Translate

lunes, 6 de febrero de 2017

Cuello de crochet para protegernos de frío

Este invierno, con el frío que tenemos, la prenda estrella son las bufandas y los cuellos. Y si lo que quieres es darle un toque de originalidad, nada mejor mezclar diferentes puntos.

Cuello de crochet muy abrigadito
Para tejer un cuello como el de la fotografía, necesitarás:
-Un ovillo de de lana de 100 gramos (sobrará) con mezcla de acrílico algo grueso, para una aguja del número 5 (esto es opcional, el grosor de la lana puede ser mayor o menor).
-Aguja adecuada para la lana.
-Marcador de vueltas.
-Tijeras.



Empezamos a tejer:
1. Se montan 100 cadenetas (o 90 para que ajuste más al cuello).
2.  Toda la vuelta en punto bajo.
3.  Unid los dos extremos para tejer en redondo  y evitando que el tejido se gire.
4. Toda la vuelta en punto bajo cruzado, es decir, enlaza un punto bajo dejando libre el punto de la vuelta anterior y el siguiente punto se enlaza en el punto que ha quedado libre, como si hicieseis una cruz.
5. Una vuelta en punto bajo, pero enlazando el punto solo en la parte de atrás. Si os fijáis, cada vez que hacéis un punto se forma un aro, con una hebra más cercana a la persona que teje y otra en la parte trasera. Enlaza el punto en la hebra trasera.
6. Una vuelta en punto bajo cruzado enlazando el punto en la hebra trasera.
7. Una vuelta en punto bajo enlazando el punto en la hebra trasera.
8-9. Dos vueltas en punto jazmín.
10. Repite las vueltas 3 hasta 7.
11. Dos vueltas en punto jazmín.
12. Repite las vueltas 3 hasta 7.
13. Acaba la labor con una vuelta de punto deslizado para los bordes.

Espero que os haya gustado. Saludos y ¡feliz crochet!