Translate

lunes, 18 de julio de 2016

Bolso de mano tapestry

¿Te apetece un bolso con un toque desenfadado para los días de verano? Con la técnica tapestry (literalmente tapiz) puedes conseguirlo. Esta técnica consiste en tejer combinando colores para conseguir cualquier tipo de dibujo, geométrico o figurativo. Puede ser tan complejo como quieras, usando un mínimo de dos colores. 

Yo había hecho mis pinitos con esta técnica para algunas cestas de trapillo, hasta hoy que me he decidido a tejer un bolso de mano. Mide 29, 5 x 17, 5 centímetros.

El bolso mide 29, 5 x 17, 5 centímetros


Si quieres tejer uno como el de la fotografía necesitarás los siguientes materiales:
-hilo azul marino y blanco (puedes cambiar los colores a tu gusto),
-ganchillo del mismo grosor o medio número menos (yo he usado uno del 2,5), 
-marcador de vueltas,
-cremallera, 
-tela para el forro, aguja e hilo de coser,
-herrajes para bolsos,
-cinta de nailon para la pulsera.

Patrón
Se teje por completo en punto bajo.

1. En color azul, teje 55 cadenetas.
2. Punto bajo en toda la vuelta. Sigue tejiendo en redondo en toda la vuelta para evitar costuras, según el gráfico. 
Añadir leyenda
3. Con un marcador de vueltas, señala el inicio de cada vuelta. Teje 3 vueltas más en color azul.
4. Cambia de color. Una vuelta en color blanco. Para ver cómo se realiza un cambio de color pincha aquí.
5. Cambia de color. Una vuelta en color azul.
6. Cambia de color. Una vuelta en color blanco.
7. Cambia de color. 11 vueltas en color azul.
8. El dibujo puede quedar centrado o en un lado. Para centrarlo, haz 16 puntos y a partir del 17 cambia de color según el gráfico, para tener la raspa de pescado.

Añadir leyenda

9. Cuando hayas terminado de tejer el pescado, haz 11 vueltas en color azul.
10. Una vuelta en color blanco.
11. Una vuelta en color azul.
12. Una vuelta en color blanco.
13. Dos vueltas en color azul.

Ya has terminado la parte del tejido. Ahora mide con cuidado y corta y cose el forro. Cose la cremallera.

Cose la argolla al tejido (puede variar en función del tipo de argolla que uses). Cose el forro al bolso (esta parte siempre la hago a mano, con puntadas pequeñitas). Une la cinta de nailon al mosquetón engánchala a la argolla y ya tienes tu bolso.

Gracias por tu visita.