Translate

jueves, 31 de marzo de 2016

Bolso de mano de ganchillo rosa y plata

Hace unas semanas publiqué un post de un chal rosa y plateado. Sobró un poco de hilo y decidí tejer un monedero usando un punto en zigzag.



Materiales

Los materiales que necesitarás son:
-una boquilla perforada rectangular,
-hilo de algodón mercerizado fino y ganchillo del mismo grosor
-hilo y aguja para coser,
-tela de forro,
-cadena de fantasía
-mosquetón de bisutería.

Patrón

Teje dos partes siguiendo el gráfico de la fotografía de abajo. Este patrón se adapta fácilmente a cualquier medida de boquillas rectangulares o cuadradas, solo hay que variar el número de cadenetas inicial, solo hay que tener en cuenta que el número total debe ser múltiplo de 3 + 1. El alto del monedero es variable. Yo he hecho un total de 23 vueltas más dos vueltas de punto bajo en la parte superior e inferior.


Cuando tengas las dos partes tejidas, cose el forro, asegurándote de hacerlo en el revés del tejido. También puedes coser primero las dos partes del tejido y luego añadirle el forro.

El siguiente paso es coser las dos partes, dejando libre la barte donde irá la boquilla. Una vez cosidas, hacermos una puntilla siguiendo el mismo patrón que hemos usado para el monedero. Ten en cuenta que debes añadir un punto más en las esquinas para que no se rice el punto.

A continuación, cose la boquilla. Esta es la parte más difícil para mí, porque el hilo se roza y cuesta pasar la aguja.

Por último, coloca la cadena de fantasía en el lateral. Las boquillas suelen incorporar un pequeño saliente en el que que se puede encajar una cadena o cualquier otro accesorio de fantasía que te guste.

De manera opcional, puedes añadir un puntilla tejida del mismo hilo a base de puntos bajos o una de encaje. Así, eliminamos la posibilidad de ver antiestéticas puntadas en el interior del monedero.



Espero que te haya gusta este patrón. Espero tus comentarios.

Saludos y feliz crochet.

lunes, 28 de marzo de 2016

Humor para tejedoras y tejedores

Uno de los síntomas del éxito de cualquier actividad es la aparición de chistes sobre el tema. El aumento de la pasión tejedora no es ajena a este fenómeno y es frecuente encontrar todo tipo de bromas. Para pasar un rato divertido con una nota de humor tejeril.

 Tejer sin parar
Esta viñeta es creación propia y la publiqué en mi cuenta de Instagram
Compradores compulsivos: "¡Oh, dios mío. Mis ovillos ya están aquí!"

Vía Pinterest
Crochet es mi súper poder...

Vía Pinterest
Y los súper héroeslo adoran

Vía Pinterest


Veo dos ovillos de baby alpaca

Vía Keke Photography
Tejedora mutante

Creación propia publicada en mi cuenta de Instagram
Autosuficiencia tejedora: "Por supuesto que habo conmigo misma cuando hago crochet. A veces necesito el consejo de una experta".

Vía Pinterest
Tejedora guerrera: "No necesito licencia para llevar mi 9 milímetros".

Vía Pinterest
Imposible para de tejer

Vía Decoracion2
Hasta los monumentos tejen

Vía LionBrand
Espero que hayas pasado un buen rato.

Saludos y feliz crochet.

jueves, 24 de marzo de 2016

Servilletero con flor de ganchillo

Darle un aire nuevo a la mesa cuando tienes invitados es posible con pequeños detalles, como unos servilleteros. Puedes tejer el motivo que más te guste y darle un aire rústico, festivo o informal.

Para un servilletero como el de la fotografía solo necesitarás un poco de cordel de cáñamo, hilo y ganchillo del mismo número.



Los pasos para tejer la flor los tienes en este tutorial (pincha aquí). Una vez que tienes la flor, solo tienes que hacer una trenza de cáñamo y unirla a la parte posterior. Fácil, ¿verdad?

