Translate

lunes, 25 de abril de 2016

Puntilla de ganchillo para una servilleta

El jueves publicaba cómo aprovechar restos de lana para una alfombra de pompones y hoy os propongo otra idea para aprovechar restos de hilo: una puntilla para servilletas.



Los materiales son los siguientes:
-un retal de tela, (se pueden aprovechar servilletas que ya tengas),
-hilo fino, cuanto más fino sea el hilo, más bonita quedará la puntilla. En cualquier caso, no uses un hilo de grosor superior a 1,5.
-tijeras,
-aguja e hilo de coser.

En primer lugar, corta la tela del tamaño deseado y haz un dobladillo pequeñito. Yo recomiendo usar una tela, o servilleta que ya tengas, que no sea muy tupida, para poder clavar el ganchillo con facilidad.

Enganchas el hilo a la tela mediante un punto bajo y a continuación, dos cadenetas. Repetir en todo el borde de la servilleta. Luego sigues tejiendo alrededor de todo el borde según el gráfico de la fotografía.


Aquí puedes ver el detalle de la puntilla

Un pequeño toque marca una gran diferencia, ¿no crees? espero que te haya gustado.

Gracias por la visita.

jueves, 21 de abril de 2016

Alfombra de pompones

Guardar pequeños restos de lana o hilo es algo más que habitual entre tejedoras y tejedores. De hecho, tenemos tantos restos que los guardamos como tesoros y ocupan más sitio que los ovillo completos. Si este es  tu caso y quieres darles salida, una buena opción es hacer pompones para una alfombra, aunque otros proyectos.

Una alfombra de pompones es una auténtica "comelanas" sobre todo si es de tamaño medio. La de la fotografía mide 60 x 120 centímetros y me ha llevado tres semanas de trabajo. He hecho unos 1100 pompones y he usado todos los restos que tenía e incluso un par de amigas han colaborado con un poquito de lana.

Una alfombra mullida y cálida


Una de las mayores ventajas de esta alfombra es su suavidad. Resulta muy mullida y agradable. Si lo prefieres, puedes cambiar la lana por el algodón, más adecuado para climas cálidos.

Para hacer una alfombra de pompones necesitarás:
- una base antideslizante especial para alfombras (se puede comprar en cualquier en grandes superficies),
- restos de ovillos de colores: unos dos kilos para una alfombra de 60 x 120 centímetros,
- tijeras,
- ganchillo para ayudar a fijar los pompones,
- aros para hacer pompones (opcional).

Existen varios métodos para formar pompones. Se pueden hacer con los dedos, con un tenedor, con dos aros de cartón o plástico. Para una alfombra, en mi opinión, el tamaño ideal es un pompón pequeño, de no más de tres centímetros de diámetro. Pero también se pueden hacer pompones más grandes, con poca vueltas y quedará una alfombra de pelo largo. Lo mejor es hacer pruebas y elegir la opción que más te guste.

La forma de montarlos es muy sencilla. Una vez que tengamos los pompones, los vamos anudando a la base antideslizante. Se puede formar un patrón de color, un dibujo o colocarlos de manera aleatoria. Yo he elegido esta última opción, distribuyendo libremente los colores.



Un par de consejos importantes. Es mejor dejar libre un centímetro desde el borde de la base, para que los pompones no queden sueltos, así no hay que estar colocándolos cada vez que muevas la alfombra. El segundo consejo es dejar un cabo largo para hacer con comodidad tres nudos como mínimo. Si haces menos nudos corres el riesgo de deshacerse.

NOTA: No conviene lavar la alfombra en la lavadora pues los pompones podrían deshacerse en el centrifugado. En su lugar puedes usar una manguera o simplemente sacudirla con cuidado.

Saludos y gracias por tu visita.

lunes, 18 de abril de 2016

Bolso de mano con lentejuelas

Un bolso con un punto sencillo mejora notablemente con pequeños toques, como hilo plateado y un bordado de lentejuelas.  Si queréis sorprender con un detalle bonito, nada mejor que un bolso como el de la fotografía.

El bolso mide 21 x 15 centímetros

Los materiales necesarios son
-un ovillo de hilo de algodón mercerizado del número 2, mezclado con un hilo plateado,
-ganchillo del mismo grosor,
-mosquetón de bisutería,
-cremallera,
-lentejuelas de dos tonos del mismo color,
-tela para el forro-aguja e hilo de coser.
-marcador de vueltas.

