Translate

jueves, 29 de diciembre de 2016

Resumen ganchillero: lo más leído en 2016

Otro fin de año se acerca. ¡Cuántas cosas han pasado! Muchas prendas tejidas y muchos comentarios por vuestra parte. Leer las cosas tan bonitas me anima a seguir tejiendo y escribiendo este blog, que comenzó como una sugerencia de una amiga y ha ido creciendo poquito a poco.

Como he hecho desde el inicio del blog, cuando llega la Navidad,  hago un repaso de lo más leído. Durante sus dos primeros años de vida, la lista de lo que más os ha gustado apenas ha variado. Eso me hizo pensar que o era muy bueno lo que había escrito y tejido en esos dos años o que no había hecho nada interesante. Pero a mediados de este año se han producido interesantes movimientos en el ránking. Lo más interesante de este cambio es que todos los posts se han escrito este mismo año y han tenido una gran acogida en poco tiempo.

La clasificación de los más leído este año queda así:

1. Cosas que nadie me dijo cuando comencé a tejer

Hasta la fecha, es el post más leído. El mundo tecnológico facilita el autoaprendizaje y compartir con facilidad otras técnicas y dudas, pero muchas de nosotras comenzamos a tejer de la mano de nuestras abuelas o madres, cuando internet no existía, y lo hicimos de tal forma que pensamos que solo había una forma de agarrar las agujas. Sin embargo, hoy sabemos que se puede tejer de otra manera y el trabajo es igual de bonito.

Y este es solo un pequeño ejemplo. La conclusión más importante de este post es que hay que acercarse al mundo del tejido con ilusión y paciencia, porque no se aprende en una hora y conocer algunos "truquillos" ayuda mucho.

Por otra parte, vuestros comentarios, bien a través del blog bien por mensaje privado, fueron estupendos.



2. Cómo enfadar a una ganchillera

Comentarios más o menos malintencionados. Todas las tejedoras y todos los tejedores los hemos oído alguna vez, o muchas veces. "Somos raros, tienes mucha, qué cansado...". No tenemos que jusitficarnos. Nos gusta tejer y punto. En este post recojo algunas de las frases que he oído a lo largo de los años.

3.¿Qué dice tu ganchillo sobre ti?

Este post está muy relacionado con el anterior. Porque hay comentarios generales y luego están los comentarios específicos cada vez que te ven tejer alguna cosa. No importa lo mucho que te conozcan. Parece que siempre están pensando en qué decir. Lo importante es tu actitud y las respuestas que des, si es que quieres darlas. Lo importante es tejer lo que te gusta. ¿No crees?


Estas han sido las entradas más exitosas del año. Gracias por vuestros comentarios y apoyo durante estos 365 días. Nos vemos el año que viene.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Bufanda roja de ganchillo y punto.

Como decía en el post anterior, estos días de frío he tejido dos bufandas diferentes. Hoy os muestro la segunda. Se trata de una combinación de ganchillo y dos agujas. Es ideal para los momentos en los que no quieres complicarte demasiado con el patrón, pero a la vez apetece darle un pequeño toque a tus complemetos.



Los materiales necesarios son tres ovillos de lana para unas agujas del 3, 5 y un ganchillo del mismo número.

Comenzamos montado 90 puntos. Parecen muchos para una bufanda; sin embargo, el punto elástico doble encoge bastante. A cambio, tendréis una bufanda muy, muy calentita. Tejemos dos puntos del derecho y dos del revés hasta tener una longitud de un metro. Luego tejemos otras dos piezas con el mismo número de puntos iniciales y siete centímetros de longitud.

Las flores de ganchillo se hacen tejiendo 16 puntos bajos en un anillo mágico. Hacemos tres varetas cerradas a la vez, tres cadenetas, tres varetas cerradas a la vez  en el mismo punto. Cinco cadenetas. Saltamos un punto de la vuelta anterior y repetimos tres veces más. Tejemos en total ocho flores.



Cosemos cuatro flores por los laterales y una vez cosidos, las unimos a la bufanda y le añadimos una de las pequeñas piezas que teníamos. Repetimos los mismo pasos en el otro extremo de la bufanda.

De forma opcional, se pueden añadir unos flecos, pero se necesitará un ovillo más.

Espero que hayáis disfrutado con este patrón y os animéis a tejer esta bufanda tan calentita. 

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Cuello de ganchillo color fucsia en punto jazmín

El frío y la lluvia de esta última semana me ha inspirado para tejer un par de bufandas muy abrigaditas. Y en colores intensos para iluminar los días invernales.

La primera de las bufandas es  en realidad un cuello en color fucsia, muy rápido de tejer. Solo necesitarás un ovillo de 100 gramos de lana para un ganchillo del 3,5 (sobrará).

Se puede tejer de forma circular y nos evitamos costuras o lineal y coser después los lados. Yo he elegido la primera opción.



Comenzamos montando 110 cadenetas y unimos los dos extremos mediante un punto deslizado. Hacemos una cadeneta y seguimos tejiendo toda la vuelta con puntos bajos. Marcar el inicio de vuelta con un marcador. En la siguiente vuelta tejemos tres cadenetas y seguimos tejiendo en punto jazmín. El tutorial para este punto lo tenéis pinchando AQUÍ, con una pequeña diferencia: en el tutorial se teje el punto jazmín con varetas sin cerrar y el cuello de la fotografía se teje pasando tres veces la hebra como si hiciésemos un punto piña.

Tejemos hasta tener 19 centímetros (24 vueltas). Finalizamos nuestro cuello con una vuelta en punto cangrejoen los dos bordes. El punto cangrejo se teje igual que el punto bajo pero hacia atrás, es decir, si normalmente tejemos de derecha a izquerda, para el punto cangrejo tejemos de izquierda a derecha.

Escondemos en el tejido los cabos que hayan quedado y ya tienes tu cuello para disfrutar en los días más fríos.