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 21 de marzo de 2016

7 sugerencias de cine para tejer

Cuando tejes hay pocas que puedas hacer a la vez. Si se te ocurre cocinar, lo más probable es que la comida se queme y no te des cuenta hasta que la humareda te haga llorar (a mí me ha pasado). Para  avanzar en el proyecto a un ritmo adecuado, es necesario dedicarle tiempo sin interrupciones. Admítelo, dejar la labor para ver qué tal va el el bizcocho o el guiso no te permite concentrarte.

También puedes tejer entre amigas, pero admítelo, no siempre es posible realizar una quedada.
Algunas amigas tejen en la piscina o en la playa, pero yo no he podido nunca. Me pongo nerviosa solo de pensar en la arena o en las manchas de protector solar.

Si estás en casa tejiendo relajadamente, las mejores opciones son escuchar música o ver una película. La música es un acompañamiento fantástico. Yo suelo ver una película, así desvío de vez en cuando la mirada y los ojos descansan (es recomendable mirar hacia un punto lejano cada veinte minutos mientras se teje).

He comprobado que si la película tiene alguna relación con la labor, el tejido se hace más agradable y cometo menos errores.

Te propongo un pequeño divertimento, una lista de películas de diferente temática, en función del trabajo que estés realizando. ¿Empezamos?

Lista de películas

Para tejer unas botitas, chaqueta u otra cosa para bebé, puedes ver ¿Qué esperar cuando estás esperando? Una comedia fácil de seguir, con el clásico happy end de Hollywood. Aunque no es la única película con temática "bebé". Hay muchas comedias donde elegir.

Si lo tuyo son los mandalas (representaciones espirituales del microcosmos y macrocosmos): las oscarizadas Gandhi y Slumdog millionaire.


Para tejer una manta o colcha recomiendo La carta, un clásico del cine una Bette Davis excepcional. Las escenas en las que se la ve tejiendo una colcha son estupendas; de hecho, la propia actriz era una buena tejedora. Claro que para necesitarás verla más de una vez porque es trabajo que necesita muchas horas de tejido.o quizás una maratón de películas protagonizadas por esta actriz.



Un amigurumi divertido pide una película divertida. Aquí el abanico de posibilidades es muy grande. si tienes a los peques en casa, Toy Story es una buena elección. Por el contrario, si tienes la casa para ti sola, ¿qué tal El guateque con Peter Sellers? Aunque aquí puede haber un problema: que te rías tanto que dejes de tejer.


Las prendas de abrigo, bufanda, guantes, gorro , calcetines..., salen mejor con películas con paisajes invernales, como Doctor Zhivago.  La nieve de Pathfinder, el guía del desfiladero también da mucho frío y mucha tensión. Para un tejido sin sobresaltos, mejor la primera.

¿Estás planeando un regalo para tu amor o un detalle para una boda?  Sentido y sensibilidad te inspirarán, o cualquier película basada en las novelas de Jane Austen. Claro que si estás pensando en algo picante, Nueve semanas y media parece más apropiado.

Pero si lo tuyo son los tejido creativos, con un toque friki, El jovencito Frankenstein es la mejor compañía.



Esta es mi lista de recomendaciones, peor hay muchas opciones, ¿cuál es la tuya?




jueves, 17 de marzo de 2016

Yarn bombing: cada día más habitual

Cada día es más habitual encontrar rincones forrados de ganchillo en la ciudad. Es el yarn bombing (bombardeo de ovillos o bombardeo lanar), una acción que consiste forrar rincones urbanos con tejido, ya sea a ganchilllo o dos agujas. Es similar al grafitti, pero cambiando la pintura por ovillos y piezas tejidas. Recibe también otros nombres, como urban knitting, guerrilla knitting o yarn storming.

