Translate

jueves, 12 de mayo de 2016

Frasco decorado con ganchillo

Un frasco de vidrio puede ser un detalle decorativo con un toque de ganchillo. Si lo usas con tapadera puede servir para guardar caramelos, sales de baño o cualquier otra cosa que se te ocurra. También sirve como portavelas para dar un ambiente acogedor.



Materiales necesarios
-hilo y ganchillo del mismo grosor. La cantidad variará en función del tamaño del frasco.

Comenzamos con un número de cadenetas necesarias para rodear el frasco, teniendo en cuenta que debe ser mútiplo de cinco más tres y tejes siguiendo el gráfico hasta alcanzar la altura deseada. Cuando acabes esta parte, cose los extremos.

Fuente original: Sandra Pontos


En la base, teje dos vueltas en punto bajo. En la parte superior, teje una vuelta en punto bajo. La siguiente vuelta, una vareta, una cadeneta, salta un punto de la vuelta anterior y en el siguiente, una vareta. Repite en toda la vuelta. Así tendrás un pasacintas para ajusta el tejido al frasco.

Puedes acabar con una puntilla: un punto bajo; salta tres puntos; en el siguiente, una vareta, un piquito (tres cadenetas unidas en la primera cadeneta), repetir hasta tener ocho varetas. Repite en toda la vuelta.

Por último, haz un cordón, lo pasas por el tejido y se ajusta al frasco.

Gracias por tu visita.