose el mosquetón.

Detalle


Ahora corta la tela del tamaño adecuado al bolso, cósela y pega la cremallera. Una vez que la tengas, cose el forro al bozo con puntadas muy pequeñas.Y ya tienes tu bolso.

La mayor dificultad del bolso es bordar las lentejuelas porque pueden resbalar, pero le dan un toque festivo a un bolso con un punto muy sencillo. Si lo tuyo no es coser lentejuelas, puedes cambiarlas por cualquier aplicación termoadhesiva  de fantasía de tu gusto.

Saludos y ¡feliz crochet!

NOTA: En las mercerías venden tiras de lentejuelas. Son muy útiles si las formas no tienen ángulos pronunciados.