Fuente: Pixabay

El yarn bombing nace en el siglo XXI, situándose en Holanda y los Estados Unidos. En la actualidad   se considera a la tejana Magda Sayed la pionera. Desde sus inicios en 2005 gracias a su tienda de lanas hasta ahora, sus proyectos no han parado de crecer. Otros nombres que han inspirado esta forma de expresión artística lanera son Bill Davenport y sus esculturas de ganchillo o los tocones cubiertos de tejido a dos agujas de Shanon Schollian. El punto de inflexión fue the Knit Knot Tree de Jafagirls de Yellow Spring, Ohio, que tuvo repercusión mundial.

Las motivaciones para realizar esta acción se pueden englobar en tres categorías: subversión, protesta y arte. En sentido estricto no es un movimiento de activismo político social, para algunos yarn bombers puede ser una forma de cambiar ideas preconcebidas sobre el tejido, recuperar espacios públicos, protestar contra contra el cambio climático o contra la violencia sexista. Aunque es su vertiente artística la que más adeptos ha ganado. La artista polaca afinca en Nueva York es famosa por forrar diversos espacios públicos con tejidos de grandes dimensiones, no exentos de cierta polémica. También es famosa la fachada del Craft and Folk Art Museum de Los Ángeles forrada con  14000 granny squares, realizados por 500 tejedores de 25 países.

Fachada del Carft and Folk Art Museo de Los Ángeles


Al contrario de lo que ocurre con otras manifestaciones artísticas callejeras realizadas con pintura, el yarn bombing no es permanente, puede quitarse rápidamente. Sus defensores dicen que no es intrusivo y no estropea el mobiliarios urbano.  Sin embargo, no es una actividad del todo legal (salvo que se cuenten con los permisos oportunos). Para las autoridades de algunos países es ilegal y se persiguen a las tejedoras y a los tejedores, aunque no suele haber grandes multas. En México el colectivo Lana Desastre y Tejer es punk celebraron el Día Internacional de Tejer en Público con pequeños trabajos en el metro, forrando las barras para sujetarse. La acción acabó con la policía rompiendo y retirando los tejidos. (Puedes leer la noticia aquí).

Este arte callejero no tiene edad. Aunque suele ser más frecuente encontrar gente joven, entre los 20 y los 30, no es raro ver personas mayores de 60 años, como el grupo ecologista australiano Knitting Nanas Against Gas.

En España se hizo visible en 2012 y desde entonces es mas frecuente encontrar ejemplos de yarn bombing no solo en las grandes ciudades sino también en pequeños pueblos. Una de las acciones famosas (hay muchas más) es la manta con la que se cubrió la Mujer con espejo de Botero en Madrid, de la mano de Lana Connection. Existen grupos de yarn bombers en Zaragoza, Bilbao, Valencia, entre otras.

Si te interesa conocer algo más sobre este tema, puedes consultar estos libros (por ahora solo están publicados en inglés): Yarn Bombing (Mandy Moore), Street Craft: Yarnbombing, Guerrilla Gardening, Light Tagging, Lace Grafitti and More (Riikka Kuittinen), y Craftvism: The Art of Craft and Activism (Betsy Greer).

¿Has participado en algún yarn bombing? ¿Qué te ha parecido la experiencia?

lunes, 14 de marzo de 2016

6 claves para entender a una tejedora

Claves para no tejedores

¿Tienes a una tejedora en tu vida? ¿Te cansa ver ovillos por todas partes? ¿Su único tema de conversación es el tejido? No te preocupes, no es una enfermedad. Solo hay que tener en cuenta 6 claves para comprenderla.

1. Tener montones de ovillos no es acapar
No, no es acaparar. Esas montañas de ovillos, de composición, color y tamaños diferentes es una necesidad vital. No te enfades cuando compre nuevo material. No le regañes cuando veas que hay revistas y libros de patrones hasta debajo de la cama. La inspiración puede aparecer en cualquier momento y sería una crueldad no poder tejer ese sueño de algodón o lana. ¿Vas a dejar que sufra impidiéndole tener todo lo necesario?


