Translate

jueves, 28 de julio de 2016

Puntilla para capazo

Los capazos son para el verano. Puedes encontrarlos de todas las formas y colores, con decoraciones complejas o sencillas, con un toque romántico o atrevido. Todo vale. Pero si quieres tener un capazo personalizado, una puntilla de ganchillo le dará ese toque diferente. Elige el color de tu gusto y ¡a tejer!























Para la primera decoración de mi capazo veraniego, he elegido una puntilla tejida con hilo matizado finito en color naranja (para un ganchillo del número 1, 5). Haz las cadenetas necesarias para rodear la boquilla del capazo, teniendo en cuenta que sea múltiplo de 12 más uno y sigue el gráfico de abajo. Si deseas que sea un poco más larga, añade al principio dos vueltas de puntos altos o varetas.



Añade dos vueltas al principio de puntos altos o varetas para alargar un poco la puntilla

Cuando tengas terminada la puntilla, cósela al capazo. Puedes coser más de una puntilla o un mandala en el centro, según te inspire tu imaginación.

Gracias por tu visita.

lunes, 25 de julio de 2016

Tejer fue un código secreto en la Segunda Guerra Mundial

La historia del tejido es tan larga que ofrece posibilidades inimaginables y un montón de curiosidades. Una de las que más me ha llamado la atención es su uso como código secreto. Los diferentes puntos se convierten en mensajes cifrados. ¿Te suena raro? ¿Increíble? ¿Una chaladura? Pues no lo es. Aquí te explico brevemente  cómo se utilizó hace 71 años.

Durante la Segunda Guerra Mundial la Oficina de Censura Británica prohibió cualquier cosa que pudiera ser usada para transmitir mensajes secretos a través del correo postal. La prohibición abarcaba jugadas de ajedrez,  informes escolares, y... patrones para tejer.

Los autores John Lloyd, John Mitchinson y James Harkin en 1,339 QI Facts to Make Your Jaw Drop recogen datos curiosos sobre temas diferentes entre los que se encuentran la mencionada prohibición. Puede parecer una ley absurda; sin embargo, cualquier medida para entorpecer las maniobras del enemigo y vencerlo era bienvenida.

Por otra parte, se sabe que la resistencia belga reclutó mujeres mayores, cuyas viviendas tenían ventanas a las vías del tren. Las mujeres se sentaban frente a sus ventabas y tejían diferentes puntos dependiendo de la clase de tren que pasaba. De esta forma la resistencia podía conocer los movimientos de logística del enemigo y sabotearlos. 

Lloyd, Mitchinson y Harkin sugieren que la idea podría proceder de la novela de Dickens Historia de dos ciudades. En la novela, la señora Defarge teje los nombres de los condenados a la guillotina. 

Pero tejer también fue importante en la Segunda Guerra Mundial por otro motivo: se convirtió en una actividad patriótica . El gobierno británico alentó  a la población a tejer prendas esenciales para las tropas. El lema era "Si puede hacer punto, puede contribuir". Las campañas de recogida de agujas, ovillos y prendas tejidas eran continuas. Se pedía sobre todo hilo y prendas de color verde caqui, azul marino y gris para coordinarse con los colores de los uniformes.

Cartel para animar a las tejedoras


Como veis, solo he encontrado información del tejido a dos agujas como código secreto, de tejer a ganchillo no he localizado información, aunque prometo buscar y si hay algo al respecto, os lo haré saber.

Gracias por tu visita.

jueves, 21 de julio de 2016

Aplique octogonal de ganchillo

Hou os muestro un trabajo rápido y sencillo para tejer en un momento: un aplique octogonal. Necesitarás un poco de hilo y ganchillo del mismo grosor.

Si lo usas para adornar un capazo o para tejer una manta, es mejor un hilo muy fino. Con un hilo de grosor medio quedará muy bien como posavasos. En cambio, con trapillo tendrás un salvamanteles muy bonito, tanto si lo tejes todo del mismo color como si lo cambias en cada vuelta.

El aplique de la foto está tejido con un hilo muy fino, para un ganchillo del número 1.

El aplique mide siete centímetros de lado a lado

Patrón

1. Ocho cadenetas, cerradas con un punto deslizado.
2. Dentro del círculo que se ha formado, tejer tres cadenetas como primera vareta, una vareta, cinco cadenetas, dos varetas unidas juntas, cinco cadenetas, así hasta tener ocho grupos de varetas. En la última serie de cadenetas, cerrar la vuelta con dos cadenetas y una vareta.
3. Seis cadenetas enlazadas en la tercera cadeneta de la vuelta anterior. Repetir en toda la vuelta hasta tener ocho arcos.
4. Tejer dentro de cada arco tres varetas cerradas juntas, tres cadenetas, un piquito (tres cadenetas cerradas en la primera con un punto deslizado), tres cadenetas, tres varetas cerradas juntas.

Gracias por tu visita.

lunes, 18 de julio de 2016

Bolso de mano tapestry

¿Te apetece un bolso con un toque desenfadado para los días de verano? Con la técnica tapestry (literalmente tapiz) puedes conseguirlo. Esta técnica consiste en tejer combinando colores para conseguir cualquier tipo de dibujo, geométrico o figurativo. Puede ser tan complejo como quieras, usando un mínimo de dos colores. 

Yo había hecho mis pinitos con esta técnica para algunas cestas de trapillo, hasta hoy que me he decidido a tejer un bolso de mano. Mide 29, 5 x 17, 5 centímetros.

El bolso mide 29, 5 x 17, 5 centímetros


Si quieres tejer uno como el de la fotografía necesitarás los siguientes materiales:
-hilo azul marino y blanco (puedes cambiar los colores a tu gusto),
-ganchillo del mismo grosor o medio número menos (yo he usado uno del 2,5), 
-marcador de vueltas,
-cremallera, 
-tela para el forro, aguja e hilo de coser,
-herrajes para bolsos,
-cinta de nailon para la pulsera.

Patrón
Se teje por completo en punto bajo.

1. En color azul, teje 55 cadenetas.
2. Punto bajo en toda la vuelta. Sigue tejiendo en redondo en toda la vuelta para evitar costuras, según el gráfico. 
Añadir leyenda
3. Con un marcador de vueltas, señala el inicio de cada vuelta. Teje 3 vueltas más en color azul.
4. Cambia de color. Una vuelta en color blanco. Para ver cómo se realiza un cambio de color pincha aquí.
5. Cambia de color. Una vuelta en color azul.
6. Cambia de color. Una vuelta en color blanco.
7. Cambia de color. 11 vueltas en color azul.
8. El dibujo puede quedar centrado o en un lado. Para centrarlo, haz 16 puntos y a partir del 17 cambia de color según el gráfico, para tener la raspa de pescado.

Añadir leyenda

9. Cuando hayas terminado de tejer el pescado, haz 11 vueltas en color azul.
10. Una vuelta en color blanco.
11. Una vuelta en color azul.
12. Una vuelta en color blanco.
13. Dos vueltas en color azul.

Ya has terminado la parte del tejido. Ahora mide con cuidado y corta y cose el forro. Cose la cremallera.

Cose la argolla al tejido (puede variar en función del tipo de argolla que uses). Cose el forro al bolso (esta parte siempre la hago a mano, con puntadas pequeñitas). Une la cinta de nailon al mosquetón engánchala a la argolla y ya tienes tu bolso.

Gracias por tu visita. 



 







lunes, 4 de julio de 2016

Vacaciones

Estoy de vacaciones. Nos vemos en unas semanas.




Disfrutad del verano y seguid tejiendo.