Translate

jueves, 9 de junio de 2016

Cómo enfadar a un ganchillera

Una de las grandes virtudes de tejer, ya sea a ganchillo o con dos agujas, es la relajación que produce. Tejer se parece mucho a meditar. Es un momento para olvidarse de todos los problemas y crear algo maravilloso.

¿Por qué empiezo este post hablando sobre la relación entre tejer y relajación? Porque a veces necesitamos un extra de paciencia ante los comentarios que algunas personas, con mejor o peor intención, realizan cuando nos ven con cualquier proyecto.
 

Es un clásico que lo relacionen con una actividad de abuelitas, pero afortunadamente cada día es más frecuente ver gente  entre veinte y treinta años tejiendo. ¡Menos mal!, una tontería menos.

También es un clásico quejarse por el precio de un producto hecho totalmente a mano, con amor y único. Aquí hay poco que hacer. Tampoco la crisis ayuda a gastar y la gente mira hasta el último céntimo. Hasta ahí todo normal. Pero ya no es tan normal el menosprecio a tu trabajo cuando saben todo el esfuerzo que pones.

Esto nos enfada, pero ¿lo demostramos? Mejor hablar sobre lo estupendo que es el tejido explicando por qué es único. Y si aún no saben apreciarlo, ignóralos.

También hay otros comentarios y, de verdad, de verdad no sé por qué los hacen.

Así te entretienes

Sí, me enfada. Hay cierta maldad en este comentario, como si tejer fuese algo tonto o tu vida está tan vacía que lo haces por matar el tiempo. Tejer es una artesanía y tiene muchos beneficios sobre la salud, además de ser una profesión y un medio de vida para muchas personas. ¿Tendrían  la misma percepción sobre leer un libro, hacer ejercicio, un curso de formación (fuera del ámbito laboral)...?

¿No te cansas?
 
Vamos a ver. Las tejedoras y nos cansamos como cualquiera. Todo el mundo se cansa de cocinar, de estudiar, de estar frente al ordenador... Cada persona tiene sus límites y decide cuándo descansar.



Eres una friki

¿Yooo? ¿Una friki? Pero si tú no paras de comprarte zapatos que no usas, aplicaciones para el móvil de caritas graciosas, coleccionar versiones en ruso de canciones de Charles Aznavour, te sabes de memoria todos los diálogos de toda la saga de La Guerra de las Galaxias... Lo friki es una cuestión de punto de vista.

No tengo paciencia para eso

¿Eso? Perdona bonita, pero de lo que no tienes ganas es de aprender. O simplemente no es lo tuyo. No pasa nada. Hacemos elecciones según nuestros gustos o talento natural. No hace falta llamarlo "eso", como si tocar un ganchillo o unas agujas fuese una enfermedad contagiosa.




Estas son algunas de las cosas que más enfadan a las ganchilleras, pero seguro que os han hecho comentarios poco afortunados cuando saben que tejes. ¿Las compartirías?

Gracias por tu visita

NOTA: Soy consciente de la presencia del género femenimo: "ganchilleras, abuelitas, todas..." cuando ya no es raro ver hombres tejiendo. ¿Excluir a los hombres del universo tejeril os enfada?