2. Es bueno tener  varios proyectos a la vez
La familia debe estar tranquila. No es falta de concentración. Se trata de una estrategia. Es necesario tener varios proyectos a la vez, combinar una manta o una falda con cosas pequeñas como unas botitas de bebé. Un proyecto grande puede agotar, se tarda en ver el final, por eso parar y hacer algo rápido sirve para retomar ese gran trabajo.

 
3. Una habitación solo para guardar el material
No es egoísmo. Mejor tener una habitación solo para todos los materiales necesarios (ovillos, agujas fieltro, patrones, ...) que tenerlos desperdigados por toda la casa. Vale, las casas no tienen siempre todo el espacio necesario, pero un rinconcito o un armario es imprescindible para mantener el orden.



 
4. No es desorden
Este punto parece contradecir el anterior, pero no es así. No es raro trabajar con varios ovillos a la vez. Lo mejor que se puede hacer es no tocarlos. Un nudo echa a perder horas de tejido.

 
5. Hablar sobre labores
Sí, eso pasa. Una reunión de amigos, un café, una cena... A los tejedores nos gusta hablar sobre nuestras creaciones. Si escuchamos vuestras anécdotas del trabajo o el último cotilleo, no pasa nada por escuchar un poquito sobre tejido. ¿Verdad?

 
6. No es desinterés
Si le hablas a una tejedora mientras estás concentrada en su labor y no te contesta, no es falta de interés o un problema auditivo. Simplemente, está concentrada en lo que hace, sobre todo si tiene entre manos un punto complejo o cuenta puntos. Espera a que termine la vuelta y repite la pregunta.

 

Si habéis vivido alguna situación diferente a la de la lista me encontará conocerla.

Saludos y ¡feliz tejido!

jueves, 10 de marzo de 2016

Chal en punto trellis

La primavera es una de las estaciones del año donde hay más actos sociales, sobre todo bodas. Todavía  queda un poco para que llegue, pero a mí me gusta estar preparada y tener a punto los complementos necesarios para dar un especial a cualquier look.

Me gustan especialmente los chales y para esta primavera he elegido el color estrella de la primavera: rosa palo, también llamado rosa cuarzo o rosa empolvado.

Lo mejor de estre patrón es su facilidad. No tienes que ser una tejedora experta para tejer el punto trelis y tener un chal así de bonito. Si además usas un hilo mezclado con hilo de plata, el resultado será espectacular.


Chal tejido en punto trellis

Materiales


Para un chal de centímetros son necesarios los siguientes materiales:
-Cuatro ovillos de algodón mercerizado de 85 gramos cada uno,
-ganchillo adecuado al grosor del hilo,
-tijeras.

El punto trellis es realmente sencillo. Para un chal de 55x106 centímetros, necesitarás tejer 400 cadenetas de inicio. Tejes 50 vueltas en punto trellis.  En este enlace podrás comprobar lo fácil que es.

 Terminas tejiendo alrededor una vuelta de puntos bajos y acontinuación, la puntilla de la fotografía: en el mismo punto tejes dos varetas, una cadeneta, dos varetas; saltas tres puntos y en el cuarto vuelves a hacer dos varetas, una cadeneta, dos varetas. Repetir en toda la vuelta. La puntilla se termina con una última vuelta: entre cada grupo de varetas de la vuelta anterior, tejes una vareta, tres cadenetas y una vareta. Repetir en toda la vuelta. Cortamos el hilo y aseguramos con un punto deslizado. El cabo sobrante se esconde en el revés de la labor.

Detalle puntilla

Creo que es uno de los chales más sencillos que he tejido y el más llamativo por los reflejos del hilo plateado.