Comienzas montando 60 cadenetas (o las que necesites para hacerlo del tamaño que te guste).
Sigues tejiendo en punto bajo alrededor de toda la cadeneta, así evitamos costuras.
Continúa tejiendo hasta tener 14 centímetros de altura. Termina el bolso con punto abanico: un punto bajo, saltas dos puntos y en el tercero montas seis varetas, saltas dos puntos y en el tercero, un punto bajo. Repite el patrón en toda la vuelta.

En uno de los extremos, haz un pequeño aro: pincha el ganchillo, haz diez cadenetas y cierra sobre el tejido. Esconde los cabos en el interior del bolso y anúdalos.

Para los corazones, haz primero un molde de papel y únelo con un alfiler. Después solo tienes que coser las lentejuelas alrededor para que quede perfecto. En este tutorial podéis ver cómo se cosen las lentejuelas.

La pulsera se teje montando 60 cadenetas y dos vueltas en punto bajo. Borda la pulsera alternando los dos tonos de lentejuelas. Une los dos extremos y cose el mosquetón.

Detalle


Ahora corta la tela del tamaño adecuado al bolso, cósela y pega la cremallera. Una vez que la tengas, cose el forro al bozo con puntadas muy pequeñas.Y ya tienes tu bolso.

La mayor dificultad del bolso es bordar las lentejuelas porque pueden resbalar, pero le dan un toque festivo a un bolso con un punto muy sencillo. Si lo tuyo no es coser lentejuelas, puedes cambiarlas por cualquier aplicación termoadhesiva  de fantasía de tu gusto.

Saludos y ¡feliz crochet!

NOTA: En las mercerías venden tiras de lentejuelas. Son muy útiles si las formas no tienen ángulos pronunciados.


jueves, 14 de abril de 2016

Juego tejedor: encuentra las 10 diferencias

Hoy os propongo un juego sencillo (o no tanto). Encuentra las diez diferencias que hay entre las dos fotografías  Si las encuentras todas, no las publiques en los comentarios. Solo di conseguido y compártelo en las redes.







NOTA: Para el juego he usado un amigurumi cuyo patrón podéis encontrar aquí.

lunes, 11 de abril de 2016

Apps para tejer 2

Hace unos meses publiqué un post sobre aplicaciones y juegos para tejedoras. Como el tema da mucho de sí, he continuado investigando, y estas son las nuevas aplicaciones de las que voy a hablar hoy para  iphone y android.

Stich Counter

Stich Counter es una aplicación con más de 10000 descargas y cuya última actualización es del 13 de enero de 2015. Es gratuita y tiene una puntuación por parte de los usuarios de 4,1.

Según su descripción, se puede realizar el seguimiento de todos los puntos y se pueden añadir etiquetas para proyectos avanzados.

Básicamente, es un contador de puntos o vueltas. Solo tienes que tocar la pantalla cada vez que los terminas, así tienes siempre a mano la cantidad de puntos o vueltas. Si tocas a la derecha de la pantalla, sumas; y si tocas en el lado izquierdo, restas. La interfaz no puede ser más sencilla. Fondo negro con números en color fucsia.

Para mí, no es demasiado interesante.

Si tienes un iphone puedes probar con istichcounters. Me parece muy completa, aunque yo tengo un android y no la he probado. Se pueden contar las vueltas por proyecto, incluir el color, etc.,. .  sin restricciones. En el enlace tienes más información (en inglés).

Crochet Decoder

Aplicación para iphone. Es una guía de instrucciones, símbolos de ganchillo, diagramas básicos, número de tintada, etc.

 Tiene muy buenas críticas entre los usuarios.







Tejido de punto y crochet Bud

Con una puntuación de 4,1 esta app gratuita "permite realizar un seguimiento de varios proyectos de tejido de punto o crochet simultáneamente". Consta de contador de vueltas, cronómetro, páginas de notas, reglas, linterna, tabla para convertir el tamaño de las agujas del sistema americano al europeo, etc. La pantalla se puede adaptar según tus preferencias se puede comprobar el avance de cada proyecto.




De los aplicaciones que he probado es quizá la que más me gusta. El bloc de notas inicial es muy completo y permite etiquetarlo, esta de la labor, fecha de inicio y finalización, tipo de hilo usado, calibre, indicaciones de cuidados, enlace al patrón original... Tiene un filtro para facilitar las búsquedas. Todavía no he explorado todas sus posibilidades, pero promete mucho.

