Translate

lunes, 23 de mayo de 2016

Recicla un bote de conservas con un poco de ganchillo

Hoy comparto un punto maravilloso para reciclar un bote de conservas: el punto trellis. Es realmente sencillo de tejer.

Lo mejor de este tipo de trabajo es que puedes adaptarlo a cualquier bote y grosor de hilo y tamaño. El frasco de la fotografía mide 10 centímetros de alto y he usado un hilo muy fino. El resultado es un encaje muy delicado, contrarrestado con una lazada de cuerda para un toque rústico.

Este bote quedará muy bien en cualquier rincón de la casa


Pero si usas un hilo más grueso, la labor quedará muy bien.

Instrucciones:

Monta tantas cadenetas como sean necesarias para rodear el bote, pero que quede un poco tirante, así se verá mejor el tejido.  Une los dos extremos con un punto deslizado y haz tres vueltas de medias varetas. A continuación, teje en punto trellis hasta alcanzar la altura deseada.

Para terminar, teje una vareta, una cadeneta, salta un punto, una vareta, una cadeneta. Repite en toda la vuelta. Quedará un pasacintas para encajar la lazada de cierre. En la vuelta final, haz un punto bajo, salta un punto de la vuelta anterior y en el siguiente, haz cuatro puntos bajos en el mismo punto. Repite en toda la vuelta.

Ya solo queda colocar el tejido en el frasco y ajustarlo con un poco de cordel fino. Puedes usarlo como portavelas, para guardar golosinas o lo que quieras.

Espero que el trabajo de hoy te haya gustado.

Gracias por tu visita.

lunes, 16 de mayo de 2016

Puntilla blanca para servilleta

¿Te animas a tejer una puntilla para servilletas? Es más facil de lo que crees y tendrás un detalle original y personalizado en tu mesa.


Materiales
-Un retal de tela, o una servilleta que ya tengas. Es importante que sea ligera, para enganchar el hilo con facilidad,
-hilo y ganchillo finos, del número 1.

Cuanto más fino sea el hilo, más bonita quedará la puntilla.



Corta la tela del tamaño deseado o usa una servilleta que ya tengas.

Para comenzar tienes dos opciones como primer paso: tejer puntos bajos alrededor de todo el perímetr. El trabajo queda más pulido, sobre todo cuando la tela es delicada.

Cuando tengas todas las cadenetas, corta el hilo y únelas a la tela mediante puntos bajos. Debes clavar el ganchillo en cada una de las cadenetas.

Después, haz media vareta, una cadeneta, saltanto un punto de la vuelta anterior. Quedará como un pasacintas.

A continuación, haz dos puntos bajos en cada uno de los huecos de la vuelta anterior para dar más cuerpo a la puntilla.

El último paso es la puntilla propiamente dicha. Sigue el gráfico de abajo.


¿Te gusta tejer puntillas? Me encantará ver tu trabajo.

Gracias por tu visita.

NOTA: Recuerda aumentar dos puntos las esquinas para evitar que el tejido se rice y estropee la labor. 

jueves, 12 de mayo de 2016

Frasco decorado con ganchillo

Un frasco de vidrio puede ser un detalle decorativo con un toque de ganchillo. Si lo usas con tapadera puede servir para guardar caramelos, sales de baño o cualquier otra cosa que se te ocurra. También sirve como portavelas para dar un ambiente acogedor.



Materiales necesarios
-hilo y ganchillo del mismo grosor. La cantidad variará en función del tamaño del frasco.

Comenzamos con un número de cadenetas necesarias para rodear el frasco, teniendo en cuenta que debe ser mútiplo de cinco más tres y tejes siguiendo el gráfico hasta alcanzar la altura deseada. Cuando acabes esta parte, cose los extremos.

Fuente original: Sandra Pontos


En la base, teje dos vueltas en punto bajo. En la parte superior, teje una vuelta en punto bajo. La siguiente vuelta, una vareta, una cadeneta, salta un punto de la vuelta anterior y en el siguiente, una vareta. Repite en toda la vuelta. Así tendrás un pasacintas para ajusta el tejido al frasco.

Puedes acabar con una puntilla: un punto bajo; salta tres puntos; en el siguiente, una vareta, un piquito (tres cadenetas unidas en la primera cadeneta), repetir hasta tener ocho varetas. Repite en toda la vuelta.

Por último, haz un cordón, lo pasas por el tejido y se ajusta al frasco.