Saludos y  ¡feliz crochet!

lunes, 7 de marzo de 2016

Patrón de un portavelas de crochet blanco

Después del trabajo de tejer una manta XXL, pensé que lo mejor era acometer un proyecto sencillo, de los que se acaban rápido y quedan bien en cualquier rincón: un portavelas blanco.

Portavelas

Un poco de hilo de algodón blanco mercerizado (unos 15 gramos) y un ganchillo del grosor adecuado son suficientes (yo he usado uno del número 2). Por supuesto, el color es opcional y puedes cambiarlo a tu gusto.

 Patrón

El patrón es muy sencillo. Para empezar, teje tantas cadenetas como sean necesarias para rodear el vaso de cristal o recipiente que vayas a usar, aunque siempre debe ser múltiplo de 7+1.

A continuación haz dos vueltas de medias varetas y luego sigue el siguiente gráfico, haciendo tantas vueltas como sean necesarias en función del recipiente que uses.



Pon mucho cuidado cuando enciendas el portavelas. Añade unas piedras en la base para evitar daños en la superficie donde lo coloques y no lo agarres mientras esté caliente, te puedes quemar.

El patrón es bastante sencillo y da buenos resultados. Es un trabajo para aprovechar los restos de hilo de otros trabajos.

Saludos y ¡feliz crochet!


jueves, 3 de marzo de 2016

Cinco tendencias en punto

Tendencias primavera verano 2016


La ligereza y suavidad del punto tienen un especial protagonismo esta primavera-verano. Las firmas de moda lo saben,  y no faltan en sus colecciones por su comodidad y versatilidad.

Las prendas de la selección son muy variadas y tienen en común su sencillez y la posibilidad de tejer algo parecido, por eso he buscado enlaces con patrones y gráficos similares. Tú eliges: inspirarte y tejer o tener un día de shopping.


Un pequeño detalle

No es necesario tejer una prenda completa, a veces necesitas un pequeño toque. SuperDry propone blusas con detalles de encaje.

Detalle
Si tienes una camisa o camisa a la que quieras darle un aire nuevo, solo tienes que tejer un pequeño detalle, coserlo y cortar la tela que sobra. En poco tiempo tendrás una prenda diferente. En Madona-mio-trico encontrarás patrones y gráfico para inspirarte y elegir el encaje que más te guste, pero recuerda que puedes añadir prácticamente con cualquier patrón que tengas.

Inspiración oriental


Pepe Jeans propone una chaqueta de inspiración oriental en color beige. Este invierno ..

han estado muy presentes, y la tendencia sigue al alza en primavera. Si cambias la lana por el algodón, tendrás una prenda  ideal para los días más frescos.

Inspiración oriental


 Si quieres tejer algo parecido, puedes consultar mi patrón aquí, para tejerla en crochet. Si lo tuyo son las dos agujas y te gusta el trenzado, puedes ver diferentes patrones en Tejiendo Perú. Recuerda que el patrón básico es el mismo (un rectángulo, solo tienes que cambiar la técnica y el punto).

Poncho primaveral

El poncho de Yves Saint Laurent me parece una buena alternativa a las chaquetas.

Poncho estampado
Garnstudio tiene una gran variedad de patrones gratuitos de ponchos para que elijas el que más te guste.

Un cárdigan para llevar al trabajo


Si te apetece tener un cárdigan, Violega by Mango propone colores suaves.

Cárdigan primaveral
El patrón gratuito de Drops Desing te ayudará si optas por tejer y tendrás tu cárdigan alternando los colores.

Un chaleco para todo

Pedro del Hierro tiene esta temporada con un chaleco de crochet precioso y sencillo.


Pedro del Hierro
TejidoGratis ofrece un patrón para un chaleco igual de largo pero el punto es diferente.

Despúes de repasar esta selección, creo que esta primavera voy a tejer un pocho. Tenía varios cuando era niña y me apetece volver a usarlo. ¿Tú qué prenda eliges?

Saludos y ¡feliz tejido!