Knitulator

Knitulator es una aplicación para ganchillo y punto. Una de las grandes ventajas es que permite calcular la cantidad de material necesario para una labor. Solo hace falta una muestra de orientación de 10x10 y knitulator calcula todas las medidas necesarias en puntos y vueltas, tanto en centímetros como en pulgadas. Es gratuita y tiene una puntuación de 4,2 entre los usuarios.

La verdad es que tengo "el corazón partío" entre esta aplicación y la anterior. Las dos me gustan mucho y las encuentro muy útiles.


App para diseñar
 My Mountain Hat Designer (de la marca de lanas Schachenmayr) permite  visualizar un un gorro antes de empezar. Solo hay que seleccionar del tipo de gorro que quieres y añadirle un pompón o no. Así sabes con antelación si te va a gustar o no. Si añades una foto, puedes incluso conocer si le va a quedar bien a la persona destinataria del gorro. 

Se puede usar tanto en el ordenador de casa como en el teléfono móvil y tableta.

¿Ha sido útil la información? Me encantará saber vuestras opiniones.

Saludos y ¡feliz tejido!



jueves, 7 de abril de 2016

8 ideas para tejer con los peques de casa

Tejer con los peques de la casa no tiene que ser una actividad muy divertida. Si leísteis el post del lunes pasado, comprobaréis que con un poco de paciencia y mucha diversión, podrán tejer todo lo que quieran y desarrollar su creatividad con un poco de lana y un ganchillo. Pero .recuerda: los primeros proyectos deben ser asequibles para evitar la frustración y el abandono. Cuando adquieran confianza, pueden ir tejido cosas más complejas.

Hoy os dejo unas cuantas ideas para pasar una tarde repleta de color y diversión

Pompones
Los pompones no se tejen, pero son son una actividad ideal para entrar en contacto con la lana. Si los niños son muy pequeños, lo más importante es tener unas tijeras sin punta para evitar accidentes. Hay varios métodos para hacerlas, aunque siguieres uniformidad, este Crafting geek te ayudará para que salgan todas igualitas.



Hacer pompones tiene una ventaja añadida y es la desarrollar la psicomotricidad. Dependiendo del número que tengas y del tamaño, se puede crear un bonito móvil, adornos para el pelo, una pelota infantil...

Bolas
Hacer bolas es muy sencillo y gusta a todos los niños, ¿quizá por el "momento pringue" de la cola blanca? Úsalas para decorar cualquier rincón. Educa con binb gang te enseña cómo conseguirlas.

Tejer con los dedos
Tejer con los dedos es estupendo para desarrollar la psicomotricidad de los peques de la casa. Es una actividad estupenda para tejer bufandas. ¿quieres saber cómo se hace? Peque ocio te enseña.
http://www.pequeocio.com/manualidades-infantiles-tejer/

Telar de cartón
En el anterior enlace también puedes ver cómo construir un pequeño telar de forma sencilla y comenzar a tejer cosa divertidas.

Cordones para zapatos
Trabajo ideal para los primera pasos con el ganchillo. Se trata de hacer cadenetas hasta conseguir el largo deseado, y luego, ¡a lucirlos! Seguro que les encantará lucir sus trabajos de tejido.

Pulseras con abalorios
Es una continuación del trabajo anterior. Se hacen las cadenetas necesarias y se pueden añadir los abalorios que más gusten. También se puede hacer un trenzado de trapillo e insertar los abalorios, como en la fotografía.



Reciclar los tapetes de la abuela
Si tienes tapetes pequeños o muestras de apliques, deja que los niños compongan sus propios cuadros, adornen botes  o cajas para almacenar sus tesoros.


Posavasos
Y para para los más avanzados: un posavasos, rectangular o redondo, depende del nivel que haya.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 4 de abril de 2016

Consejos para enseñar a los niños a tejer

Recuerdo a mi madre las tardes de verano enseñándome a tejer, dándome ánimos porque el ganchillo se escurría entre mis manos de niña. Además, los puntos quedaban terriblemente apretados, pero ella me aconsejaba cómo hacerlo mejor. Era todo amor y paciencia. Poco a poco conseguí mejorar. Mis primeros tejidos eran muy sencillos; sin embargo, ella los miraba como si fueran obras de arte y los conserva como un tesoro. Me dio la suficiente confianza para seguir a pesar de las dificultades iniciales.