Gracias por tu visita.

martes, 10 de mayo de 2016

Cesta naranja de ganchillo

Una cesta de ganchillo aporta un toque diferente a cualquier rincón de la casa y es muy útil para guardar tus pequeños tesoros, como ovillos o muestras de tejido.

Para que quede rígida, debes endurecerla con agua y azúcar, almidón o alkyl (látex). Yo suelo usar agua y azúcar. Es un método económico y fácil.



Para tejer una cesta como la de la fotografía necesitarás los siguientes materiales:
-un recipiente cilíndrico de 16 centímetros de plástico como molde,
-hilo de algodón y aguja del mismo grosor,
-marcador de vueltas y tijeras.



Patrón
1. Anillo mágico de 12 varetas. Coloca el marcador de vueltas para saber dónde comienza y acaba cada una de ellas.
2. Un aumento en todas las vueltas.
3. Una vareta, un aumento.
4. Dos varetas, un aumento.
5. Tres varetas, un aumento.
6. Cuatro varetas, un aumento.
7. Cinco varetas, un aumento.
A partir de ahora, la cesta se teje sin aumentos.
8. Una vuelta de varetas.
9. Una vuelta de puntos bajos.
10. Una vuelta de punto cruzado: salta un punto de la vuelta anterior, en el siguiente punto haz un punto bajo, haz otro punto bajo en el punto que habías saltado. Repite en toda la vuelta.
11. Una vuelta de puntos bajos.
12. Un punto bajo, tres cadenetas, salta tres puntos y en el siguiente, un punto bajo. Repite en toda la vuelta. Se forman unos arcos que nos servirán para la vuelta siguiente.
13. En el primer arco teje un punto bajo. En el siguiente, seis varetas. Repite en toda la vuelta.
14. Una vareta en el punto bajo de la vuelta anterior, seis cadenetas, una vareta. Repite en toda la vuelta.
Repite desde la vuelta número 9 hasta alcanzar la altura deseada.

Cuando hayas terminado de tejer, sumerge el tejido en medio vaso de agua con dos cucharadas soperas de azúcar bien disueltas. Empapa bien el tejido y colócalo sobre el recipiente para darle forma. Deja secar. Una vez seco, desmolda y la cesta estará lista para lucir en cualquier lugar de tu casa.

Si usas otro material para endurecer la labor, sigue las instrucciones del producto.

Gracias por tu visita.






lunes, 2 de mayo de 2016

Bolso de mano rosa y verde con flecos

Si tienes algún acto familiar próximamente y no sabes qué bolso llevar, quizás esta idea te guste. Se trata de un bolso en color verde y rosa con flecos.

Normalmente, hago el bolso y luego le coso la cremallera, pero hoy he querido probar un pequeño cambio: tejer directamente sobre la cremallera y continuar tejiendo. Tiene la ventaja de acelerar el proceso, y si usas un punto tupido, el forro es prescindible.



Los materiales necesarios son los siguientes:
- cremallera verde de 20 centímetros,
-hilo rosa, verde y amarillo muy fino (mezclado con  hilos de plata tendrá un toque festivo),
-ganchillo del número 1,5,
-mosquetón de bisutería,
-cadena,
-marcador de vueltas (opcional),
-tela para el forro (opcional).

Comienzas a tejer el bolso con un bordado directamente sobre la cremallera, usando un hilo del mismo color. Cuando tengas el bordado alrededor de toda la cremallera, empiezas a tejer dos vueltas en punto bajo, tomando solo solo la hebra delantera.



A partir de la tercera vuelta, teje en punto cesto hasta alcanzar los 16 centímetros de altura, cambiando de color cada vez que terminamos una vuelta. En este enlace, puedes ver cómo se hace el punto cesto.

Como puedes observar en la fotografía he incluido una línea de color amarillo, en las vueltas 15 y 58.

Teje un aro con diez cadenetas (se puede sustituir por un aro metálico), cose el borde inferior y añade unos flecos de 4 centímetros, combinando los colores del bolso. En este tutorial puedes ver cómo hacer flecos. Por último, engancha la cadena y ya tienes tu bolso.

NOTA: El punto cesto queda bastante tupido y se puede prescindir del forro, aunque yo siempre recomiendo ponerlo, así el bolso tiene más cuerpo y evitamos que se enganchen en el hilo objetos como las llaves.

Graciais por la visita.