Hoy, después de tantos años, tengo en mi memoria todos esos momentos, sobre todo cuando mis sobrinos o los hijos de mis amigas me miran tejer y quieren que les enseñe. He seguido el ejemplo de mi madre cuando les enseño: dar confianza y practicar. Les encanta ver los resultados.

Enseñar es muy gratificante, pero no siempre es fácil, especialmente si los niños son muy pequeños. Los primero que debes tener en cuenta es que el niño sienta algo de interés por tejer. No fuerces el aprendizaje. Pregúntale si quiere aprender. También es importante tener en cuenta su edad. Las destrezas y la motricidad son muy diferentes a los cuatro, ocho o doce años.



Teniendo en cuenta estos factores, los siguientes consejos te ayudarán a convertir de tu clase de tejido  en un rato de diversión:

  • Actitud positiva. Es fundamental para hacer la "clase" amena y aprender a transformar cada punto. Cuando los niños se divierten, quieren saber más y desarrollan mejor sus habilidades.
  • Espacio luminoso. La habitación debe tener buena luz y con material suficiente. 
  • Trabajo adecuado. Comienza con algo sencillo y de un color alegre. Una pulsera de cadenetas suele ser una buena opción para empezar. Es relativamente rápida de tejer. Los niños se concentran mejor en lo que hacen porque pueden ver el resultado en poco tiempo, apenas se cansan. Es importante que el ganchillo o agujas sean del tamaño adecuado, ni muy finas ni muy gruesas (el número 4 es una buena opción). Tenerlas por primera vez es raro. Deben coordinarse las dos manos y no es fácil. Si el niño se siente frustrado, abandonará. Anímale. Del mismo modo, el hilo o lana debe ser adecuado: el mohair y de pelo largo no son adecuados porque tienden a enredarse.
  • Vocabulario sencillo. El tejido a ganchillo tiene su propias palabras. No se las enseñes todas a la vez, sobre todo al principio. Un niño no aprenderá si el vocabulario no es el adecuado a su edad y destrezas lingüísticas.
  • Nuevo comienzo.  Enséñale que no pasa nada si tiene que deshacer el tejido y comenzar de nuevo. Pero no hagas sesiones muy largas. Para comenzar, 20 minutos serán suficientes.
  • Creatividad. Cuando se han aprendido los puntos básicos, deja al niño elegir colores y el tipo de labor, siempre adecuada a su nivel para evitar frustraciones y abandonos.
  • Confianza. Muestra lo orgullosa que estás de su trabajo. Los niños confían en las persona que les enseña. Si los animas y les ofreces confianza, seguirán tejiendo. Puedes hacer fotos  o pequeños vídeos para inmortalizar su aprendizaje.
  • Adaptación. Normalmente, enseñamos a tejer colocándonos al lado del niño. Así puede ver los pasos y repetirlos. Esto es así cuando "profesor y alumno" son diestros. En cambio, si el niño es zurdo, colócate frente a él, para que realice el aprendizaje en espejo. Si te colocas a su lado, no sabrá cómo 


Es normal que al principio sujeten los materiales con fuerza y acabar con los dedos engarrotados y con calambres. Para evitarlo, da buenos resultados realizar pequeños ejercicios de calentamiento de manos antes y después de tejer y hacer pequeñas paradas para evitar los dedos engarrotados.

Como parte de una clase divertida, suele dar buenos resultados hacer un pequeño juego al principio. Yo hago uno llamado "la promesa del tejedor". Consiste en poner la mano derecha (o la izquierda, si el niño es zurdo) sobre el corazón y decir "prometo intentarlo aunque sea difícil". Es algo muy simple, pero los niños se siente especiales. Acabar la clase con un aplauso por el esfuerzo realizado.



Tejer es como montar en bicicleta. Cuando el niño ha asimilado el proceso y ha adquirido cierta destreza, puede estar un tiempo sin tejer, y retomarlo con naturalidad incluso años después. Lo sé. A mí me ha pasado.

Estos consejos también son aplicables a la enseñanza de adultos. ¿Has sido alguna vez maestra de tejido? ¿Cuáles son tus consejos para hacer la clase más divertida y animar a los demás a tejer? Comparte tu sabiduría.

Saludos y ¡feliz crochet!